La crónica de Marcos: Mi amigo Héctor Carbonell Méndez y la ‘Causa Nro. 2/1989’

Publicado: 22 julio, 2011 en Cuba, Estados Unidos
Etiquetas:, , , ,

– … “Fallece en Miami Héctor “el güiro” Carbonell, acusado en ‘Caso-Abrahantes’ (Causa 2-1989)”…

Por Marcos Jesus Concepcion Albala*
– …“Este domingo (Julio 25 de 2010) en la mañana, muere en el Jackson Hospital, de Miami, Héctor Carbonell, ‘el Güiro’, sobreviviente de la causa 2 del 89 y controversial personaje del exilio de Miami”…
– … “Fue el autor de una complicada fuga de La Habana, (algunos dicen que lo hizo disfrazado de mujer, otros que mandado por la seguridad y una tercera corriente lo ve como alguien a quien le dejaron ir para ver si ‘desclavaba’ los millones que se pudo llevar)”…
– … “Luego, el prófugo convivió en España con el grupo de los jubilados y escapados oficiales del MININT, los amigos de Abrantes. Allí jugó al millonario con aparentes negocios en México y Guatemala. Luego se mueve a Miami, a donde llega huyendo de los servicios de la inteligencia cubana, pero, oh sorpresa, se asocia a un conocido simpatizante del castrismo dentro del exilio” …
– …“Uno de los más notables es el ex coronel Héctor Carbonell, conocido como ”El Güiro”, quien en 1989 fue condenado a 10 años de cárcel en la nombrada Causa Dos, junto al ex-ministro del Interior José Abrahantes y otros altos oficiales del Ministerio del Interior”…
– … “Según las fuentes, Carbonell escapó de Cuba después de la oscura muerte de Abrahantes en la prisión de Guanajay. Utilizando el nombre de Juan Villegas, aprovechó un pase para burlar los controles de Inmigración. Pero en conversación con El Nuevo Herald, aseguró que salió de Cuba legalmente, tras cumplir la mitad de su condena y declinó responder otras preguntas”…
Las notas que usted acaba de leer fueron extraídas, exactamente, sin la corrección ortográfica, de diferentes artículos dedicados a la desaparición física de Héctor Carbonell Méndez (hijo), tal y como fueron publicadas en varios medios de comunicación. Demasiadas mentiras, esto debe ser considerado por el Guines, porque Miami es la Ciudad en EEUU, posiblemente en el Planeta Tierra, que más desinformación publica en tan pocos espacios…
En el año 1969 fui nombrado Jefe de Despacho de Héctor Carbonell (padre), quien era en ese entonces el Director Administrativo de la Dirección Provincial del ‘Instituto de Deporte Educación Física y Recreación’ (INDER) de la Provincia La Habana… Fue en esta época que por mi estrecha relación con la familia Carbonell conocí a Héctor (hijo), y esta amistad con Héctor (hijo) la mantuve hasta solo unas horas antes de su fallecimiento aquí en Miami…
Si, Héctor (hijo) fue procesado y condenado en la ‘Causa Nro.2/1989’, donde también fue sancionado el Ministro del Interior (MININT), General de División José Abrantes Fernández y otros altos oficiales del mismo organismo, cumpliendo parte de su condena de 10 años fue liberado. Al año de estar en libertad, decidió solicitar la salida del país, y el Gobierno cubano se la concedió sin ningún contratiempo. Héctor (hijo) viajó a México, luego a España, más tarde a Guatemala y finalmente fijó residencia aquí en Miami con su esposa y la hija de esta, ocupando un apartamento que en ocasiones, no podía pagar… Luego le llegó desde España el hijo menor de su primer matrimonio, al que le decíamos ‘Junior’. Desde su llegada a Miami empezó a trabajar en una Agencia de Viajes a Cuba…
Héctor (hijo) se pasaba horas conversando conmigo y siempre que me visitaba, los temas siempre resultaron para mí muy, pero muy interesantes, sobre todo sus anécdotas cuando cumplía sentencia de privación de libertad en compañía del ex Ministro Abrantes…
A mi amigo Héctor (hijo) le hice muchas preguntas y lamento no tenerle que pedir permiso para lo que, inconsultamente, publicaré aquí en esta Crónica…
