Posts etiquetados ‘polémica’

En días recientes el Administrador de Diario de Cuba me propuso un intercambio con los lectores de ese espacio, donde yo debería responder un plazo de 72 horas una serie de preguntas que ellos me enviarían. El tema, la blogosfera Cubana. Aquí les dejo el cuestionario y mis respuestas, poniendo una vez más interesantes temas a debate y consideración.

Carlos Alberto Pérez
“La Chiringa de Cuba”

Bloguero Carlos Alberto Pérez: «No somos tan malos como nos pintan, la manipulación funciona a las mil maravillas»

Carlos Alberto Pérez, autor del blog oficialista La Chiringa de Cuba, fue uno de los participantes en el I Encuentro Nacional de Blogueros gubernamentales que se desarrolló en Matanzas recientemente.

La Chiringa de Cuba, según el bloguero, es un espacio para “contrarrestar la manipulación mediática que existe contra nuestro país” y “compartir el sentir y decir de amigos, familiares, colegas profesionales y cubanos de a pie”.

Hoy responde a las preguntas de los lectores de DIARIO DE CUBA

Daniel Verbi: Hola Carlos. Si no es mucha molestia, podrías decirnos cómo es tu acceso a internet (velocidad, horas al mes) y lo que cuesta al mes (dinero). ¿Todos los periodistas tienen conexión? ¿Hay algunos con ADSL y otros con 56kb? Gracias.

Saludos Daniel y demás foristas y lectores de DIARIO DE CUBA.

Antes que nada me gustaría dejar claro que cuando fui invitado a participar en esta interesante sección, el editor de este espacio y portavoz que convoca a estos foro-debates virtuales, lo hizo de manera respetuosa tomando como referencia mi papel en la blogosfera nacional, y nunca refiriéndose a mi persona como el “bloguero oficialista” que poco después aseguró que soy. Entiéndase entonces esta definición como el cartelito obligatorio y comercialmente polémico con que nos intentan vender en estos predios a todos los que de una forma u otra defendemos nuestras ideas y compromisos con la Cuba de hoy. No obstante a este intento de subyugo y preliminar encasillamiento, cómodamente obvio el apodo y asumo sin rencores ni menosprecios el reto impuesto, disfrutando además del diálogo y la retroalimentación que seguramente derivará de esta grata experiencia.

Ahora bien Daniel, trataré de ser breve y conciso, pues cada forista ha dejado entre tres y cuatro interrogantes, y eso multiplicado por 12 me ha dejado una brava tarea para mi supuesto descanso de fin de semana.

En cuanto a tus preguntas, decirle que mi acceso a Internet es tan fatal como que tengo que depender de una institución estatal para llegar a la misma, y no tiene ni idea de cuánto se sufre esa dependencia cuando hay tanto que decir y tan poco con qué contar. Por suerte, gracias a la carrera universitaria que estudié (licenciatura en Comunicación Social), y al perfil que he venido desarrollando en el campo de la web 2.0 en los últimos seis años de mi vida laboral, he logrado calificar dentro del personal con cierto “acceso a internet” en Cuba, que si bien me concede alguna ventaja para actualizar mi blog, es necesario aclarar que las características de este tipo de conexión es tan lenta y tortuosa que resulta prácticamente imposible acceder a plataformas como WordPress, lo que me obliga en reiteradas ocasiones a publicar vía correo electrónico, privándome de manejar la estética de la publicación, las estadísticas, así como de añadirle las importantes imágenes, videos, o etiquetas, estas últimas claves esenciales cuando se trata de posicionamiento de la información en los buscadores de internet.

Sobre las horas de navegación, en mi caso particular, no existe un tiempo límite, porque precisamente mi contenido de trabajo como especialista en comunicaciónes publicar y promover en las redes sociales el quehacer artístico de los talentosos jóvenes que estudian arte en la universidad donde trabajo. Como ve, no sería lógica ninguna limitante de tiempo en este sentido. Eso sí, siempre de lunes a viernes y de 8:00 am a 5:00 pm, lo que me obliga a esforzarme doblemente para actualizar mi blog personal y hobby favorito, en los pocos espacios libres que pueda encontrar en mi jornada de trabajo.

