De 1984 y el Transporte Público en La Habana..

Publicado: 9 febrero, 2011 en Cuba, Transporte público
Etiquetas:, ,

Tomado del Taburete

Sentados en el patio del Taburete con una tizana de las que propone en la media noche “De Noche en La Habana”, programa de radio de la emisora “Metropolitana” que a veces escuchamos los amigos juntos, una amiga coleccionista de calendarios de bolsillos nos mostraba su colección completa entre infusiones y pastelitos de guayaba.

Fabulosa colección de historia que nos hacía recordar y vivir todo un proceso de hechos y conmemoraciones. Varios almanaques fueron motivo de debate, aunque la sorpresa fue del año 1984; nos atrapo tanto la vigencia del tema que decidimos dedicarle un espacio…

Una de las primeras crónicas de La Habana escrita por el maestro Eduardo Galeano mencionaba, a través  del transporte público, como definía al cubano. La historia cuenta como un chofer en pleno recorrido urbano baja de la guagua (ómnibus) para enamorar a una hermosa mujer en la acera que saboreaba un barquillo de helado… mientras las personas en la guagua percibían el hecho como rutina diaria del encanto del cubano, el chofer demoraba y la espera hacía enfurecer con razón a una multitud presurosa ante el fin de la situación. La historia termina cuando un grupo de “voluntarios” tomaron por arranque el timón de la guagua y dejaron al chofer en la acera, con el helado en la mano….. y a quién no se le ha pasado alguna vez esta idea por la cabeza verdad?

En el mes de Diciembre del pasado año, uno de los programas más auténticos de nuestra televisión, “Libre Acceso”, mostraba cifras alarmantes sobre el transporte urbano en la capital. No era la primera ocasión que se analizaba el tema en el espacio, ya lo habían tratado en el mes de Abril del mismo año, y la situación, en muchas ocasiones, lejos de mejorar se ha ido degradando. Según las fuentes oficiales menos de 6000 ómnibus circulaban por esos días, finales de 2010.

“La demanda esta muy por encima de la oferta…” “¡Ya el horario pico resulta durante todo el día!” .Los especialistas del sector daban como conclusión: “La situación es compleja….”

A pesar de tratar el tema por diferentes aristas, quedaron muchos problemas por debatir y sobre todo, los que fueron tratados, no tuvieron respuestas enérgicas por parte de los especialistas invitados. Lejos de cualquier optimismo objetivo, lo que en materia de transporte urbano se trata, nos parece que falta mucho por resolver. Al final de este espacio televisivo al que nos hemos referido apuntaban que encontraremos mejorías para mediados de año, luego de las inversiones previstas para este. Pero, debatiendo en el patio al respecto nos preguntamos  ¿ son las inversiones lo único que necesitamos para ver mejorías?

El esfuerzo que el país ha puesto en la recuperación del transporte debería preocuparnos a todos como un tema vital en nuestras vidas. Las inversiones en el sector se cuentan por millones de dólares al servicio de nuestra mejor movilidad por la ciudad, una ciudad donde el mayor porcentaje de la población depende de este transporte y donde la escased y la carestía de los combustibles así como la progresiva reducción de la polución necesitan de este medio de transporte de masas… cabe destacar que el resto de servicios públicos de transporte sobre todo el privado (taxi, camiones, camionetas) está lejos, muy lejos, de ofrecer garantías de servicios aun precio razonable, y que en numerosas ocasiones es caldo de estafa, sin tarifas estables ni lugar donde ejercer reclamación alguna en la empresa…

En El Taburete somos de los que creemos en el transporte  público como garantía de un futuro sostenible para Cuba y el mundo, pero siempre y cuando se implemente con cohesión, sin improvisación y con decoro para el pueblo. Creemos que la colectividad no es problema cuando el servicio se aprecia como entrega de profesionalidad. Se debe preparar al pueblo sostenidamente sobre sus derechos y deberes ante la sociedad;  para y por una educación que debe alcanzar y que ha perdido en estos años de crisis intratable; y por el respeto hacia los demás ciudadanos que nos rodean.

Muchas son las opiniones que recogimos en la calle sobre el trasporte urbano:

* La situación es muchas veces anárquica, desde que montas como público y no pagas porque en la calle no circula el menudo, hasta que los chóferes te arrebatan el dinero de las manos y nunca llega a las alcancías….

