La Chiringa de Cuba y la necesaria empatía por Los Cinco

Publicado: 6 junio, 2012 en Cuba
Etiquetas:, , , , , , ,
La Chiringa de Cuba junto a La Joven Cuba (Osmany Sánchez, Roberto Peralo y Harold Cárdenas

La Chiringa de Cuba junto a La Joven Cuba (Osmany Sánchez, Roberto Peralo y Harold Cárdenas

Harold, ayer cuando me pediste mi criterio sobre tu más reciente reflexión, me llamó mucho la atención la sentida manera como lo hiciste, así que ipso facto corrí hacia La joven Cuba ansioso por desentrañar las claves de lo que me comentabas. Desgraciadamente por irresponsabilidad del Ministerio de la Informática y las Comunicaciones, del acaudalado monopolio cubano ETECSA, así como de algunos individuos que creen saber qué es lo que nos conviene a los millones de cubanos que quedamos detrás del muro, debido a la precaria velocidad de Internet a la que me conecto desde mi centro laboral, después de las 9 de la mañana me resulta prácticamente imposible acceder a la plataforma de blogs gratuitos http://www.wordpress.com, así que lo que comenzó por ser todo un intento de carrera a toda velocidad sobre la web 2.0, terminó por ser en cuestión de minutos otro pérfido fracaso debido a la obsoleta tecnología a la que nos tienen relegados nuestros propios deudores.

Pero una petición como esa no podía quedar a la espera de un incierto mañana, así que una vez más decidí quedarme ayer a deshoras en la oficina para entre otras cosas que tenía pendiente actualizar un vez mejorara la navegación por la web, finalmente acceder a tu bitácora en busca del casi inalcanzable texto.

Sobre tu propuesta, te confieso que de lo mucho que leo a diario en Internet, muy poco tiene que ver con el importantísimo tema de los Cinco Héroes de Cuba, pues como bien dices, la mala estrategia comunicacional impuesta por nuestros medios nacionales ha resultado ser una contraproducente arma de doble filo, la misma que para mayor desgracia a quienes más afecta es a los supuestamente beneficiados de toda esta historia.

Pero una vez leído tu texto, imperdonable sería no implicarse o simplemente desconocer la naturaleza de tus reflexiones. Hacer caso omiso o apartar a un lado la mirada sería como consentir el mayor de los delitos, e igual efecto tendría leer tu post y darle la misma importancia que al mejor de los artículos de Granma, es decir, ninguna. Y esa culpa Harold, digan lo que digan, la tiene ese grupo de comunicadores de salarios fijos que sin más incentivos que el “deber de cumplir con la Patria”, se encargan de planificar esas fatídicas estrategias comunicativas en favor de Los Cinco, maniobras que lejos de crear un efecto de impacto retroactivo en el receptor del mensaje, termina como boomerang que se pierde en el ineficaz intento de una supuesta “batalla ganada”.

El tema que tan bien expones resulta una constante preocupación para muchos cubanos que veo en las calles y en las paradas de ómnibus, en las colas de la bodega, en el cine o el teatro. Resulta inquietante además, que a pesar de haber sido torturados durante tantos años ya sea tanto política como mediáticamente con un tema como este, miles de niños y jóvenes de este país hoy no sepan recordar de memoria los cinco nombres más difundidos en Cuba durante los últimos trece años de Revolución, cuando sin embargo, tararean de inicio a fin las más largas y complicadas líricas de cualquier tema de reggaetón cubano. Te agradezco tu sincera reflexión, pues tanto a LJC como a los asiduos lectores de “La Chiringa de Cuba”, seguramente les será de provechosa lectura un análisis tan aterrizado y desenfadado desde esa posición de joven revolucionario que asumes. Se te agradece además porque al parecer es a nosotros, los blogueros cubanos, los que tenemos el inmenso reto y la responsabilidad de sabernos mucho más originales que nuestra prensa nacional en la tarea de arrancar apatías y llevar esa necesaria empatía a millones de ciudadanos cubanos y del mundo. Los mismos que día a día se diluyen en temas tan poco trascendentales y que finalmente terminan por nunca cobrar consciencia de temas tan medulares como este, en aras de ese mundo mejor que muchos sabemos posible.

No intentaré siquiera superar el debate sobre el tema, pues tu reflexión no pudo escribirse de mejor manera. Dejo entonces en favor de tu voluntad copia y constancia de cada una de tus letras en este Post, confiando en que este impulso arranque de una vez y por todas cada pizca de apatía que pueda existir en nuestros corazones. Labremos entonces el camino hacia una nueva justica por los cinco que tanto se necesita; la de esa merecida empatía que le debemos a quienes han sido ejemplo de coraje y valentía junto a todo nuestro pueblo.

