Defensores de la diversidad sexual marchan junto a su bandera

A ver si me entienden, porque la verdad es que pudiera parecer algo complicado, aunque doy por seguro que para nada lo es. Ayer una buena amiga se alarmaba por la frecuencia con la que publico artículos sobre la diversidad sexual en este blog, a lo que respondí que se debía precisamente a la celebración de la Jornada Nacional contra la Homofobia en Cuba, un espacio que se presta para difundir interesantes puntos de vistas que generalmente nuestra prensa nacional evita o toca de manera muy sublime, como quien no quiere meterse en camisa de once varas. Le conté además que como comunicador que soy, siento la necesidad de pronunciarme en favor de muchos temas renegados o para algunos “espinosos”, y que es este precisamente uno de los más interesantes. Creo además, le dije, que aunque nada tiene que ver con mis preferencias sexuales, ser portavoz, realizar verdaderos análisis, o defender esta causa que impulsa el CENESEX con sus colaboradores, lejos de hacerme diferente me enriquece tanto personal como profesionalmente. Mi amiga lo entendió. Para mi sorpresa, cuando le comenté lo sucedido a mi esposa me dijo que en su centro laboral tiene una compañera que al estar suscrita a “La Chiringa de Cuba”, cada vez que recibe un Post de este tipo le hace jaranas insinuándole que me estoy cambiando de bando, a lo que ella sin darle mucha relevancia responde casi siempre con otro tipo de jarana. Pero por si fuera poco, en días pasados un amigo mío, al que considero está entre mi más cerrado círculo de amistades, me espetó en plena cara sin más ni más:

–         ¿Asere, pa que tu publicas tantas pajarerías de esas? El que no te conozca seguro piensa que tú eres medio MARICÓN, o MARICÓN y medio, qué se yo… (y se rió a carcajadas con un elevado grado de complicidad.)

Lo cierto es que de los casi 30 años de vida que cargo sobre mis hombros, he aprendido que entre las peores cosas que afectan la convivencia social, la subestimación entre personas ocupa un lugar preocupante para una sociedad tan moderna, tan justa, y tan revolucionaria como la que decimos tener.

Según un proverbio de otra sabia amiga, “las primeras impresiones nunca tienen segundas oportunidades”, algo que en lo personal he asumido al pie de la letra cuando me presento a un nuevo empleo o cuando visito la casa de una novia por primera vez, pero… ¿tendrá esta frase una segunda interpretación implícita a la que recurrimos en nuestro subconsciente?

Desgraciadamente parece que sí, y lo digo por lo excluyente que en materia de diversidad sexual a veces somos los cubanos, a quienes nos cuesta Dios y ayuda entender que la sociedad se trasforma con cada minuto que trascurre en el tiempo, y que los nuevos conceptos ya sea para bien o para mal, se revierten casi instantáneamente en nuevas y revolucionarias actitudes sociales, de las cuales entre muchas otras, no quedan exentas las conductas homosexuales.

Aceptarlas en la Cuba de hoy está siendo todo un reto. Importantes pasos se han comenzado a dar en los últimos tiempos, y el trabajo del CENESEX sin lugar a dudas ha sido un elemento clave en esta nueva revelación de nuestra sociedad, la que hoy busca su merecido espacio tras muchos años de estar encerrada en el closet víctima de la represión, de las burlas y los abucheos, de la censura intelectual, e incluso tras ser eliminada de todo espacio o sector que supuestamente debía preservar la pureza de una obra que no podía permitirse “semejantes entes” en su generación futura.

Mariela Castro junto a dos activistas gays

Pero la vida, que es sabia y que nunca deja de cobrarnos factura, siempre tiene la última palabra. Por ello, suerte tenemos hoy de poder sentarnos junto a Lennon en un parque, de haber sido testigos de un Silvio omnipresente en cada marcha por el regreso del niño Elián, y de ver como ahora quienes fueron recluidos en los campos de la UMAP, organizan con pleno consentimiento del gobierno jornadas contra-homofóbicas, dictan conferencias a teatro lleno sobre la diversidad sexual,  y publican libremente sus conceptos y formas entender la vida sin cuestionamiento alguno por parte de las autoridades , en fin, que para preocupación de muchos y felicidad de otros, incluso se llenan de lujo ondeando su flamante bandera en compañía nada más y nada menos que de la hija del Presidente.

¡Qué cosas tiene la vida! ¿Verdad?

Carlos Alberto Pérez Benítez

“La Chiringa de Cuba”

comentarios
  1. Mabel dice:

    Bravo, aplausos, amén, te apoyo…. :0)

  2. Tus anécdotas son muy esclarecedoras de cuánto afecta la homofobia, no solamente a las personas LGBT, sino incluso a los heterosexuales, cuando los prejuicios ajenos les obligan a estar haciendo profesión de fe de su orientación sexual. Por eso quienes colaboramos con la Jornada, partimos de que no lo hacemos solamente por nuestro derecho a una libre orientación sexual e identidad de género como lesbianas, gays, bisexuales o transgéneros, sino también para todos a quienes le coartan la expresión sobre temas de sexualidad, a partir de actitudes, chistes, comentarios y hasta “sospechas” homofóbicas. Gracias por tu compromiso, las campanas doblan por todos.

    • Gracias Paco por tu comentario. Así como dices, las campanas doblan y espero que tras esta jornada se tripliquen y mucho más el ding dong de la campana. Ojalá pudieramos todos los heterosexuales ver la homosexualidad sin tabúes ni recelos como parte de nuestra sociedad lo hace hoy. Creo que pronto podré compartir alguna jornada con ustedes para poder hablar con mucha más base sobre el tema. la invitación la ha hecho nuestro amigo común @k1000g. veremos como va. Saludos.
      Carlos Alberto

  3. Kmilo dice:

    Excelente post, Carlos Alberto. Te felicito por decir alto y claro tus pensamientos en este tema, sin prejuicios ni tabúes. Cuando todas y todos seamos capaces de ver estas cosas como algo natural, habremos ganado una gran batalla… porque, desafortunadamente para muchos, la homofobia y los patrones heterosexistas los limita a reprimir sus expresiones y ser ellos mismos. Hay que romper esa barrera… y como lo estás haciendo es la mejor manera. Te esperamos en la Jornada, como a todas y a todos que lean este blog, pues la invitación es general. Abrazos

  4. odalys dice:

    Excelentes razonamientos, muy válidos para el momento en que vivimos, saludos Odalys

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s