Cubanos: Internet no muerde

Publicado: 31 octubre, 2011 en Internet, tec, tecnología

connectinamericas

Casualmente un amigo me recomendó el viernes pasado visitar el sitio http://www.columbus-networks.com/, donde según datos encontrados se puede constatar que el punto más cercano de conexión por fibra óptica al tan añorado servicio de internet, está situado a solamente 34 kilómetros de las costas habaneras.

"El problema es que con bloqueo o sin bloqueo no tenemos internet brother, y mucho menos si hay tanto robo y corrupción en las élites encargadas de definir un asunto tan sencillo, y que ellos se han empeñado en tratar como secreto de estado…" me decía mi amigo bastante molesto.

Lo cierto es que una vez más nos ha salido el tiro por la culata, y si las mentalidades no cambian, para buen rato estaremos adoleciendo de Internet y justificando lo injustificable. Yo no digo más, solo propongo este maravilloso análisis que ha hecho la destacada bloguera y amiga Elaine Díaz.

Me sobran los comentarios.

Carlos Alberto Pérez Benítez
"La Chiringa de Cuba"

Cubanos: Internet no muerde

Por Elaine Díaz

Cuando se escriba la verdadera historia de la apropiación de Internet en Cuba tomando como referencia los contenidos difundidos por los medios masivos de comunicación estatales, la generación frente a este futuro betseller se burlará sin compasión de sus antecesores. Nuestros medios de comunicación han sido capaces de crear auténticas leyendas para aterrorizar a la población nacional. En esta cruzada cada vez menos creíble confluyen la falta de preparación profesional, la ingenuidad, la mala intención y, recientemente, la necesidad de desviar la atención de la escandalosa desaparición del cable de fibra óptica, inversión millonaria en la que depositábamos las esperanzas de la extensión de la conexión en un futuro próximo.

El nacimiento y posterior desarrollo de Internet ha sido distorsionado, simplificado y asociado totalmente a Estados Unidos, en lo que podría calificarse como una acción velada para minimizar los efectos positivos de la Red y convertirla en una “sucursal del Imperio”. En la conformación de esta mitología nacional recientemente se repiten con cada vez más premeditación y alevosía algunos errores básicos que el investigador español Manuel Castells resume en su manual en 10 lecciones sobre la historia de Internet.
El primer estigma es la condición militar del nacimiento de Internet. Todos los manuales nacionales recuerdan la creación de Arpanet y la necesidad de una red robusta capaz de garantizar la permanencia de las comunicaciones en cualquier situación; pero olvidan el contexto de contracultura radical libertaria existente en Estados Unidos en esa época. Durante aquellos años, señala Manuel Castells, “los movimientos libertarios, contestatarios, buscaban en esta creación un instrumento de liberación y de autonomía respecto al Estado y a las grandes empresas”. Este sueño no se pudo concretar y fue finalmente el sector comercial quien logró rentabilizar la reciente creación. Sin embargo, de este movimiento contracultural se heredó la filosofía de libre acceso que posibilitó el desarrollo acelerado de Internet. “ Los protocolos centrales de Internet TCP/IP, creados en 1973-78 se distribuyen gratuitamente y su fuente de código es accesible para cualquier tipo de investigador o tecnólogo”, apunta Castells.
La aparición de una parte importante de las aplicaciones, como el mismísimo correo electrónico, partió de necesidades primigenias de comunicación entre los científicos que desarrollaban la red e, incluso, “la tecnología clave de Internet, la conmutación de paquetes” – packet switching – se creó en paralelo entre los investigadores “Paul Baran en la Rand Corporation ubicada en California y Donald Davies en el National Physics Laboratory de Gran Bretaña”. El estadounidense Baran desarrolló además todo el cuerpo teórico de las llamadas “redes distribuidas”. Dentro de las tipologías reticulares –centralizadas, descentralizadas y distribuidas- el aporte de Baran resulta el más revolucionario. En el desarrollo de los protocolos TCP/IP participó también el francés Vinton Cerf, del grupo Cyclades y la WWW, sistema de navegación que se utiliza actualmente en todo el mundo, fue desarrollada por Tim Berners – Lee “en sus horas libres en el CERN de Ginebra”.
Para entender la importancia del carácter activo en el consumo de Internet por parte de los ciudadanos resulta imprescindible leer Multitudes inteligentes, donde Howard Rheingold intenta buscar una explicación sobre la necesidad de un ambiente cooperativo y descentralizado en la Red. Para ello, nos recuerda el surgimiento de los primeros hackers – no asociados a los piratas informáticos – sino a una filosofía o contrato social que rezaba: “El acceso a los ordenadores debe ser ilimitado y total; toda información debe ser libre y es importante desconfiar de la autoridad y fomentar la descentralización”.
Otro de los puntos neurálgicos en el discurso nacional es el gobierno de Internet. Si bien abundan los aspectos lúgubres en el manejo de la Red a los cuales no tendremos acceso o que son minimizados por los medios internacionales, la cara oficial se concentra en el ICANN. Esta sociedad de carácter privado cuenta con un Comité Ejecutivo integrado por personas de diferentes países y su Consejo de Administración se elige por votación global “entre cualquier persona que se quiera apuntar a ICANN mediante correo electrónico”. En el año 1999 unas 165 mil personas de todas partes del mundo votaron por una lista de candidatos abierta, cifra aún pequeña comparada con la cantidad de usuarios a nivel mundial; pero que ilustra la preocupación de algunos ciudadanos por formar parte activa del funcionamiento de la red.
Existen, sin embargo, aspectos injustos en el acceso a los recursos de la web. Ciertamente desde Cuba no se pueden descargar, sin la presencia de un proxy anónimo, algunos programas de Google y otros sitios; pero esto se debe a la pertenencia de estas empresas al país que legisla la arbitraria inclusión de Cuba en la lista de naciones patrocinadores del terrorismo, y no al carácter mismo de Internet. La política estadounidense hacia Cuba debe aparecer en su justa medida, ¡solo en su justa medida!, en el proceso de alfabetización digital a la población cubana si se desea transmitir una idea justa del desarrollo tecnológico y no un discurso sesgado o plagado de errores y lugares comunes.
Para presentar entonces a una sociedad desconectada como la cubana – no solo en términos de acceso, sino de soporte y velocidad para la navegación- el espacio social donde se está gestando la economía, la educación y el gobierno actuales, por citar algunas áreas, es imprescindible partir de una lectura honesta de la Red, que incluya algo más que frases archiconocidas del tipo “las nuevas tecnologías son imprescindibles para el desarrollo de cualquier país”, coletillas de 10 segundos al final de trabajos que intentan demostrar lo contrario. Internet para los cubanos continúa siendo una materia pendiente.  Pareciera no haber manera coherente de implementar desde el discurso de los medios y la acción de los organismos gubernamentales implicados las palabras de Fidel Castro que anunciaban: “Internet parece es tar hecho para nosotros”.
De igual forma, cualquier mención a la Red en la actualidad debe venir acompañada de la necesaria explicación sobre el estado del cable de fibra óptica. Los actuales procesos de rendiciones de cuenta de los delegados al pueblo, así como las políticas de transparencia de la información que declaran como intenciones el VI Congreso del Partido y el documento de la Conferencia Nacional de enero constituyen una coyuntura excelente para que los organismos involucrados expliquen a los ciudadanos de forma honesta cuáles son las condiciones actuales de esta inversión millonaria. La otra opción, esperar a que los involucrados, como nos tememos, estén “listos para sentencia”  es injusta y poco saludable para el devenir de una nación que declaró a viva voz, sin tanto protocolo, su carácter socialista.