A los condenados en la Causa Nro.2/1989 se les trasladó a la Prisión de Guanajay, La Habana, al ex Ministro Abrante se le asignó una celda independiente atendida directamente por un oficial del MININT, que se dirigía al ex Ministro como General… Una tarde, se le preguntó al ex Ministro Abrantes si deseaba que alguno de los condenados en su ‘Causa’ le hiciera compañía, Abrantes solicitó la de Héctor (hijo)…
Trataré de ser lo más justo posible en reproducir decentemente, en notas, de las tantas horas que Héctor (hijo) dedicó a decirme lo que yo sin preguntarle me confesó en mi propia casa de Kendall… Héctor (hijo) seguía siendo amigo mío y a su padre le seguía estando agradecido por lo tanto que aprendí de él cuando fui su Jefe de Despacho…
– …“Marcos, la comida era la de cualquier prisión en Cuba, no existía privilegios en los alimentos, eso sí, Abrantes tenía que tomar medicamentos para su ‘presión alta’ cada mañana y por las noches algún sedante”…
– …“Conversaba mucho con Abrantes, nos agarraba altas horas de la madrugada remontándonos de cuando nos habíamos conocido en los años sesenta, típicos temas de un preso en solitario… En una ocasión le recordé que hubo dos limitaciones para que yo asumiera algún ‘cargo’ en el MININT, la de no haber militado al Partido Comunista cubano ni ser un Oficial del Organismo… Simple ciudadano, con altas responsabilidades por la confianza que tenían en mi persona, especialmente Abrantes… Fueron muchos los años que me unieron a Abrantes, él era mi amigo en todo el sentido de la palabra, fue más que un amigo, lo sentía como un familiar más, un hermano”…
– … “En varias ocasiones le acompañé a sus ejercicios físicos, caminábamos la pista de la prisión y en ocasiones hacíamos alguna pesa y corríamos, realmente, yo no era persona de hacer ejercicios físicos, por lo que no siempre lo acompanaba, Abrantes era un hombre que hacía muchos ejercicios físicos”…
– …“En los días finales de su muerte, como unos 15 días más o menos, agarró la manía de decirme que Fidel lo iría a visitar… Abrantes me decía, ‘Fidel viene hoy a verme’… Eso me preocupó tanto que se lo comenté al oficial que lo atendía y a partir de ahí lo pusieron en observación, el médico de la prisión lo chequeaba más a menudo… En más de una ocasión se lo tuvieron que llevar para la clínica de la prisión para controlarle la presión arterial”…
– … “Una mañana, haciendo ejercicios, lo regresaron a la celda con ayuda de dos carceleros porque manifestó que se sentía mareado y con mucho dolor de cabeza; lo acostaron, empezó a sudar mucho, sudaba tanto que era la primera vez que yo veía a una persona sudar tanto, luego empezó a temblar, yo lo cubrí con una sábana y de inmediato se lo llevaron para la Clínica… Sus últimas palabras en ese tan pequeño espacio fueron, ‘Güiro, fuimos, somos y seremos parte de lo mejor de la historia’… Le respondí que se dejara de tonterías, porque me parecía una despedida… Marcos, esto que te cuento fueron fracciones de minutos, a las dos horas me avisaron que había fallecido. Yo no supe más de Abrantes”…
Héctor (hijo) llegó a Miami con las alforjas vacías, no tuvo otras alternativas que empezar a trabajar en una Agencia de Viajes a Cuba. En esta Agencia, recibía un salario que no le permitía cubrir sus gastos, hubo momentos en que yo tuve que ayudarlo económicamente…
– …“Casi a mitad de cumplida la sentencia, nos trasladaron para una casa de tránsito ubicada en el Parque Lenin, La Habana, sin carceleros, con un cocinero y un Oficial del MININT que nos atendía… A todos nos asignaron diferentes tareas que no cumplíamos… Por ejemplo, yo me la pasaba todo el tiempo caminando visitando a los vecinos, me hice amigo de un campesino de la zona y con el conversaba mucho”…