* algunos chóferes tienen las guaguas como estilo de vida: desvían sus recorridos a diario, no detienen en las paradas, se bajan a merendar, comprar, traficar cualquier cosa, mientras que todos esperamos “pacientemente”… al final nos hemos acostumbrados a ESPERAR, como dice una canción ….

* Qué guaguas?? Son discotecas andantes lo que nos han vendido los chinos… como si no estuviéramos locos ya con tanto de nada que tenemos en nuestra realidad diaria…

* Creía que luego de cambiar al Ministro todo mejoraría… todo sigue igual…

* Los chóferes ganan más salario que cualquier profesional (ya sea médico, científico o maestro) y así todo no hay para suplir el déficit… conozco que hasta se trajeron algunos de provincia para que apoyaran en la capital….

* La situación es de caos, producto a nosotros mismos que no aportamos desde nuestra conducta y dejamos que todos hagan lo que les venga en gana. Cuándo hemos denunciado a un chofer?…. cuándo hemos dicho basta?… cuándo nos hemos preocupado por protestar por una guagua sucia de semanas enteras sin limpiar?…. Por otra parte, si vas a quejarte a la empresa, no sucede nada….

* Yo he denunciado más de tres veces atropellos de varios chóferes, ninguno ha sido expulsado… a todos los he vuelto a ver… eso sucede en todas las áreas de los servicios…. No hay profesionalidad, ni garantías del servicio!

* ¿Qué sucede con los irresponsables que se montan en las guaguas y dañan la propiedad de todos? ¡NADA!

* Cómo se entiende que los policías no cumplan el rol dentro de la sociedad… he visto a varios en la guagua sin protagonismo alguno: desde no dar el asiento a una embarazada, hasta permitir que un grupo de indolentes interrumpa la tranquilidad ciudadana. Se montan sin pagar y muchos se pasan el viaje conversando con el chofer….

* El transporte mejorará cuando seamos capaces de interiorizar que es responsabilidad de todos cuidarlo, tanto de los chóferes, como de nosotros mismos. Las guaguas son del pueblo, no de ningún chofer, ni de los malhechores que la dañan o roban…

Solo son unas pocas de las recogidas a diario de amigos nuestros o de comentarios en la calle. Los esfuerzos del país podrán ser valorados en cifras de millones de dólares, pero si no aportamos con nuestra responsabilidad como ciudadanos, no se verá el fruto del empeño de nuestro Estado por garantizar nuestra movilidad a diario en una ciudad que cada día crece en habitantes.

Resulta curioso como nuestros medios de comunicación hicieron una sabia campaña, cuando se incorporaron los nuevos vehículos traídos de China. Varios irresponsables fueron a juicio con sentencias justas por irrumpir en las guaguas con conductas desfavorables que afectan a todos en general. Hoy siguen los irresponsables, aumentaron en número y no se ven juicios en los reportajes televisivos… qué sucede ahora? Ya no es noticia el cuidar nuestras guaguas?

Por qué no buscamos una solución al dinero que circula en las alcancías y da a parar a las manos de los chóferes… tarjetas de pago de transporte, sería una oportuna respuesta y podríamos montar por todas las puertas del  ómnibus sin “preocupación” para el chofer del pago de uno u otro individuo. Crear una red de inspectores permanentes que garanticen y velen porque se lleve encima al montar y de lo contrario imponer altas cifras de dinero en multas, sería al menos quitarnos todos el problema del menudo…

Eso se hace en muchas partes del mundo… debemos aprender del mundo y pensar en las respuestas que nos deben dar solución a los problemas actuales. Varias ideas surgen dentro de nuestras intenciones de convocar ejemplos de como modificar el pago del transporte en tarjetas, o como mantener el orden social, adecuado a nuestra calidad de vida y nuestra cultura… A nosotros nos corresponde ser mejores en la exigencia del cuidado del transporte público y exigirnos a si mismo nuestros deberes, así como también defender nuestros derechos.

Esperemos que el año 1984 se convierta algún día en historia pasada y no ronde con tanta actualidad por los albores del siglo XXI. El Taburete.

Nota: Para finales del año 2010, según los datos de los especialistas invitados al programa “Libre Acceso”, solo 65 chóferes estaban sancionados en toda la Capital por indisciplinas. Si quiere presentar alguna queja o sugerencia lo puede hacer a través del teléfono: 118-88-20, sus quejas serán atendidas y tratarán de darle solución e información.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s