#Cuba: La impresora de cintas y la Televisión Cubana, dos elementos que se repelen…

Publicado: 22 diciembre, 2010 en Cuba
Etiquetas:, , ,

Por Carlos Alberto Pérez Benítez

Lo que más adoro de los blogs es que uno escribe lo que se le ocurre y como se le venga en ganas, de ahí el tema de hoy. Lo digo porque en mi caso particular detesto la censura, aunque según “algunos expertos” a veces “por motivos de mayor importancia esta es necesaria”. Yo revolucionariamente, disiento.
Pero no es la censura el tema que traen mis letras de hoy, más bien se trata de un “detalle” que pudiera parecer insignificante para algunos, más no funciona así ante mi mirada crítica-constructiva, la que me inspira casi siempre a reflexionar sobre cosas que vivo o me rodean.
En este caso específico me referiré a la ambientación sonora del Sistema Informativo de la TV Cubana, o pudiera también decirse a las normativas que se adoptan en Cuba durante la transmisión en vivo de revistas matutinas y noticieros (en la tarde y noche), espacios donde confluyen diariamente millones de cubanos  e incluso extranjeros a través de la señales de Cubavisión, TeleRebelde, Cubavisión Internacional e Internet.

Y no es que yo ahora venga a dar lecciones de cómo producir televisión ni mucho menos esté intentando dictar conferencias sobre políticas de publicación e intereses informativos para este medio, no es ese el punto. Como ya dije anteriormente, el “detalle” al que me quiero referir es algo que vengo notando con determinada peculiaridad desde hace varios años, y a estas alturas del 2010 aún no ha sido corregido. Me refiero al incesante chirriar de impresoras de cintas durante la emisión “en vivo” de los espacios informativos de nuestra Televisión Cubana.
Es válido reconocer que si bien las impresoras de cintas fueron en su momento una verdadera revolución de la Era Gutenberg en la informática moderna, las tecnologías de “impresión a chorros” y “rayos láser”  han dejado muy atrás la etapa de las cintas en gran parte del mundo. En la lista se me ocurre incluir a nuestro país, donde a pesar de las conocidas limitaciones económicas se ha trabajado notablemente en la actualización de las plataformas informáticas y sus accesorios, especialmente el Sector Estatal, el que ha sido priorizado y mayormente beneficiado en este asunto.

Ahora bien, conociendo esto y seguro de que el Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT) no es de los que más adolece la falta de  tecnología en Cuba, lo que sí me queda claro es que el incesante chirrido de este arcaico aparato de impresión durante la transmisión “en vivo” de los diferentes espacios informativos de la Televisión Cubana resulta a  mi modo de ver un hecho irresponsablemente insensato, y hasta pudiera decirse también, inconcebible. Eso por un parte, la otra es que comunicativamente este fenómeno logra en algunos televidentes reacciones de molestia y desconcierto, creando sin necesidad alguna un contraproducente “ruido” en la comunicación que se establece entre comunicadores y receptores, un punto que conduce inevitablemente al desvío de atención sobre el mensaje que se trasmite.

En mi opinión personal, me parece que nuestra televisión no debería darse el lujo de cometer errores tan fácilmente evitables como estos. Si es que por determinadas razones en el mismísimo Estudio de TV donde se trasmite para Cuba y el mundo, no se cuenta aún con las cómodas y discretas impresoras a color que muchos conocemos, ¿porqué no tomar medidas preventivas que eviten tan desagradable sonido mientras se trasmiten estos espacios televisivos?

Puedo asegurar que en reiteradas ocasiones he podido escuchar el descontento de los televidentes respecto a este tema, o a quienes deliberadamente reprochan por errores como estos lo que con tanto amor y esfuerzo se realiza cada día para mantener a nuestro pueblo constantemente informado.

¿Pero quién responde por este cuestionado lapsus  televisivo? ¿Es que existe insuficiente capacidad tecnológica en el ICRT o insuficiente capacidad humana? ¿Acaso resulta que las impresoras modernas están solamente ubicadas en despachos de jefes y directivos de esta institución? ¿Será que se estará tratando de enviar algún mensaje cifrado a través del rechinar constante de una impresora de cintas? La verdad es que esta última interrogante a mí me deja en la duda.

Lo cierto es que respuestas para estas incógnitas no tengo ninguna, y me tranquiliza en gran medida no ser quien tenga que responder a ellas en determinado momento. Pero si algo me queda bien incómodo en esta historia, ya sea por descuido, por falta de perspicacia o de la propia tecnología, es la preocupación de muchos sobre el efecto negativo que provoca el andar y desandar por Cuba y el mundo a través de nuestra TV de la ruidosa y torturadora impresora del Sistema Informativo de la Televisión Cubana. Un efecto que si al menos por ahora no puede ser solucionado, pudiera ser combatido con el sencillo accionar de un botón mientras se encuentre “al aire” una transmisión televisiva.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s