– …“En esta casa de tránsito podíamos recibir visitas, y cada cierto tiempo salíamos de pase los fines de semana. Hasta que un buen día se presentó un alto oficial del MININT, nos leyó la Resolución de libertad – SIN CONDICIONES – y cada uno de nosotros agarró para su casa”…
– “Tengo que contarte algo que hoy todavía me estoy preguntando: de esta casa de tránsito en que estuve unos meses, me llevé un ventilador para mi casa… Me llevé el ventilador que usaba… Como a los tres días de estar en mi casa, recibo una llamada del despacho del Ministro del Interior, General Abelardo Colomé Ibarra ‘Furri’… El propio Abelardo me preguntó como estaba, si me hacía falta algo, y que si se me presentaba alguna dificultad, que se lo hiciera saber… Pero al final de su conversación, me dijo, ‘Héctor, sé que te llevaste un ventilador de la casa de tránsito, por favor, mañana te enviaré uno para que devuelvas ese que te llevaste’… Tremenda sorpresa, al otro día en horas de la mañana, el chofer de Abelardo me llevó, no un ventilador, sino dos ventiladores en sus cajas, miles de veces mejor que el que yo me había llevado… El chofer se llevó el que yo tenía y me entregó mis dos nuevos ventiladores. Todavía me pregunto, ¿por qué sucedió esto de esta manera?”…
Una tarde me llama Héctor (hijo) por teléfono, y me comunica que necesita verme urgente. En ese instante estoy en mi casa, y lo invite a visitarme… De la forma en que me habló por el teléfono, me alarmó, porque oí a una persona asustada… Pensé que por su muy celebre lugar en un proceso judicial tan mencionado en los medios de Miami, que como mínimo lo habían amenazado de muerte… Como a las dos horas entró a mi casa blanco como una hoja de papel…
¿Héctor, que te sucedió?
– …“Tengo cáncer… Los análisis, las investigaciones en el Hospital Jackson dieron positivo… Mi vida terminó… Me propusieron en el Hospital que podía someterme a unas investigaciones gratis… Por supuesto, es como someterme a que investiguen en mí ciertos medicamentos a ver si funcionan en el tipo de cáncer que se me descubrió”…
No estuve lejos sobre lo que pensé en que lo habían condenado a muerte, pero no por Miami, sino por la propia vida… Comenté con Héctor (hijo): ¿Por qué no te tratas en Cuba? Ya me comentaste que tu esposa y la hija de tu esposa visitan Cuba… Y también me has dicho que la hija que tienes en La Habana, hasta se mantiene en el mismo lugar donde trabaja… Y que tú no tienes problemas para regresar cuando lo desees… Entonces Héctor, si es así, regrese compadre… Visite Cuba, aproveche que se le descubrió eso a tiempo y te tratas la enfermedad allá…
– …“Marcos, mi hermano, me da pena pedir esa ayuda… Hasta mi esposa me lo sugirió… Lo pensaré, pero no creo que tome esa decisión… En el Hospital Jackson, como te comenté, me ofrecieron un programa gratis, pero me tengo que someter a sus investigaciones, porque como tú sabes no tengo seguro médico, y no tengo suficiente dinero para cubrirlo, incluso, a una persona enferma, y menos de cáncer, no se le permite afiliarse a un seguro médico privado, menos mal que tengo el Hospital Jackson… Ya veremos que hago”…
Héctor (hijo), tú no estás solo… tienes a tu esposa, a tus hijos… tienes buenos amigos… me tienes a mí, a mi familia… Sabes que te tengo como a un hermano, y también sabes que desde Cuba tú no tienes problemas para tu regreso… En Cuba hay personas que te aprecian… eso ya lo comentamos…