Ah, otra cosa, no soy periodista de profesión, sino por cuenta propia. De hecho, me pone los pelos de punta que me llamen así, pues aunque de vez en vez hago algún que otro intento de semejar un trabajo periodístico, no creo que estaré jamás a la altura de semejante titulación. Disfruto mucho, sin embargo, reconocerme como un profesional de la comunicación, sin anquilosados preceptos.

En cuanto a los que sí trabajan en algún que otro medio de prensa, sí tengo entendido que gran parte de estos profesionales tienen un determinado acceso a Internet desde sus casas (algunos con ADSL, otros vía telefónica), lo cual veo lógico para una profesión como esta, pues sería impensable que fuera de una forma diferente.

Lucién: Si en Cuba el Partido Comunista según su Primer Secretario no administra ni gobierna, ¿por qué tanta insistencia en el monopartidismo? ¿Te has preguntado por qué las dos modificaciones constitucionales (1992, 2002) se hicieron sin convocar el artículo 137 de la misma que exigía un referendo? Si el 50 % de la economía dejara de ser estatal en cinco años, ¿qué sentido tiene la palabra ‘socialismo’ para el sistema cubano? ¿No debería haber una redefinición de los términos? (más…)

Por Wilfredo Cancio Isla

El cantautor Pedro Luis Ferrer está de vuelta en Miami. Casi que se trata de una visita de celebración, pues el próximo 17 de septiembre estará cumpliendo 60 años, más de 40 de ellos dedicados a crear y cultivar una obra musical tan prolífica y controversial como raigalmente cubana.

El creador de Romance de la niña mala, Mariposa, En espuma y arena y otras piezas antológicas del cancionero popular cubano contemporáneo ofrecerá este sábado un concierto en Miami que servirá para recorrer hitos y etapas de su espléndida trayectoria artística.

Pensador agudo y polemista incansable, Ferrer ha afincado su obra con un sentido de responsabilidad social y una búsqueda de lo popular sintonizada con los anhelos, la expresividad y el gracejo cubanos. No han faltado escollos, prohibiciones y censura en estos años difíciles en Cuba, pero el artista se las ha arreglado para imponerse y permanecer, de pie y en alta voz, con su música y sus razones.

Ferrer accedió a dialogar con CaféFuerte sobre estos años de faenas difíciles y reclamos de futuro en Cuba.

Al filo de los 60 años, ¿qué canciones o momentos de tu carrera te dejan más satisfecho en un recuento artístico de cuatro décadas?

Mis canciones son un nutrido resguardo afectivo, porque todas han correspondido al sentimiento y pensamiento de cada momento que me ha tocado experimentar en carne propia. Independientemente de que quizás algunas han

(más…)

No caben dudas de que este Encuentro Nacional de Blogueros está en el desdén de algunos y en el más apreciable lugar de los corazones de muchos. Esto, querámoslo o no ya es un hecho, así que solo el tiempo dirá la última palabra. Yo por mi parte, prefiero aguantar mis arreos y meditar mucho más sobre el asunto, leer otros criterios y quizás, si la musa y el tiempo me acompañan, verteré mi visión sobre el controvertido encuentro.

Por ahora les dejo este Post de mi colega El Rafa, que con su permiso hago mío hasta el punto en que saque yo mis propias conclusiones.

No dilato más. Estén atentos.