Carlos Alberto Pérez
La Chiringa de Cuba

Los Cinco y yo: de la apatía a la empatía

Por: Harold Cárdenas Lema, tomado de La Joven Cuba

Si esperas encontrar en este texto una apología sobre el tema, te recomiendo ocupar tu tiempo en otra cosa. No pienso contar la realidad que algunos quisieran escuchar, ni enumerar hechos falseados como hacen otros, te contaré cómo me impliqué en el regreso de los Cinco a Cuba, y no fue gracias a nuestra prensa o campaña política, más bien a pesar de ellas.

Recuerdo la primera vez que escuché años atrás sobre el caso de los Cinco, con cierto atraso llegamos a conocer sobre el tema, y mi opinión inicial no fue la mejor. Terminaba la adolescencia con la impresión de que los cubanos vivíamos de una campaña política en otra sin centrarnos en el más importante reclamo de todos: el cese del bloqueo. El tiempo me demostraría que aunque mi lógica no era del todo incorrecta, era un tanto egoísta esa posición.

Al inicio ignoré el caso, solo había escuchado que debido a una metedura de pata nuestra los yanquis habían aprovechado y encarcelaron a varios agentes cubanos en los Estados Unidos. No fue hasta mi ingreso a la universidad que me interesé y profundizando en el tema descubrí que había más tela por donde cortar. Mi opinión fue cambiando paulatinamente, Sócrates tenía razón después de todo: solo si se sabe, se puede divisar el bien.

¿Quién me puede culpar por mi ignorancia voluntaria sobre los Cinco? Era la respuesta natural después de ver tantos spots televisivos de pésima factura y muy mal gusto, que en vez de incorporar gente a la causa las alejan sistemáticamente. Los culpables de esto son aquellos encargados de hacer llegar el mensaje a las personas.

Quisiera conocer al equipo de comunicadores sociales que están detrás de esto, porque los símbolos y las imágenes que se muestran propician más la apatía que la empatía. Si alguien me pregunta, en vez de transmitir la idea de que los Cinco son héroes, que lo son, debíamos humanizar más el mensaje y llamarlos hombres o simplemente cubanos. Las personas tenemos más inclinación de apoyar alguien con quien nos identificamos, como nosotros y con nuestras mismas características, que a figuras enaltecidas que de tanto alzarlas, se nos hacen cada vez más lejanas.

Esta imagen se convierte en algo caricaturesco difícil de creer, porque la apología siempre provoca la desconfianza, y de repente, si inflamos mucho el globo se nos puede reventar en las manos. Los Cinco me recuerdan un tanto a José Martí, se les ha utilizado en ocasiones y se han hecho cosas en su nombre, con las que estoy seguro nunca estarían de acuerdo.

Por otra parte, si tuviéramos que hablar de héroes, conozco a once millones de cubanos que también servirían de modelo a seguir, por haber apoyado la utopía socialista durante más de medio siglo, opuestos a la nación más poderosa del mundo. Bien vale la pena hacerles un spot, pero por favor, que los realizadores no sean los mismos que hacen los anuncios de bien público en la TV cubana, si ese es el caso mejor ni se esfuercen.

La apatía sobre los Cinco se me terminó el día que un amigo me contó un par de hechos sobre el caso que desmienten cualquier calificativo negativo en su contra, no obstante, tampoco se trata de ideologías ni de tecnicismos, sino de sentido común y empatía, los apoyo porque su labor estaba motivada por el altruismo, y en su lugar hubiera podido estar cualquier cubano.

Evitar actos terroristas en mi país es una labor honrosa que nos beneficia a todos, tanto al que apoya a su causa como al que no, hasta eso hay, están lejos de sus familias y encarcelados cuatro de ellos por defender a los revolucionarios y a los que no lo son, a todos los cubanos, por tanto su defensa no se trata de ideologías.
En los Estados Unidos existen series televisivas y películas que por irreales que sean, terminan por identificar a buena parte de la población mundial con las causas que plantean, ya sea la llamada “guerra contra el terrorismo” o la “búsqueda de la democracia” en países del sur. Acá tenemos la ventaja de que nuestros planteamientos son justos y sinceros, pero la desventaja de ser tremendamente ineficientes en transmitir estas ideas al pueblo.

