La Utopía: Vicente, de los que luchan toda la vida

Publicado: 25 enero, 2012 en , Música
Etiquetas:, ,

vicenteenlautopia La magia estaba convocada. A la par de las puertas —a las 5 en punto—, se abrió la caja de Pandora de   videos y el pandemonio de fantasmas poéticos comenzó a desatar la Utopía interactuando con el público que entraba. Llegó, como primera, nada menos que Belkis Vega, gran cineasta y mi profe del ISA —al verla, automáticamente me asaltaron las imágenes, (visuales y sonoras), de su obra “Del sueño a la poesía” donde Fabelo canta con el pincel mientras Silvio lo dibuja con su guitarra—; Belkis, llegó acompañada una norteamericana y otra brasilera, y en la pantalla, como homenaje a esas amigas, surgieron Ana Carolina con Seu Jorge, y luego Tom Jobim en uno de esos momentos únicos de la música universal, pues canta “La chica de Ipanema” compartiendo el piano con Gonzalito Rubalcava, mientras otros “monstruos” jazzean el tema con ellos, como Herbie Hancock, Oscar Castro-Neves, Paulo Jobim, Ron Carter, Harvey Mason, Alex Acuña y Shirley Horn y Gal Costa en las voces. Si la amiga norteamericana no estuviese aun complacida con semejante video, viajamos hasta el 28 de agosto de 1963 para ser testigos de la Marcha sobre Washington por el Trabajo y la Libertad y vimos a Martin Luther King pronunciando su eterno discurso  “I have a dream”, “Yo tengo un sueño”, terminando sus palabras, el locutor —ante la multitud enardecida— anunció: “Ahora quiero presentar a un joven cantante de New York, Bob Dylan”. Dirigió hacia

la guitarra del muchacho, los mismos micrófonos del podio donde hablara el gran líder, y se escuchó entonces la voz de Dylan y la de su novia Joan Baez. Luego el abrazo de Ana y Alfredo,
quienes han sido alma y hogar de la trova cubana, pues el patio de su casa, allá en Cárdenas, ha sido refugio donde han cantado casi todos los trovadores cubanos bajo el signo de la “Suerte de cangrejos”. Llegaron, y dos de sus favoritos, Mercedes Sosa y Joan Manuel Serrat les dedicaron “Pequeñas cosas” La farándula profunda trovadoresca no podía faltar: Samuel Águila, (precedió a su clip “La nueva corriente”, Juan Carlos Pérez, y Mauricio Figueiral dieron el toque de familia utópica. El Yoyo y Tahimí aparecieron, con amigos cibernéticos del ISA, y Carlitos, hermano de http://www.lachiringa.wordpress.com/, redondeó una mesa para la cual resultó una joyita ver a Nicolás Guillén leyendo “La muralla”, allí en su jardín de la UNEAC junto a dos jóvenes españoles, en su primera visita a Cuba, que le cantaron ese eterno poema; los muchachos, en cuestión: Ana Belén y Víctor Manuel. No faltó la tropa de la Universidad de la Habana, —la mesa UH (no confundir con la mesa FEU)—,  encabezada por la profe Ivete, y otros dos del grupo que fueron a celebrar su cumpleaños en la Caverna de los Trovadictos, Carlos y Alberto. Para ellos, especialmente, Calle 13 alzó su voz desde el sur con “Latinoamérica” y Silvio disparó en una Casa de las Américas enardecida:

Hay un grupo que dice que una canción
tiene que ser muy fácil para la razón,
que las cosas que digo sólo las sé yo.
No han abierto los ojos al mundo.
Miren que decir eso
con tantos motivos
para preocuparse
como hay.

Continuar lectura AQUÍ

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s