Carlos Alberto Pérez
La Chiringa de Cuba

Nota: Vea además el Epílogo de un blogazo y sus detractores

Espejismos y verdades de un encuentro

El Rafa eb su intervención. Foto: Cortesía de La Polilla cubana Para Elaine y Lili, El Taburete y La Otra Pata, para Alejo3399

Mucha gente ensalza o denigra a La Joven Cuba. Yo los veo como lo que (creo) son: una terna de muchachos con entusiasmo, miedos, virtudes, defectos, prejuicios, razonamientos, que sufren y disfrutan Cuba con la misma intensidad que los millones de cubanos que no han puesto un pie en Internet y los blogs ni una vez en su vida. Los admiro por haber logrado bregar contracorriente y armado un encuentro de blogueros (aún con adjetivos y censuras, eso era casi impensable); los admiro por haber transmitido en vivo los debates todos , los sublimes, los infecundos; los admiro, porque navegan en tierra de nadie cargando con los estigmas de ambas orillas, y eso, amigos míos, merece respeto.

(más…)

No se si es rabia, decepción, frustración o impotencia por querer y no poder cambiar un mundo que a cada día se nos presenta más desafiante y torcido, pero desde que mi hermano Adrian me mostró este “cartel promocional” que amaneció colgado la semana pasada en Punta Brava, localidad en las afueras de la capital donde ambos residimos, no he podido dejar de preguntarme una y otra vez ¿hacia dónde vamos a llegar en este país?

Si pudiera parecer éste es un ejemplo local y “muy particular”, pero la verdad es que lejos de ser así, similares se pueden apreciar y en disímiles esferas a tal punto que parecieran reproducirse como células malignas por toda la nación.  Algunos incluso, con gran parte de razón, especulan que estamos viviendo una anarquía total, donde todos hacen y deshacen a libre albedrío, donde no se respetan y se violan constante y tranquilamente las leyes más fundamentales, y donde más allá de un papel escrito casi no existen autoridades reales que controlen lo mal hecho o las consecuencias que algunos eventos pudieran acarrear.

Pero el asunto en cuestión esta vez nos ha llevado confluir en el largo y diverso camino de cultura, digo, si es que como género musical al reggaetón se le pudiera considerar partícipe de todo el movimiento de creadores que ese concepto recoge en sí. Pero a lo que vamos, pues resulta que otro de los más recientes improvisados artistas de este género (sí, porque salen a borbotones), quien se ha hace llamar “El Yonkie”, se presentó a finales de la semana pasada en nuestro barrio con el interés de trasmitir en nombre de la cultura sus mensajes a niños y jóvenes de nuestra comunidad.

Pero, ¿¿¿de qué mensajes estamos hablando??? Sencillo, no seré yo el que lo explique, pues eso ya lo han hecho magistralmente los amigos de El Taburete (Post que a continuación también reproduzco), y el que además acompaño de una ilustrativa foto de la promoción utilizada para convocar a “este concierto”, auspiciada para colmos por el Circulo Social de Punta Brava y la Empresa Cervecera Bucanero.

No digo más…En ustedes queda esta reflexión (Punta Brava: Muchachitas y alcohol…) sobre el futuro al que están expuestos legalmente autorizados los niños y jóvenes de la generación reggaetón en Punta Brava, y por consiguiente, de los más diversos barrios de la capital y nación cubana.

Carlos Alberto Pérez
“La Chiringa de Cuba”

la-foto-21 “Pueblo chico, infierno grande. Somos caballos salvajes
Ya desafiamos la ley, de trampas se hizo la ley.”
“Amor sin Rodeos”
Gustavo Cerati

El mundo no es lugar para habitarlo sin control.

El trabajo y la buena educación

no sirvieron para nada cuando el sueño no alcanzó.

Porque era un pueblo con ley pero ya no.”

Ariel Díaz/Lilliana Héctor

Para empezar dejaremos claro que escribimos bajo los efectos de la frustración más absoluta. Frustración que  es una mezcla de enfado y cierto sentimiento que se nos trata de enraizar de que no hay manera de darle la vuelta a la tortilla. Porque amigos nuestros, la tortilla en Punta Brava está tan agarrada a la sartén que van a tener que meterle espátula y con fuerza. Con suerte, podremos salvar la sartén. Decimos que es un sentimiento que se nos trata de enquistar, pero al cual nos resistimos con uñas y dientes quienes hemos conocido otra Punta Brava, próspera, cultural y trabajadora, que siempre hizo honor al Titán de Bronce que cayera en esta noble localidad del extrarradio habanero.