Tomado del Blog La Polémica Digital, con previo consentimiento de su autor.

Etiquetas de Technorati: ,,,
comentarios
  1. Mabel dice:

    Muchacho sal de ahí que te quemas eso es candelaaaaaaaaaaa jajaja Yo.. Paso😦

  2. manolitook3 dice:

    Excelente artículo está genial, no se puede esperar menos de su autora, no obstante yo lo resumiría en pocas palabras ¡¿QUE ESPERAN PARA DARNOS ACCESO A INTERNET?, CUBA YA ES UN PAÍS CONECTADO POR UN CABLE DE FIBRA OPTICA Y NO VEMOS CAMBIO ALGUNO, EN ESTE SENTIDO EL GOBIERNO CUBANO HA QUEDADO MUY MAL PARADO, LOS JÓVENES EXIGIMOS EL ACCESO A INTERNET, ES UN DERECHO HUMANO!

  3. manolitook3 dice:

    SE ME OLVIDABA ALGO, YO LE CAMBIARÍA EL TÍTULO AL ARTÍCULO, LE PONDRÍA: GOBERNATES, EL INTERNET NO MUERDE

  4. Aday dice:

    Estoy de acuerdo con muchas de las coas que escribe Elaine en su trabajo, pero pienso que en algunos puntos no se debe ser ingenuo.
    Sueño primero con el día en que los cubanos no tengamos necesidades económicas y que podamos comer lo q sembremos. Después de otras necesidades muchas que tenemos sueño con que todos en Cuba y en EEUU tengan internet. En cuba q sea gratis para el q no pueda pagarla y en EEUU también.

  5. Jesús Raydel Sánchez Rodríguez dice:

    Magnífico artículo. En nuestro país se mira con recelo el acceso a internet. Parece que se le teme. Yo vivo en Estados Unidos y cada vez que, por necesidad durante una visita a Cuba, he debido acceder a internet para enviar un correo electrónico o incluso compar un boleto de avión usando una tarjeta de crédito americana -especialmente cuando estaba desempleado y cada 30 días debía salir de Cuba para volver a entrar y de esa manera no convertirme en “deportable” de mi propio país- me exigen que muestre el pasaporte de Estados Unidos. La encargada de exigir este riquisito en los telepuntos no solamente comprueba que poseo un pasaporte del extranjero, sino que abre un libro y anota mi nombre y número del documento extranjero así como fecha y hora en que voy a acceder a la red. ¿No es esto vergonzoso? Después de pagar tan caro por la conexión, debo mostrar pasaporte extranjero porque como residente cubano no tengo derecho a usar el servicio… Vamos muy, pero muy mal, y espero que esto cambie pronto en el futuro cercano, así como el poder aspirar a un teléfono fijo en una casa particular. Mis padres llevan más de 10 años esperando por uno en un pueblo de la provincia de Villa Clara y siempre se les responde que no hay capacidad…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s