En las tiendas recicladas no hay pulóveres del Ché

Publicado: 12 abril, 2011 en Cuba
Etiquetas:, , ,

Por Rosa Rodríguez Cubela, especial para “La Chiringa de Cuba”

Mi amigo Carlos Alberto, editor de “La Chiringa de Cuba”, me sugiere que haga un plan para no olvidar detalles a la hora de escribir un artículo, es más, siempre me regaña y me pide que me ponga al margen de lo que escribo para evitar caer en lo personal y de esa manera pueda ser más objetiva. De verdad trato y con su ayuda, pues muchas veces le pasa la mano a mis escritos, así logro que de vez en vez algunos se publiquen. He aprendido mucho de este hijo adoptivo que me encontró, y como buena madre y amiga voy a seguir su consejo al plantear primero mis inquietudes tratando de ponerme del otro lado de mis sentimientos.

En esta ocasión he de referirme a los gustos, los deseos, y al poder adquisitivo que tienen los jóvenes cubanos ante la compra de una prenda de vestir tan simple y simbólica como con los pulóveres con la imagen del Ché.

Por mucho tiempo vengo observando que lo que antes no era usual en mi generación, hoy se convierte en algo cotidiano. Era difícil en mis años de estudiante universitaria ver una prenda de vestir con la imagen del Ché, y era solo por respeto. Grande en demasía su figura para que popularmente se llevara a cuesta.

Recuerdo que la más llevada entre los jóvenes era la de Manuel Ascunce, pues se había creado el contingente pedagógico en esos años y nos la regalaban en pulóveres de muy mala calidad, los que siempre recibimos de muy buena gana. Estoy hablando de una época en que la ropa que se daba para la escuela al campo terminaba por transformarse en una prenda de vestir, pues lo mismo se podía ir con aquel pantalón a una fiesta de quince y  nadie se detenía a reparar en ese detalle. Ciertamente a la hora de vestirnos todos éramos muy parecidos, tan comprometidos, sanos y conscientes; a pesar de que los jóvenes siempre han sido alborotados y diferentes en todas las épocas, pues mi generación fue noble en ese sentido.

Hoy Guevara vuelve al camino pintado en los pulóveres de los muchachos…Pero ¡a que precios!

Desando las tiendas de Artex y observo la excelente calidad de los tejidos donde descansa la imagen bien definida de ese Ché sonriente que pareciera extender su mano diciendo ¡cómprame! Estoy casi segura de que esta propuesta no es para la juventud cubana, sino que en la llamada estrategia del marketing va dirigida a los turistas y a la ganancia de divisas. La propuesta es atractiva y estoy segura que muchos visitantes vienen y lo adquieren como suvenir, como símbolo revolucionario, o para regalar y hacer notar que estuvieron en Cuba llevando la imagen tomada por Korda hacia otras partes del mundo.

Sin embargo, en el caso particular de los jóvenes cubanos, creo que los precios son a mi juicio bastante altos, pues los hay desde muy baja calidad en 6 cuc, hasta otros ya mejores en 12 y algunos muy buenos en 15cuc. En Matanzas por ejemplo, se pueden encontrar en tiendas y en stands apartes casi mostrándose como mercancía de lujo. Cierta vez comenté esto entre los jóvenes que me visitan y uno me dijo: “Sé quién los hace, le llevas el pulóver y te ponen la imagen”. Nada, que el cubano sabe de dónde sacar dinero y cómo hacer frente a sus propias preferencias.

Dentro de todo y retomando la línea que debí seguir, se me olvida hablar de gustos. Es cierto que a muchos jóvenes les atraen los pulóveres fosforescentes y luminosos que parecen de plástico, según me dice una amiga, a otros más sencillos les seducen los variados  letreros, y no faltan quienes ansían llegar a la universidad luciendo la reluciente imagen del Ché en su pecho, aunque no me queda claro si lo hacen por moda, por rebeldía, o simplemente porque les atrae una figura tan grande como la del guerrillero heroico. Lo cierto es que sean cuales fueran los motivos, el caso es que los padres a veces no podemos hacer tales sacrificios teniendo en cuenta que debemos mantener a nuestros hijos para que estudien, así como darles dinero para el pasaje y alimentos, por lo que definitivamente la prioridad no puede ser esa, aunque así muchos lo deseen.

Me quedo sin ideas o temerosa de decir que es un negocio, o que de alguna manera le están sacando provecho. Debe haber una explicación, y no para los precios, sino para que no exista un mercado paralelo en el que se pueda adquirir en moneda nacional y a un precio asequible este tipo de prenda.

Tampoco entiendo como viene alguien de “afuera” y te regala como suvenir una Torre de Eiffel traída de Francia, y la mayoría de los jóvenes de aquí dentro no puedan comprar un sencillo pulóver del Ché ya no como suvenir, sino para regalar a cualquiera o usarlo ellos mismos. Es paradójico que un tío de EE:UU traiga un pulóver que reza “Cuba” bien grande, lindísimo y de buena calidad, y lo regale para que algunos hagan deporte; allá es un negocio y aquí… ¿otro negocio?

He tratado de exponer lo que pienso en línea general este, que no es solo mi criterio, pues he conversado con estudiantes universitarios, jóvenes trabajadores, e incluso con aquellos a los que les gusta desandar La Habana o entrar a un rincón de trovadores identificándose con la imagen que llevan puesta, esa que en muchas ocasiones los distingue de otros grupos de tendencias diferentes o de diferentes gustos musicales, pues definitivamente esta imagen marca la diferencia para muchos.