Van para más de 13 años que no tenemos una Biblioteca Pública. Desde hace dos, nos implicamos junto a otros vecinos de la localidad en esta reivindicación que de por sí, para cualquier revolucionario, más allá, para cualquier persona con un poco de sensibilidad, casi se debe tornar una exigencia. Dos años y bastante después, se ha asignado un local a la biblioteca. No hay estantes ni libros en la Biblioteca, solo un cartel en su fachada que dice “La Casa del Futbol”. Hay una bibliotecaria. No se sabe.

Hay que decir que mucha gente nos brindó su ayuda y sus libros. Hay libros esperando ser ubicados en un proyecto. La Casa de las Américas nos brindó su apoyo moral y material. Pero nuestros pequeños siguen sin tener su Biblioteca. Ese es un espacio y un tiempo que no ocupan.

Punta Brava también tiene una Casa de la Cultura. Se nos hace muy difícil pensar que, entre una y otra institución, con el apoyo del Poder Popular no se pueda ofrecer una alternativa cultural para nuestros jóvenes, nuestros pequeños, y porqué no, para nuestros mayores, más y cuando a todas luces, el consumismo, el irrespeto, y cierta anarquía basada en la ignorancia están haciendo mella en las generaciones más jóvenes ante tanta falta de alternativas tanto culturales como de ocio y ante la dejadez de las autoridades que en ocasiones se respira en sus calles. No estamos descubriendo nada nuevo.

Punta Brava, además de Poder Popular, una Biblioteca con bibliotecaria sin libros y una Casa de la Cultura, tiene un Círculo Social, sostenido como Discoteca por más de 20 años, siempre en la queja de los vecinos por ruido y escándalo. Y aquí, amigos nuestros, ya se cierra el círculo, o como diría una vieja amiga, éramos pocos y parió mi abuela. ¿quién dirige este círculo social? ¿a quién pertenecen los círculos sociales? ¿ Para qué son? ¿a dónde van lo beneficios? ¿alguien sabe cuántos son los beneficios? … y ¿de dónde salen los beneficios ? …

¿qué está pasando en este Pueblo nuestro?… ¿Dónde están los militantes? ¿esto es lo que vamos a enseñar a nuestros jóvenes y adolescentes?

Si amigos, “lo mío es muchachitas y alcohol” es el nuevo reclamo para una nueva abultada caja en el Circulo Social de Punta Brava, a 50 pesos por barba, mejor digamos por bigotillo, de un tipejo, por ser fino, que se hace llamar el Yonky y que nos imaginamos que se creerá que canta o algo, además de ser un completo irresponsable. Todo ello, patrocinado por Bucanero, que no tiene reparos en brindar su apoyo y su imagen a este mensaje sexista y apologético del consumo de alcohol, eso sí, con reclamo de sorpresas y regalos al mejor estilo de mercado. Muchachitas, alcohol, cigarrillos, sexo irresponsable… y un “suma y sigue” al que ya estamos acostumbrados por desgracia. Y aquí, nadie, nunca, nada…

¿ para qué sirve la educación que pretendemos dar a nuestros jóvenes si desde las autoridades, empresas e instituciones se promueven este tipo de mensajes ?

Nosotros nos seguimos haciendo muchas preguntas sin que nadie se de por aludido… quién y por qué se permite… qué fuerza mayor que la voluntad de un pueblo por cambiar es la culpable de que todo siga igual… es un círculo social un negocio cuentapropista?… y si no es así, a dónde van los beneficios?… No los vemos…

que igual va y tirando y tirando del hilo, resulta que hace rato que se pudiera tener una biblioteca de primera, un cine en condiciones, una casa de la cultura equipada, recuperar el Concurso de Poesía, organizar actividades para la comunidad…

vaya, es un decir…

Tomado de El Taburete

image "Existe una conciencia de la importancia de Internet, pero a la vez hay un desprecio extremo a la importancia de Internet para los ciudadanos"

Por: Harold Cárdenas Lema

(Esta es la segunda parte de la entrevista realizada a Leonardo Padura, les sugiero leer antes la primera parte)

El término revolución se refiere a procesos de cambio o transformación respecto al pasado, aun así, existe la noción de que durante años el país se cambió o transformó muy poco a sí mismo. Leonardo, ¿hasta qué punto seguimos siendo una revolución?