Apoyo a los Cinco pese a mi prensa, pese a las pancartas que veo por doquier y pese a la aversión que me provocan la mayoría de los mensajes creados. Hay que reconocer que existen programas y spots muy buenos, valga mencionar a La Colmenita con su obra Abracadabra y algún que otro documental de buena factura, pero en los medios abundan la consigna y la repetición automática, por más que mi presidente se empeñe en cambiar esta realidad.

Agradezco infinitamente a La Joven Cuba haberme brindado la
posibilidad de comunicarme con algunos de los Cinco, por ayudarme a desmitificar y desempolvar esa caricatura que me habían dado de ellos y comprender que son cubanos que no han perdido el contacto con su realidad y tienen un carácter verdaderamente revolucionario. Cuando Gerardo me cuenta que Cuba tiene luces y sombras noto un pensamiento crítico muy comprometido con el futuro de su nación, cuando René escribe en La Joven Cuba se le ve como una persona que sabe escuchar al otro, alejado de la intolerancia disfrazada de intransigencia que practican otros por ahí.

Ha sido un inmenso placer y tranquilidad para mí escucharlos de primera mano, lejos de los grandes escenarios donde se leen sus cartas, de los espacios estereotipados de siempre donde el pensamiento conservador y conformista se viste de revolucionario, lejos del pálpito y cerca de mí en el público, así tuve que verlos para conocerlos realmente. Prefiero ver a los Cinco en dirección horizontal, como cubanos que se juegan su vida a favor de un país empeñado en ser cada día más eficiente, nunca más los vuelvo a ver en esa imagen vertical y edulcorada que se da de ellos, esos no son los Cinco, ellos son reales y comparten nuestro destino, por tanto, su regreso a Cuba es nuestra propia lucha.

La apatía que existía en mí ya murió, ahora solo queda la empatía y el afán de luchar por su regreso, acá necesitamos más cubanos que vean los matices de este país, que enfrenten al pensamiento esquemático que siempre tratará de imponerse. Lucho para que regresen los cinco hombres que están alejados de sus familias injustamente, los cinco cubanos que tanto bien podrían hacer acá, regresen y busquemos juntos el cese del bloqueo, para tener el país que nos merecemos todos nosotros.

Aprovecho un blog para transmitir este mensaje, los grandes medios tradicionales nunca publicarían la mitad de lo que he dicho aquí, ni los cubanos ni los extranjeros, la apología nunca se me ha dado bien y la crítica francotiradora tampoco. Solo me queda pedirles que apoyen esta causa que aunque pueda parecer manida, es justa, yo transité el camino de la apatía a la empatía, ahora hagamos posible que esto ocurra en todos aquellos que aún permanecen al margen, los Cinco nos necesitan….y nosotros a ellos.

comentarios
  1. Victor dice:

    Saludos Carlos Alberto. De acuerdo con lo que pones y por supuesto con el enfoque de Harold, me identifico completamente con ambos.

    Solo añadir que este fenómeno de los medios no es particular de la campaña para los cinco, es aplicable a todas las temáticas de naturaleza política que se tratan en la actualidad. Harold dice que hay que reconocer que hay mejoría, pero realmente yo no lo veo así, al menos hasta ahora. Por el contrario, cada vez son mas las cosas novedosas y genuinamente revolucionarias que veo al margen de los medios oficiales, como si se tratara de dos paises distintos. Desafortunadamente la mayoría de la gente no conoce Internet o los blogs, y cuando tratas de hablar de lo que dijo LaChiringa o LJC, te mirán con cara de “este tipo está quemao’”…así las cosas….

    Esperemos que los decisores correspondientes estén leyendo y asimilando todas estas críticas. Yo quiero creer que sí. Solo por si acaso espero sentado o acostado. ;)

    Saludos nuevamente.
    V

  2. El Topo dice:

    Creo que hace rato están demostrando que son mas creativos que la prensa oficial

  3. willy dice:

    jajajajajajajaj, cosas interesantes y estupidas al mismo tiempo , INTERESANTES porque todo buen sentimiento hacia cualquier persona ,sean el numero que sea , 1.2.3.4. 10000000 etc es algo digno de admirar , y estupidas al decir que los cubanos nesecitamos de estos cinco , como si fueran los unicos cuando antes de estos cincos hay miles de cubanos que aman a su patria y son taponeados por el regimen castristas , estos cinco si regresan algun dia no seran taponeados de igual manera porque ellos por supuesto son parte de esa dictadura , ellos defienden a esa dictadura y el hecho de que uno de ellos te haya dicho que cuba tiene luces y sombras ,no es nada revelador pues miles de cubanos lo han dicho antes , eso lo han dicho hasta los propios dictadores castristas y qué??? y como siempre el adoctrinamiento , LA CULPA LA TIENE EL BLOQUEO , jajajaja cubanos hasta cuando caballeros de tanta estupides ,el bloqueo sea bueno o malo , justo o injusto es algo de estado unidos y que lo quitara cuando a el le de la gana , repito sea injusto o justo no es el debate ahora porque se que les gusta ese tema , pero no es el bloqueo en que impide que en cuba haya libertad de expresion , ni el que impide que se hagan elecciones libres para poder eligir al cubano puro cubano que a cada cual le de la gana y si a alguien le da la gana de votar por un dictador y sale ganador pues bienvenido , pero todos esas prohibiciones y restrinciones por miedo a perder el poder ,no tiene nada que ver con este bloqueo , hasta cuando , porque tiene un pueblo casi obligatoriamente saber los nombre de cinco personas que justa o injustamente estan presos por defender la estabilidad de una dictadura , que el pueblo aprenda lo que le de la gana ,reggeton o lo que sea pero libremente , porque de aprender nombres tambien estan orlando zapata , osvaldo paya , viset , antunez ,etc etc que tambien son cubanos que han venido luchando por el bienestar de nuestra patria CUBA y el bienestar de todos los cubanos , ya esta bueno yaaaa , si tienen miedo decir que la culpa es de los dictadores ya eso es otra cosa pero no quieran desviar una realidad que se impone ,,, que vivan todos los cubanos y personas del mundo que desean lo mejor para el pueblo cubano pero ABAJOOOOOOO EL GOBIERNO DICTADORRRRRRRRRRRRRR QUE TIENEEEE CUBAAAAAAAAAAAA abajooooooo

    • Willy, de acuerdo con que expreses libre y democráticamente todo ese furor y patriotismo que llevas por dentro, se te agradece, pero por favor, haces demasiada fijación con la palabrita “dictadura” me parece que te apasionas demasiado con el tema. Te recomiendo consultar en el diccionario lo que significa, y a que te des una vuelta por cualquier calle La Habana o cualquier parte de este país para ver si se te parece a lo que pasó en las dictaduras de Chile, Argentina, Brasil o aquí mismo antes del 59. Mi herma, esto está en llamas, es verdad, está de PiNGA vaya, para hablarlo con el término que mejor se merece, pero dictadura lo que se dice dictadura, me parece que no es. Gracias por tus comentarios de siempre.
      Saludos,
      Carlos Alberto Pérez

  4. willy dice:

    carlos alberto herma ,de veras no se porque siempre acuden a las comparaciones con otros paises , en primera me gusta tu forma de expresarte porque muy independiente que piensas diferente de mi ,lo haces como cubano , pero tambien me imagino que tu has buscado la palabra dictadura ya , y veras que el gobierndo de castro es una dictadura ,y no hay que ser demasiado intelectual para darse cuenta y ver esa realidad , y cuando enfasis en la palabra dictadura no es por fijacion como tu dices aunque realmente la recalco bastante sino porque segun mi punto de vista y la experiencia vividad en cuba ,ese el problema fudamental de que cuba este internamente como este , cada dictadura es dictadura sea donde sea , y muchos la defienden tambien o la defendieron en su epoca , conosco bastante de chile y hay mucho que defendieron a pinoche ,asi mismo puede que tu estes en el derecho de defender la de castro pero jamaz tapar el sol con un dedo ,gracias un abrazo

  5. willy dice:

    dictadura.
    (Del lat. dictatūra).
    1. f. Dignidad y cargo de dictador.
    2. f. Tiempo que dura.
    3. f. Gobierno que, bajo condiciones excepcionales, prescinde de una parte, mayor o menor, del ordenamiento jurídico para ejercer la autoridad en un país.
    4. f. Gobierno que en un país impone su autoridad violando la legislación anteriormente vigente.
    5. f. País con esta forma de gobierno.
    6. f. Predominio, fuerza dominante. La dictadura de la moda.

