Punta Brava: Con el futuro en las manos

Publicado: 6 diciembre, 2010 en localidad, Punta Brava
Etiquetas:,

Punta Brava, domingo 5 de diciembre de 2010

Por Alexei Padilla

La realidad económica y política en la que se desenvuelve Cuba es uno de los temas más apetecidos por los comunicadores de todo el orbe. Resulta sinuoso revisar todos los artículos, comentarios que desde las diversas perspectivas están disponibles en la red de redes. Tal volumen de información me hace solidarizarme con aquellos que desde ciertas instituciones fungen como analistas.

Pero hoy no deseo hablar de todos los retos que enfrenta la isla para salir adelante y dar un salto significativo hacia un desarrollo económico que permita el desenvolvimiento honrado de sus hijos y por ende la elevación de su nivel de vida, para ver hecha práctica la teoría, cuando no ficción, de que a cada cual según su capacidad, a cada cual según trabajo. Prefiero concentrarme en lo que acaece en nuestra patria chica.

Ni yo mismo podría explicarme cómo es que desde niño nunca me adherí a ningún dogma, fuese la naturaleza que fuese. Gracias a eso permanecí inmune a los demagógicos discursos de algunos que terminaron del otro lado del charco y el de los que daban hurras y vivas para de ocultar fechorías. Es el ejemplo, eso del que tanto habló el Che, lo que realmente valoro. Será por eso que salí tan contestatario.

No recuerdo haber visto en el Krim-218 la imagen de la bandera roja siendo arriada del Kremlin ni a Boris Yeltsin sobre el tanque que disparó a los diputados que se aferraron a la idea de que a aquellas alturas la URSS era salvable.

¿Qué si recuerdo? La trasformación de la versión cubana de los Mini-Max en las actuales bodegas. El advenimiento de los apagones de muchas horas, la inauguración de la escuela “Flor de la Revolución” por el Comandante en Jefe Fidel Castro, y también el deterioro espiritual y material de nuestra querida Punta Brava.

De Punta Brava, la cafetería “La parranda” siempre con helados servidos en platicos de aluminio que quizás terminaron en sabrá Dios dónde o intercambiados por refrescos en Materias Primas. No olvidé el rostro de Julio el barbero, responsable se poner en orden cada cierto tiempo mi inestable cabellera. No escapan de mi memoria las actividades realizadas en el liceo (círculo social) y que hoy prácticamente funciona como discoteca como si de solo eso se tratará la recreación. Casi olvido aquel imponente anuncio lumínico de “La Complaciente” tan perdido hoy como el del “Bar Maderas” y el de “Cinco Palmas”.

No es mi afán elogiar -como usualmente hacen los ancianos- las glorias de tiempos pretéritos. Más nadie con un ápice de honestidad o sentido común podrá negar el deterioro en todos los órdenes que han vivido nuestras localidades. Tampoco puedo afirmar que Punta Brava, Arroyo Arenas o La Lisa en general, eran o no un mejor sitio antes de 1959. Sin embargo, sí pienso que el avance o retroceso de la pequeños pueblos dependían más de las iniciativas locales que de la espera del “salve que los de arriba, en nombre del Estado, pudieran dar”.

No temo pese a herir sensibilidades, numerar a los responsables de ciertas cuestiones, pero protegeré sus identidades: son todos aquellos que acorde al tiempo que les tocó vivir se dejaron llevar por el inmovilismo, apatía, la falta de creatividad y de espíritu práctico, males que han lastrado el avance de la sociedad toda.

No es justo que nuestros antiguos vecinos, hoy emigrados por una razón u otra, regresen y nos digan- algunos con desconsuelo y otros para castigarnos-“esto está más destruido que hace X años”.

Varios amigos, todos jóvenes, me han comentado su deseo de recuperar la biblioteca pública de Punta Brava y convertir la otrora funeraria en un espacio dedicado a la cultura. Me atreví agregar la idea de retomar los conciertos de alguna banda en la inutilizada glorieta del parque. Por cierto, única en todo el municipio.

No nos dejemos usurpar esos espacios por aquellos que en sintonía a intereses oscuros, pretenden y de hecho pretendieron convertir en proeza el irrespeto a los valores colectivos.

Mucho puede hacerse, mas ellos solos no pueden. Hace falta el  apoyo y compromiso de las autoridades del Poder Popular, que los delegados hagan efectiva la voluntad de sus electores y no recurren a respuestas poco convincentes, cómplices de la desidia.

Es cierto que el país no puede ocuparse de todo. Entonces, ¿para qué estamos nosotros? Tenemos el futuro en las manos o avanzamos de una vez y nos quedamos rellenando el cojín de la espera con las recurrentes y cuantas nuevas justificaciones aparezcan.

Claro está que dentro de 30 o 40 años no podremos quejarnos cuando los arqueólogos de la Academia de Ciencias vengan a imaginar cómo era aquello que fuimos incapaces de preservar.

comentarios
  1. Alejandro dice:

    Estoy muy contento de encontrar tan familiar nombre posteando para la chiringa. Quien más que un colega de profesión fue un gran compañero de grupo, y amigo y colega de discusiones. Pero sin ánimo de crear debate (el que considero más que importante trascendental para avanzar) no me quedó claro que es lo que tiene que hacer Cuba y más específicamente Punta Brava para preservar la “patria chica”. ¿De quién es la responsabilidad de qué?

    • Ummmmm, se calienta el bloggggggggg y el responsable no saca la cara, ummmmmmmmmmmmm, jejejejeje

    • Alexei dice:

      Enhorabuena se suma Alejandro a los esfuerzos de La Chiringa en aras del debate un buena onda, digo buena onda para no mencionar terminologías tan llevadas y traídas.
      Responsabilidades? Está claro, las individuales y las colectivas? Las correspondientes a los órganos de gobierno municipales y locales y la falta de movilización espontánea de nosotros mismos como individuo que no exigimos con la suficiente fuerza a los que no representan. A todos y los que nos contentamos con poquita cosa y que agobiados por problemas mayores dejamos a un lado asuntos importantes. Ah, amigo, si lo que quieres son nombres, haría falta un reportaje, algo interesante de hacer. Pero más importante que eso es avanzar y darle cuerpo al proyecto que unos chicos y chicas están tratando de echar a volar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s