Cuba, el cable y el sacrificio del potro salvaje

Publicado: 21 octubre, 2011 en Cuba

informatica Por Miguel Arencibia Daupés
La bomba de Ravsberg
A mediados de 2008, Ramiro Valdés Menéndez, Comandante de la revolución y miembro del Buró Político del PCC, en ese entonces ministro de la Informática y las Comunicaciones (MIC), quien hasta hoy continúa atendiendo ese sector como vicepresidente del Consejo de Ministro (y de Estado), expresó fuertes reticencias concernientes a Internet y la comparó con un potro salvaje a domar. Por esto y por el incumplimiento en las fechas de las etapas de instalación del
cable de fibra óptica Alba-1, entre Venezuela y Cuba, en el trabajo Cuba y la controvertible Internet, publicado en octubre de 2009, en Kaosenlared, concluí: Nadie dude que el pueblo cubano (…) se mantiene con ojo muy avizor sobre el proceder de las autoridades partido-estatales a fin de que, en vez de domar, no vayan a terminar sacrificando al potro.”
Tres años después de aquella significativa frase del Ministro del MIC, como decimos los cubanos, ¡tremenda bomba ha soltado Fernando Ravsberg, el prestigioso corresponsal de la BBC en Cuba, en su artículo La burocracia pone en peligro a toda Cuba, publicado en su blog, el pasado 15 de septiembre!
Escribe Ravsberg: “Si Cuba no tiene hoy una mejor conexión a Internet no es por “el bloqueo de los americanos” ni porque “los comunistas limitan la libertad de información, sino por un enemigo mucho más poderoso: los burócratas corruptos”. Veremos más adelante por qué lo dice.