  6. He estado apreciando el diálogo del visitante Willy y de Carlos Alberto. Noto, en primer lugar, que aquél al que llamé “soldado” en alguna ocasión en medio de un “cálido” debate en esta página, no es el mismo. Ya lo he dicho en otras oportunidades pero no conseguí eco en los comentaristas o no quisieron comentar nada. Esa transformación me agrada porque estoy observando a un hombre con los pies en la tierra pues no tengo evidencias de que oculte algo más “trabajado”; y me alegro. No importa que la “palabrita” dictadura le parezca desagradable para calificar al régimen de La Habana, porque realmente en torno a élla hay mucha historia desagradable…con razón. Recordemos las dictaduras de Duvalier, Trujillo, Batista, Honecker, Titov, Mao, Kil Il Sung, Stalin, Kmer Rojo, etc, etc. Todas ellas inclinadas al Este o al Oeste, pero todas ellas chorreando sangre. Sin dudas, los muertecitos que han puesto los cubanos desde 1959 hasta la fecha_exceptuando a los juicios sumarísimos a los llamados esbirros de la dictadura de Batista y los fusilamientos en la Cabaña durante la noche y el amanecer bajo la batuta de E, Guevara y que tuvieron que ser suspendidos porque la sagre cubría literalmente la bahía y bajo la presión de EEUU, Francia, España y otras naciones_, pasando por los tres jóvenes secuestradores del remolcador de la Capitanía del Puerto de La Habana, parecería que no suman al espectro de la DICTADURA según acepción apuntada por Willy, sino que al haber sido concebidos al amparo de los juicios de los Tribunales Revolucionarios ( tuve un maestro de Inglés en Cuba que fue miembro de uno de ellos constituido en San José de las Lajas, La Habana y que me narró horrores jurídicos y otras aberraciones promulgadas por Jorge Papito Serguera, voz cantante del Lider para estos mostruos de la administración de Justicia) que no podría ser entendido nunca por el pueblo de Cuba en aquel entonces dado su poco discernimiento y bajo la presión de la pasión de la venganza por los oprobios causados por los batistianos asesinos_.
    Huelga decir que el “eco” de la “palabrita” es demasiado desagradable como para ser aceptado de buenas a primeras por alguien que ha dedicado su juventud y esfuerzos a enaltecer un sistema basado en la demagogia y la propaganda. Es comprensible y requiere un análisis serio, sosegado y paciente. Al final se impone la verdad.
    De hecho no creo que la ausencia de gente lanzadas al mar desde helicóteros por ser opositores a la junta militar instaurada, difiera mucho de acordonar en el estadio del Cerro y de otros municipios y ciudades, a centenares de personas en días previos a la invasión de Bahía de Cochinos, ni es muy distinto que los campos de trabajos forzados de la UMAP donde eran internados hombres de fe religiosa, homo, disidentes, ex-simpatizantes con el régimen de Batista, etc, etc…bueno, hasta hippies). La definición enunciada por Willy es una definición literal, no es organismo vivo como la sociedad cubana. De ella hay que tomar la dirección para aplicar lo que califique al ordenamiento dictatorial aplicado por Castro desde el 1960.
    Willy_que no sé quié es_, es un adicto a la discusión ferviente sobre el tema de Cuba, lo presiento y lo hace de forma sana, casi agradable a la otra parte aunque no comparta la opinión debatida y por ello, Carlos le responde con la familiaridad conque lo hace. Buena señal por parte de Carlos y sabia elección del método del debate por parte de Willy.
    Aprecio eso.

  7. Thabisa dice:

    A mi los cinco esos no me parecen mas ni menos heroes que muchos otros cubanos dentro y fuera de Cuba. La tan cacareada injusticia que se cometio contra ellos, segun este y otros blogs, no es menos injustica que la que se comete a diario contra muchos cubanos dentro y fuea de Cuba y en la mayoria de los casos por parte del mismo gobierno revolucionario. El tema de los cinco se ha convertido en una obcesion para el gobierno cubano y sus huestes ciberneticas, es una mision a priorizar. Ahora aca hay mucha gente que se dedica mucho a defender a los cinco y no defienden las injusticas contra los 11 millones de cubanos. Contra los medicos que son mandados a paises foraneos sin sus familias, ellos que se enfrentan a la muerte en condiciones muchos menos favorables que en las que esos famosos cinco desempenaban su trabajo. A las enfermeras que dejan atras sus hijos, a los entrenadores que ven a sus esposas una vez al ano mientras esos cinco tienen la posibilidad de ver a las de ellos con mucha mas frecuencia. El caso de los cinco fue una jugada, una estratagema politica que no dio los resultados que se esperaban. Tras el caso de Elian el gobierno cubano penso que iba a ganar todas las batallas y asi las cosas. A veces se gana y a veces se pierde, pero mientras los encargados de representar y exigir justica para el pueblo cubano, esos que tienen el acceso a internet usan sus megabites en defender a ultranza a los cinco y se desgastan en lo que deberia ser una causa mas del pueblo cubano los espacios permanecen mudos a muchas otras injusticias.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s