– …“Marcos, te comento algo: tuve la oportunidad de recibir un cheque por más de 200 mil Dólares/USD con solo firmar un Contrato con Mega-TV para el Programa de ‘María Elvira Live’ aquí en Miami… Me lo propuso Marzo (Jesús Marzo Fernández)… Según Marzo, él se dedica a buscar personas para ese programa que pagan muy bien… Tenía que firmarle a la Producción del Programa más de 40 Programas… Ah!, y para que veas y entiendas como son estos hijos de mala madre, como son esta gente, que el ‘guion’ lo preparaban ellos, y yo guiarme por él; es decir, prácticamente tenía que decir lo que ellos me orientaban ¿Serán tan sinvergüenzas y descaradas esta gente? Pero tan sinvergüenza y descarado es también Marzo, porque hasta me comentó que él también recibía una comisión por cada persona que le llevara al Programa de María Elvira, sinceramente, no pensé que Marzo fuera así”…
– …“Marcos, no fui, como te conté, ni militante del Partido Comunista Cubano, tampoco oficial del MININT, como muchos dicen que soy, ¿pero sabes algo?: por una cuestión de principio elemental, a personas como yo no se nos debe ocurrir tal inmoralidad; porque, por ejemplo, no voy a analizar contigo aquí, si fue justo o no el proceso en que me vi envuelto, eso fue ayer, no tengo tiempo para analizar eso ahora, y mucho menos juzgar… Pero por encima de todo, tengo, y a mi padre lo conociste tú, principios que me inculcó, y también dignidad; así como también estoy agradecido de Abrantes, independientemente de sus errores que como ministro cometió, también aprendí con él lo que es el honor”… Abrantes fue un hombre de honor y confiaba ciegamente en Fidel”…
– …“Marcos, mi padre no estuvo de acuerdo de la forma en que se manejó el proceso en que se me juzgó, pero estaba consciente que por mis responsabilidades tenía que también ser, como mínimo, procesado… Así era mi padre, aunque sufrió mi proceso… Cuando murió mi padre a mí me entregaron todos sus reconocimientos, los guardé en casa de mi hija que vive en La Habana, estoy satisfecho con la despedida que le dispensaron en su último adiós… Mi padre mantenía la condición de Militante del Partido Comunista de Cuba y Secretario General de su Núcleo”…
– …“Marcos… como víctima puedo confesarte en el orden personal… que la vida me dio muchas alegrías como a cualquier ser humano, pero también me colmó de muchos sinsabores… a mí me tocó vivir todas sus partes, incluso, sus dos extremos”…
Una mañana Héctor (hijo) me llamó por teléfono para que lo fuera a ver al Hospital Jackson, no albergo duda que deseaba despedirse de mí, presentía la muerte… a la visita me acompañó mi hijo Marcos Jr.… Ya no podía caminar, ni mantenerse con sus propios pies… En su rostro se reflejaba la muerte, la despedida de un hombre, que como el mismo me confesó, había tenido la posibilidad de haber vivido en los dos extremos…
Se llevó a la tumba lo que más deseaban conocer en un canal de Televisión de Miami, dispuestos a pagarle más de 200 mil Dólares/USD… Para estos medios sin escrúpulos, aunque Héctor (hijo) hubiera mentido, serviría para identificar mucho más la inmoralidad personificada de la desinformación que se vive en Miami y ser analizada como un ‘Record’ para el famoso Libro Guines…
Que E.P.D. mi amigo y hermano Héctor Carbonell (hijo)…
*Marcos Jesús Concepción Albala… (Trinidad/Casilda, SS, 1947)… Cuba… Reside en Miami, Florida, Estados Unidos… Licenciado en Gestión Comercial Internacional… Director de la Agencia de Contrainformación ArgosIs-Internacional en la Red: www.argosisinternacional.com

comentarios
  1. MAITE dice:

    BUENISIMO!!!!!

  2. Magalys dice:

    Un hombre de principios puede caer, pero deberá levantarse intacto, sin arrastres durante la caída. Se dicen tantas mentiras sobre ese proceso, pero la verdad siempre está ahí para ser contada, muy esclarecedor!!!

  3. Tico dice:

    Gracias a Marcos por su honestidad y no caer en las redes de la odiada expresion “el fin justifica los medios”. Decir la verdad es el mejor camino en la busqueda de la tranquilidad espiritual. Sin dudas puedes estar con tu conciencia tranquila.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s