Breves antecedentes del escándalo
A fines de 2010, el (ahora defenestrado) Alberto Rodríguez Arufe, viceministro cubano de Información y Comunicaciones transmitió a la prensa que el cable submarino de dos pares de fibra óptica cubriría una distancia total de 5.340 kilómetros; de ellos, el tramo principal que uniría a La Guaira (norte de Venezuela) con Santiago de Cuba (sureste) sería de 1.552 kilómetros; mientras el otro segmento, conectaría a Cuba y Jamaica. Señaló que para el país representaría multiplicar por 3.000 la actual capacidad de conexión con el exterior, fortaleciendo “la soberanía y la seguridad nacionales". Precisaba que tendría un costo de 70 millones de dólares, aclarando que siete millones más que el monto previsto y mencionado anteriormente por Telecomunicaciones Gran Caribe SA, la empresa binacional cubanovenezolana encargada del proyecto.
En tanto, otro viceministro del MIC, José Luis Perdomo, dijo a EFE a mediados del presente año, que la infraestructura de comunicación continuaba desarrollándose en la medida en que "las condiciones económicas lo permiten".
Ya en mayo de 2008, Boris Moreno, también viceministro del MIC, patentizaba y se lamentaba mediáticamente: "no tenemos ninguna preocupación de que los ciudadanos se conecten desde su casa pero hay problemas de carácter técnico y de recursos de los que el país no dispone”. (Cuba: “Acceso a internet es un asunto técnico no político”.
(Agencias Kaosenlared).
Según datos de la Oficina Nacional de Estadísticas de Cuba, la mayor parte del 5,9 % del total de los más de 11 millones de cubanos que el pasado año usaron e–correo y el 2,9 % Internet (realmente Intranet, una ficción cubana de la Red) fue a través de sus centros de estudio o trabajo. De los que tuvieron acceso, por vía propia sólo lo hizo algo más del 5 % y por la cuenta de un tercero (usualmente por arrendamiento ilícito) el 15,6 %. Por mucho, uno de los más fuertes rezagos digitales del mundo.
A tenor de sus pronunciamientos, en todos los dirigentes y funcionarios implicados parecía una pi constante la inquietud por no poder brindar lo que necesita el pueblo en materia de conexión a la Red debido a la siempre comprometida situación económica del país.
Por otra parte, estemos claros de que no obstante el cable llegue desde Venezuela, se necesita la autorización estadounidense para enrutar el tráfico por su territorio -donde radica el principal nodo en el continente-, y a lo interno, habría que ejecutar importantes inversiones en la infraestructura de telecomunicaciones y en el ancho de banda.
Mas resulta que por ahora el rollo grave no está ni en el tema económico nacional ni en dicha autorización yanqui.
Ravsberg nos sorprende con que nuestros burocrasios “Compraron materiales baratos y se quedaron con el vuelto, un negocio redondo pero se les fue la mano en la baja calidad y dejaron el cable inoperante (subrayado mío), según se
rumorea en los pasillos del Ministerio de las Comunicaciones (…) Me dicen que el problema ocurrió por enviar de compras a funcionarios políticamente confiables, “si las decisiones las tomáramos los especialistas sabríamos hasta donde se puede ‘ahorrar’ sin arriesgar todo el proyecto” (…) Arrestaron e interrogaron a varios personajes, viceministros incluidos, sin embargo, uno de ellos “escapó”. Inexplicablemente, en medio de la investigación lo enviaron al exterior y, como era de esperar, no regresó.”
La verdad que entiendo nada.
En fecha 25.10.10, The Associated Press (AP) señalando que “Cuba es el único país del hemisferio occidental que no está conectado al resto del mundo con cables de fibra óptica“, había noticiado: “El gobierno venezolano tiene un acuerdo
con la compañía Alcatel-Lucen (¡!), con sede en París, para producir y colocar el cable submarino de fibra óptica hacia la isla caribeña”. Y el aún hoy embajador cubano en Venezuela, Rogelio Polanco, agregó en la propia entrevista:
"Pensamos que a finales de junio, principios de julio (2011) pudiera estar ya funcionando"
Sospechas en Cubaleaks Pese a lo dicho por el viceministro Boris Moreno (remember: "No tenemos ninguna preocupación de que los ciudadanos se conecten desde su casa…”), así como en el mismo sentido por Ramón Linares Torres, el Viceministro Primero del MIC (también ahora defenestrado), en la medida que avanzaba la fecha anunciada para poner en operación el cable (manteniendo la actual utilización satelital), se producía un extraordinario barraje de “información” dirigido a convencernos de los enormes peligros (para los cubanos que no contamos con acceso internístico) de la Ciberguerra que despliega el enemigo contra Cuba.
Mesas redondas, trabajos en la prensa plana, radial y televisiva; y los análisis de destacadísimo señor doctor (o viceversa) en Comunicología o en algo por defecto o exceso y un ex-profesor salido abruptamente de la ISPJAE, intentaron darnos el tamaño de bola de lo terrorífico que sería para nosotros siquiera un prudente acceso no institucional (orgánico) a Internet ..
Y ahora se corre que el esperado cable -que según William Reboredo, de Telecomunicaciones Gran Caribe SA tendría “una vida útil de 25 años y es a prueba de tiburones”- ni puede llegar a un día de operación por no haber resistido a las dentelladas de esos depredadores que viven fuera del agua.
Por todo eso, Cubaleaks (también denominada Radio Bemba o vox populis) está sospechando que este enredo de la plata estatal privatizada por (al buen decir de Ravsberg) “ladrones de guayabera” -sea o no como se ha filtrado- será aprovechado voy que te tumbo para seguir dándole pita al cometa y no propiciar al pueblo la posibilidad de entrar libre, módica y domésticamente en la Internet, la cual -aunque tuvo otro origen- hace años, por derecho propio, se ha convertido en patrimonio (y derecho) de la Humanidad.
La casi totalidad de los cubanos considera que para los cripto-capitalistas monopolistas de Estado nada conviene menos que posibilitar tal acceso. El perder la mantenida existencia de un monocanal de información, regido estrictamente por el núcleo hegemónico y sus cancerberos, supone una alta potencialidad de desestabilización dentro de la “ingobernabilidad” que se está constatando gradualmente. Solo que, por razones tecnológicas y de otras índoles, lograr la ansiada accesibilidad ya es cuestión de relativamente muy poco tiempo. Como hoy sucede con los ipops y celulares que graban y filman, los USB, las PC, laptops, discos y equipos de video que reproducen; los BGAN y WI-FI, que enlazan, etc.
Todo lo que sea, cada día se sabrá y se verá más y mejor.
Y devendrá el acceso a la Red a pesar de que, como en los últimos tres años para acá, el oficialismo intente seguir discriminando y en muchos casos disminuyendo los usuarios de Internet, e-correo nacional e internacional, en centros laborales y estudio; y hasta continúe expulsando a trabajadores y estudiantes de sus diversas instituciones. Lo cual nada tiene que ver con el boicot digital yanqui, sino con el bloqueo interno y contrarrevolucionario de la burocracia.
En defensa del “potro salvaje”
Si pésimas causas encuentran su acomodo en algún espacio de la Red, son innumerables las justas y enaltecedoras que tienen espacio en ella. Y con alturas cuantitativa y cualitativa a las que no pueden alcanzar el humillado buscador 2X3, la mikita Intranet y menos todavía una ridícula y kafkiana émula criolla de Wikipedia.
Reitero que mejor sería dedicar los empeños a instaurar las variantes del software libre en el dilatado espectro de las instituciones oficiales del país, a lo cual se comprometió hace tres años -sin lograr avances dignos hasta ahora- Ramiro Valdés en la visita a Cuba de Stallman, unos de los creadores del software libre Linus. De tal forma, se evitaría seguir hackeando estatalmente a Windows. Para que un día no tengamos que succionarle los calcetines a Bill Gates dado el imperial monopolio de Microsoft dentro de nuestras comunicaciones.
Internet es una de las mayores fuentes de conocimientos con que cuenta el ser humano. Hoy no se puede imaginar el futuro, ni el presente, sin ese "universo cibernético". Por sus amplias prestaciones, el desarrollo de las ciencias, las técnicas y las artes; así como otros tópicos que, como la comunicación familiar, pueden satisfacer múltiples intereses individuales y sociales.
Lamentablemente, son las ultras (derechas e “izquierdas”) las que pretenden convertir la red en un "campo de batallas”.
Empero, en el caso de Cuba, la más denodada deberá tener por objetivo que sean aumentadas las posibilidades de acceso a Internet para nuestro pueblo -con su reconocido alto nivel cultural, político e ideológico- sin selectividad ni otras restricciones innecesarias. Aunque haya quienes pretendan negarlo, tal accesibilidad se ha convertido en una de las expresiones paradigmáticas de la libertad personal en el planeta.
Por lo cual, repetimos con el sentido de lo escrito a fines de 2009: esperemos que, con el más reciente de los embrollos que se vienen haciendo recurrentes dentro de Burocracialandia, no se sacrifique al potro salvaje. Que viva y corra raudo, con su crin al viento, por los campos, pueblos y ciudades de Cuba.
Vía: Kaos en la Red

comentarios
  1. Mabel dice:

    Y yo que me veía actualizando en casa😦

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s