Esa es una pregunta muy difícil de responder porque es un término que se ha viciado con una retórica y con una realidad demasiado prolongada. Creo que la revolución es un momento en el que se producen grandes cambios y partir de estos se trata de generar un tipo de sociedad diferente y esta tiene que tener otro calificativo distinto al de revolución, porque incluso en términos marxistas cubanos, en este país no creemos en la “Revolución Permanente” de Trotsky.

El hecho de la revolución es importante en la medida en que haya actitudes revolucionarias, en el sentido en que las cosas sigan cambiando, se sigan perfeccionando y exista el espacio para poder darle la acepción principal de la palabra: darle vueltas a las cosas. Pero precisamente esa intención de mover las cosas, cuando no se hace desde arriba, en Cuba se ha considerado incluso como contrarrevolucionaria, porque a veces no corresponde con determinados

(más…)

mesas Por Manuel Mons, especial para “La Chiringa de Cuba”

Cuando el 16 de diciembre de 1999 se realizó la primera transmisión en Cuba de la “Mesa Redonda”, con motivo del regreso del niño Elián a su país, (que si bien recordamos en sus inicios de redonda no tenía nada), los cubanos nos sentimos orgullosos de aquel programa televisivo de alcance internacional cuyo propósito era dar a conocer el deseo de la mayoría del pueblo cubano hacia el mundo entero. Historia algo parecido a la leyenda del rey Arturo, quien se sentaba con sus caballeros alrededor de una mesa redonda para a analizar y encontrar soluciones a los problemas de su reino. Pero en honor a la verdad, y queriendo ser ante todo sincero, debo decir que para esa fecha, cuando apenas yo tenía 10 años, el “novedoso programa” se tornó bastante molesto para mí por horario que ocupaba en la programación televisiva, pues precisamente ocupaba el espacio de los tan esperados muñequitos, de ahí que no lo soportara.

Cierto es que hoy en día el programa ha ganado un merecido prestigio internacional, pero sin embargo, contradictoriamente en el país son contadas las veces en las que un joven como yo se sienta frente al televisor en el horario de su transmisión, y esto responde precisamente a que el programa ha cambiado su estrategia informativa desviándose de los necesitados temas nacionales a los cacareados conflictos internacionales, que si bien no dejan de ser importantes por formar parte de todo el acontecer noticioso al que todos tenemos derecho, nos es menos cierto que el pueblo cubano lo que necesita a todas voces es que se reflexione, se analicen, y se lleven a la punta de la picota los tantísimos problemas internos de nuestro país, los cuales continúan siendo desplazados diariamente, echando por tierra aquel ideal por el cual comenzó a ser transmitido un día el mencionado programa de TV. Para que se tenga alguna medida de lo que aquí se plante, a continuación algunos de los más comunes títulos:

· Hoy en la Mesa Redonda “Documental Túpac Katari”

· Hoy, en la Mesa Redonda: Momentos latinoamericanos.

· Wikileaks: Nuevas revelaciones sobre el imperio y sus aliados.

· Retransmitirán mesas redondas y reportaje de Telesur

· Hoy, en la Mesa Redonda: Documental Imperio y Derechos Humanos.

· El mundo a mitad de semana: Los sucesos en el Medio Oriente.

· La guerra de las potencias imperiales.

· Las elecciones en España.

· El desempleo en los Estados Unidos.