Si seguimos sin una opción más barata para la mayoría de los jóvenes, Guevara seguirá vigilante desde una pared y no desde el pecho aunque se lleve en la mente. Es una lástima que en las tiendas de ropa reciclada no podamos encontrar los anhelados pulóveres del Ché.

comentarios
  1. Muy buen comentario… Felicito a su autor… Esta es una verdad… El opinar de cierta manera un poco diferente a lo establecido, a ningun cubano buen intencionado, no hablo del que se siente revolucionario, conunista, no, hablo de aquel, y que tambien existe, que vive puerta por puerta de cualquiera de nosotros, el de ‘a pie’ que le importa un bledo cualquier cosa… Aprovecho para comentar algo, se que es un poco fuerte, y no me pondre bravo si el Companero Carlos Alberto no me publica lo que escribire:…

    – En Cuba, y les recuerdo a los que me conocen, quien eran mis amigos, mis companeros… Ninguno era desfecto a la Revolucion cubana… NINGUNO… Por lo que cuando visito la Isla, no tengo otras alternativas que cuando intercambio alguna idea, es a un cubano que apoya a la Revolucion abiertamente, algunos de ellos hoy son simples personas retirarados por su edad, pero otros se mantienen en responsabilidades significativas, y mi comentario (privado, dentro de un auto en marcha), fue a raiz de cuando se autorizaron los ‘PALADARES’ (Como quiera que lo vires, lo mires, lo toques, es un negocio privado, un negocio CAPITALISTA, no es un ‘paladar’ es un restaurante)… Este Companero, muy bien informado, me pregunto que opinaba sobre la medida… Mi respuesta no se hizo esperar… “un error garrafar… no soy quien para hacer publico mi desacuerdo, porque no vivo aqui.. pero te dire por que es un error: En primer lugar destruyen lo que, mas tarde o temprano, se tiene que organizar, que es la Ley de Zonificacion, donde las areas residenciales se deben respetar, segundo, en Ciudad Habana, por citar solo una de las tantas hermosas ciudades de nuestra Isla, existen suficientes locales cerrados, que muy bien se pudiera ir a ‘licitacion’ para aquellos que desean ser duenos de restaurantes, y les entrego por arrendamiento el local, Ah!!!, y este local, por supuesto, el Estado no tiene que repararlo antes, porque lo hara el que lo rentara, y luego se deducira de su renta mensual de todo los gastos en que incurrio, y no solo se respeta la ZONIFICACION RESIDENCIAL, sino que le damos vida a muchismos locales que no solo estan cerrados, sino que estan en mal estado y ‘afean’ el area… Y por ultimo le comente sobre mi preocupacion, que un ‘paladar’ daba la posibilidad a que algunos pudieran incurrir en un tipo de corrupcion muy particular, como es la de rentarle habitaciones a parejas”… Mis comentarios fueron muchos mas amplios, por lo que no haria falta extendernos aqui… Y por supuesto, mi companero no me acepto mi observacion… Pasaron dos o tres anos, y una noche sentado con este Companero en un restaurante, me puso su mano en mi hombro y me comento: “Marcos, hoy tienes razon de lo que una vez me respondiste sobre los ‘paladares’… “… Por supuesto, no le di curso al reconocimiento que hizo mi viejo companero, hoy todavia en una alta responsabilidad del gobierno… Y pienso, con cierta salvedad, que no me corresponde a mi, de la parte de aca, hacerle sugerencias al pueblo de Cuba, y al Gobierno revolucionacio, de ningun tipo, para bien o para mal… Pero aprovechando esta oportunidad, es me tome el atrevimiento de escribir mi opinion respecto a los Paladares… Estimado Carlos Alberto, si en otra ocasion algun companero y companera me hiciera la misma pregunta, le responderia lo mismo en privado… Y que viva Cuba… Gracias, y reitero que no me ofendera si no me publican esta opinion muy personal… Gracias…

  2. Hola Carlos aunque no concuerdo para nada con su ideologia del Che, creo que los cubanos tienen cosas mas importantes en que gastar el poco dinero que ganan como para gastarlo en una playera que tu mismo calificas de mala calidad, al contrario de los turistas que para eso visitan Cuba, donde es un distintivo este personaje. Saludos y felicitaciones x tu blog. No concuerdo con tu ideologia pero me encanta leer tu blog. Libertad de expresion, verdad. *_*

  3. Estimados Carlos Alberto… Mi Grupo de Apoyo Financiero, esta listo para activar la ‘Industria Deportiva Cubana’… La Industria Deportiva Cubana es una factoria con todas las condiciones para ‘echarla’ a andar… Asi que tu me dices por donde empezamos… De inicio te puedo enviar a la persona que podra dar una propuesta concreta de como esta Industria cubana puede comenzar a dar sus primeros pasos… Te propongo te involucres directamente en esta gestion comercial, nosotros estamos listos, de ti depende que se empiece a hacer algo en este frente, y no solo los pulover del Che no faltaran, sino tambien todo lo relacionado con lo que anos atras fue esa poderosa industria… Gracias por leerme, esperando por ti, Marcos Jesus…

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s