¿Consumismo?

Publicado: 3 diciembre, 2011 en reformas económicas

lightbulb Por: Lic. Manuel I. Alonso Machado
Consultor Económico

Publicación original: Cubano1er.Plano

En estas últimas semanas tanto por la televisión nacional, la radio como en la prensa nos conminan a combatir el consumismo. Creo que nadie en su sano juicio este de acuerdo con las compras compulsivas y el convertir a un articulo del mercado en objeto de culto,  son un mal que debemos contrarrestar educando a nuestro hijos y no dejándonos seducir por la avalancha de mercancías que nos ofrece el mercado, venga de donde venga.
Esta avalancha de mercancías, en especial las tecnologías de la información, están soportadas por sutiles y bien diseñadas campañas de mercadeo para esquilmar a los bolsillos poco avezados.
Al otro extremo se encuentra la propaganda que arremete en contra olvidándose, casi por completo, de que en vez de ayudar a frenar el consumismo lo estimula como el deseo por la fruta prohibida.
En un documental pudimos ver la celebración del cumpleaños 100 de un bombillo incandescente, era mostrado como el ejemplo de lo que puede lograrse, un bombillo incandescente eterno. Pensándolo sosegadamente ¿Es necesario tal tipo de bombillo? ¿Cuál es el costo de producirlo?  ¿Acaso los bombillos no se rompen por causas ajenas a tenerlo encendido? Si el bombillo que se rompe es de los que debía ser eterno, de que tamaño sería el derroche.

¿Los bombillos incandescentes eternos hacen innecesarios los bombillos ahorradores? El ciclo de vida de una mercancía no está compuesto solo por su durabilidad en su utilización común que puede llegar a ser onerosa, se nos olvida el vertiginoso desarrollo científico técnico ¿Cómo y cuando serán introducidos los avances científico – técnicos en la vida del ciudadano común?
Si las licuadoras manuales no se rompen para que fabricarlas eléctricas y que decir de los detergentes y las lavadoras que ahorran agua y trabajo doméstico. ¿Para qué fabricar ómnibus auto propulsado si los caballos duran mucho más?
Comparto plenamente la idea de que un aparato con baterías debe tener la posibilidad de su recambio o recarga pero ¿Deben ser eternas? ¿Qué costo tendrían? Se debe hacer el máximo esfuerzo para reducir, o mejor, eliminar la basura electrónica y los contaminantes industriales de todo tipo generados por el consumo individual y social.
¿Qué podemos hacer para reducir o eliminar el consumo desmedido de ciertas empresas? En varias ocasiones nuestro Presidente Raúl Castro se ha referido a la acumulación de inventarios ociosos, las inversiones que no se terminan o que están asociadas a tecnologías obsoletas y que solo generan graves pérdidas económicas al país y contaminan el medio ambiente. Este consumismo empresarial también debe ser combatido con energía porque es casi un crimen en las circunstancias económicas actuales.

Etiquetas de Technorati: ,

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s