Siendo así, es evidente que han sido dejados en el olvido los temas que a los cubanos realmente nos interesan, como pudieran perfectamente ser el insuficiente salario, la cadena de consecuencias negativas que acarrean la dualidad monetaria en Cuba, los altos precios en las tiendas y de algunos servicios, el tan “necesario” mercado negro, etc. Pero sin embargo, ninguno de estos temas ha asomado jamás la punta de la nariz en los debates y análisis de los especialistas invitados a este espacio.

Para finalizar solo una reflexión: la “Mesa Redonda” tiene la oportunidad de convertirse en el programa televisivo de mayor teleaudiencia en el país. Primero por su horario estelar, precisamente cuando la mayoría de los cubanos ya están de descanso en casa; y segundo por la capacidad analítica de sus especialistas, por lo bien moderada que está siempre que Randy o Arleen lleven la batuta, (Oliver ni comentario merece), pero lo más importante de todo, porque es ese el espacio y lugar para traer a colación las problemáticas que nos atañan a todos los cubanos, y no se trata de hacerse un haraquiri televisivo, sino de tomar de una vez y por todas el caballo por las riendas antes de que es su desbocada carrera, podamos perder por siempre el camino a la verdad y transparencia.

Foto: Tomada de Facebook El pasado 26 de enero, en la publicación del artículo ¿Llegó la solución para el Marabú en Cuba?, un comentarista que se hace llamar Robert intentó confrontar públicamente sobre la base de infundadas acusaciones, retos y ofensas personales al editor de este blog. Evidentemente la intolerancia de aquellos que no soportan opiniones diferentes a las suyas, rayan en ridículas y rabiosas posiciones que multiplican por cero cualquier argumento que pueda tener algún criterio propio.

Sin caracterizarme este tipo de Post de respuesta a los foristas de este blog, excepcionalmente me detuve este fin de semana a analizar y responderle al señor Robert sus inquisidores cuestionamientos.

La verdad, que nunca suele ser absoluta, quedará en la perenne sospecha del beneficio de la duda.

Carlos Alberto Pérez
"La Chiringa de Cuba"

Al señor Robert

Señor Robert:

Primero que nada agradecerle por sus comentarios y puntos de vista, muy personales, pero bien valientes y necesarios para un blog como este. No sabe lo tanto que este tipo de criterios me hacen falta, nos hacen falta a todos los cubanos.

En segundo lugar me gustaría dejarle claro ciertas cosas antes de iniciar el debate. El que haya accedido a responderle públicamente este comentario responde a tres razones fundamentales: la primera es que nunca me ha caracterizado darle la espalda al debate, mucho menos cuando creo que este puede ser fructífero, la segunda es que sencillamente, nada tengo que ocultar, y la tercera, que será esta la primera y única vez que me detendré a dejarle claro algunas cosas que usted se ha encargado de situar, a conveniencia propia, en un ciertos lugares donde realmente no van, ya que se ha tomado el trabajo de juzgar y tomar parte en este asunto cuando en realidad no conoce de lo que habla, un hecho que desplaza sus intolerantes y rabiosos argumentos a largos kilómetros de donde reside eso que podríamos llamar verdad, aunque particularmente yo preferiría adscribirme al termino objetividad, que me parece más sano para ambos y sobre todo, mucho menos arrogante.

Le comento esto porque no creo muy acertado que digamos, acudir por decisión propia a un espacio con la intención de ofender, agredir, tratar de descolocar, o intentar manipular al contrario de la manera que por lo visto, UD regularmente acostumbra a hacer. Pero como la democracia participativa está hecha para que todos de una forma u otra tengan voz y voto, créame que acojo con regocijo su jerga insultante y algunos de sus argumentos que seguramente y para sorpresa suya, suscribo con puntos y letras de inicio a fin. Ahh pero eso sí, deberá usted aprender que los insultos nunca ganarán a los argumentos, y que la intolerancia a la opinión del contrario, si bien es el

(más…)

Definitivamente los tiempos cambian y la Revolución se revoluciona. ¿Alguien lo duda? Foto enviada por Alejandro Loisí (alejandroloisi.wordpress.com)

