Punta Brava: Crónicas de un fin de año (fotos)

Publicado: 4 enero, 2011 en Cuba, localidad, Punta Brava
Etiquetas:, , , ,

Dándole la bienvenida en este 2011 a nuestros lectores y seguidores, y esperando que las celebraciones de fin de año hayan sido del disfrute y agrado de todos, “La Chiringa” comienza este 2011 haciendo una breve crónica del fin de año en Punta Brava, ese pequeño terruño que a muchos cautiva y motiva en el deseo de lograr un espacio más justo, alegre y equitativo en estos nuevos tiempos.

“La Chiringa”

Crónicas de fin de año

Fiesta de Disfraces en Punta Brava, 30 de diciembre de 2010

Por Rosa Rodríguez Cubela (Especial para “La Chiringa”)

Las tradiciones son hechos que ocurren en un punto de la historia del hombre y por su constancia, se van haciendo imprescindibles en la vida y comunidad de un pueblo o nación. Enumerarlas sería no acabar nunca. Incluso a veces en un solo lugarcito existen y subsisten contra viento y marea muchísimas tradiciones que por ser parte de la costumbre, las disfrutamos sin darnos cuenta y contribuimos a preservarlas.

Un ejemplo: En Punta Brava existen dos colas para el pan, una de mujeres y una de hombres, y aunque muchas veces una está vacía, a nadie se le ocurre violar ese espacio, se respeta. (Ojo: De esto no puede enterarse Pánfilo). En una ocasión alguien quiso

hacer una sola cola para dejar lugar a la venta liberada y no funcionó, cosa que no aplaudí, porque las tradiciones hay que defenderlas. También recuerdo que Punta Brava tenía un concurso a la camisa más rara, un premio de literatura provincial conocido como “La pluma de la Punta Brava”, “La décima mural”, y otras que han desaparecido inexplicablemente o porque simplemente le echamos la culpa al Período Especial o a un bloqueo norteamericano, que nada tiene que ver con la imaginación de los cubanos.
30 de diciembre de 2010

Hubo la feliz idea de hacer una fiesta de disfraces, una iniciativa donde por tercera vez una familia punta bravéense conocida como los Sáenz reunió una gran parte de la población más joven de nuestro pueblo, sanamente y sin costo de entrada. Así me lo contó mi hija, que vestida de brujita participó en dicha actividad, donde solo se permitía la entrada a los que llegaban disfrazados. Lo mejor de todo es que hubo derroche de música y nada de bebidas alcohólicas. Los DJs hicieron su trabajo como nunca y sin costo alguno. La voz de la esperada “Fiesta de disfraces” se corría con días de antelación desde los adolescentes de Secundaria Básica hasta algunos ya más maduritos en el terreno local de fútbol. La fiesta tuvo hora tope y transcurrió sin disturbios para la tranquilidad de los padres, quienes de lejos no perdimos ni un detalle del desenvolvimiento de la actividad.
31 de diciembre 2010

Muñeco de fin de año. La Pipa

Para este día la tradición del cubano es generalmente quemar un muñeco de trapo como símbolo de año viejo, un muñeco relleno de pajas, con la peor ropa, y con los diseños más disímiles que se puedan imaginar, pero para esta parte de Cuba, Punta Brava, esta vez hubo singulares cambios.
Si hay quien siguió aferrado a lo tradicional, saltan a relucir quienes prefirieron quemar por año viejo una Pipa de Agua o un Muñeco con un cubo y una manguera, simbolizando que este próximo año tendríamos un mejor servicio de agua, o una mayor cantidad de Pipas de “Aguas de La Habana”.
Lo cierto es que los cubanos no perdemos la imaginación, porque al final esa no tiene que ver con el bloqueo ni con el período especial. La imaginación, madre de los inventos, hizo posible que se pasara un rato diferentemente agradable, no lamentándonos de nuestros problemas, sino ridiculizando lo que yo llamaría “La manzana del discordia” del ya viejo 2010 en Punta Brava. Por esta vez la cuadra se rió y nos unimos todos para hacer fuego no del árbol caído, sino de los lamentables episodios que estas Pipas han causado.
1ro de enero 2011.
Un nuevo aniversario de la Revolución cubana, comienzo del año y….sábado, motivos suficientes para que llegaran a mi portal muchos amigos, casi hijos todos, y entre ellos muchos que fueron alumnos. Todos, al ritmo de Habana Abierta y junto a las mezclas de un vecino DJ, pusieron a bailar a todo el vecindario espontáneamente en plena calle. Pero lo singular de la ocasión no fue eso, sino que sin que nadie la pidiera, de repente llegó una Pipa. Al acercarnos a preguntar quién la había mandado solo nos respondieron: “Nosotros venimos de Santi Spíritus”. ¡Qué lejos!, bien por ellos. Los atendimos con honores y hasta con almuerzo (de la comida que siempre queda de la noche del 31). Y así iniciamos el año, felices y cargando agua, algo de lo que ni el motivado cuerpo de baile escapó. Más tarde se reanudó la fiesta que terminó cerca de las 10 de la noche. Cabría decir: ¡Así somos!

comentarios
  1. wow. I never thought about this in that way

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s