#Cuba: Nadie queda al borde del camino cuando hay feria del libro.

Publicado: 11 febrero, 2011 en Cuba, Cultura, feria Internacional del Libro de La Habana
Etiquetas:, ,

Feria del Libro en el Morro-Cabaña de La Habana

Ya comenzó la XX edición de la Feria Internacional del Libro de la Habana y como siempre sucede por estos días, el trasiego habanero se intensifica aún más en una capital desbordada de transeúntes de todos lados. Unos suben y bajan a pasos rápidos por rampas y calles en el desespero de encontrar la literatura anhelada, mientras otros pululan como zombis de la curiosidad al lánguido ritmo del que todo lo observa y no se decide a nada. Así de compleja y surrealista es la Habana por estos días.
Cada año la Feria del Libro se convierte en un espacio esperado no solo para intelectuales o ávidos lectores, sino para artesanos, gastronómicos, caricaturistas, estudiantes, trabajadores, etc. En esta, entre otras cosas se destaca una infraestructura muy bien diseñada con el objetivo de hacer la estancia en ese recinto histórico-cultural mucho más gustosa llevadera, aunque a veces entre libros y sabrosos aromas la nota discordante la den los elevados precios a los que desafortunadamente muchos no podemos llegar año tras año.
A tono con esto, ciertamente se conoce del esfuerzo de nuestro Estado para la publicación de nuevas obras y autores en el marco de una crisis económica que nos toca de manera particular como país subdesarrollado, por lo que decepciona doblemente encontrarse con Stands repletos de libros vistos y revistos que ni por caducidad, abundancia o cansancio se les baja el precio de adquisición a una población cada vez más adicta y seguidora de la buena lectura.
Pero sin embargo, la Feria es en teoría y práctica mucho más que libros. Es toda una amalgama de exposiciones, coloquios, conversatorios, entrega de premios, espectáculos, y otras actividades colaterales que para bien de muchos, siempre llegan incluidas en la módica oferta del precio de  entrada.
Resulta gratificante además, que la cita nos complace (siempre fuera de programa) en el tropiezo con viejos y añorados amigos, con el más genuino acontecer musical en la isla, y hasta con alguna que otra extravagancia de las que siempre consiguen arrancarnos una sonrisa.
Por lo pronto, esta XX edición de la Feria Internacional del Libro como todas será muy bien recibida, aunque los precios una vez más no sean los más acordes a nuestra economía personal. Los más jóvenes se acercarán en masa al complejo Morro-Cabaña para desandar los antiguos adoquines, sentarse en los muros y observar la vista panorámica de una Habana rendida a sus visitantes, a los lectores, a los enamorados que huyen de la ciudad ruidosa, a todos los que sin llegar allí viven el acontecimiento a través de los noticieros de la tele. Sencillamente nadie puede escapar de la Feria. No por gusto somos un pueblo de hombres cultos.

Rosa Rodríguez Cubela para “La Chiringa”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s