Como de costumbre, uno de los más asiduos lectores y foristas de este blog, Marcos Jesús Concepción, propone interesantes y polémicos análisis sobre los contenidos de esta Chiringa incesantemente voladora. A Marcos, mi agradecimiento por la transparencia y franqueza de sus palabras, y a los lectores de este blog, la seguridad de que este espacio no está hecho para la censura sino todo lo contrario. Lo único que no se publicará nunca en estas páginas serán las ofensas llenas de soberbia y faltas de argumentos, de las que irremediablemente nada provechoso se puede sacar. Lejos de esto, bienvenidos una vez más al vuelo de esta Chiringa.

Carlos Alberto Pérez Benítez

La Chiringa de Cuba

Muy buen comentario… Felicito a su autor… Esta es una verdad… El opinar de cierta manera un poco diferente a lo establecido, a ningún cubano buen intencionado, no hablo del que se siente revolucionario, comunista, no, hablo de aquel, y que también existe, que vive puerta por puerta de cualquiera de nosotros, el de ‘a pie’ que le importa un bledo cualquier cosa… Aprovecho para comentar algo, sé que es un poco fuerte, y no me pondré bravo si el compañero Carlos Alberto no me publica lo que escribiré:…

- En Cuba, y les recuerdo a los que me conocen, quien eran mis amigos, mis compañeros… Ninguno era desafecto a la Revolución cubana… NINGUNO… Por lo que cuando visito la Isla, no tengo otras alternativas que cuando intercambio alguna idea, es a un cubano que apoya a la Revolución abiertamente, algunos de ellos hoy son simples personas retirados por su edad, pero otros se mantienen en responsabilidades significativas, y mi comentario (privado, dentro de un auto en marcha), fue a raíz de cuando se autorizaron los ‘PALADARES’ (Como quiera que lo vires, lo mires, lo toques, es un negocio privado, un negocio CAPITALISTA, no es un ‘paladar’ es un restaurante)… Este compañero, muy bien informado, me preguntó qué opinaba sobre la medida… Mi respuesta no se hizo esperar… “un error garrafal… no soy quien para hacer público mi desacuerdo, porque no vivo aquí… pero te diré por qué es un error: (más…)

Comentario dejado al Post “Mi bog y mis razones para defender Cuba” publicado en el sitio Kaosenlared.net

Estimados foristas:

He leído con detenimiento cada uno de los comentarios dejados en esta publicación y como siempre sucede en Kaos, la diversidad de opiniones es la más grata experiencia que nos queda a quienes de alguna que otra manera escribimos o reflejamos nuestras realidades. Agradezco a cada uno de los foristas sus comentarios, incluso hasta los más agresivos, a esos que vaya Ud a saber por qué razón les duele tanto Cuba y quienes la defienden. Solo un consejo al respecto:

Escribir ofensas en letras mayúsculas no hace más que demostrar impotencia y falta de razón en la polémica que se discute. Los ARGUMENTOS,  (siempre bien recibidos), son el plato fuerte de estos foros donde aún sin conocernos y estando o no con Fidel, nos sentimos muy de cerca cada uno de los cubanos que sentimos y queremos una Cuba mejor.

Por desgracia en mi país son pocos los que tienen acceso a Internet, por lo que acceder a http://www.kaosenlared.net y dejar comentarios en sus publicaciones queda en un perfil porcentual muy bajo desde el interior de la isla, elemento del que asumo, se aprovechan muchos detractores  en este sitio que ya tienen como costumbre los enardecidos ataques a todo el que de una forma u otra halague o defienda a Cuba o a los logros de su Revolución.

Hago reflexionar solamente sobre dos cosas:

1-      Pensar diferente no nos hace enemigos, sino todo lo contrario. La polémica y el intercambio de ideas u opiniones es  sin lugar a dudas lo que ayuda a enriquecer las perspectivas a tomar en cuenta cuando de lograr un país verdaderamente justo para todos se trata. El ataque en estos casos queda automáticamente descalificado. (más…)