Ni “independiente” ni “oficialista”, bloguero cubano sí, pero por cuenta propia

Publicado: 28 mayo, 2012 en blogosfera, Cuba, Internet
Etiquetas:, , , , ,

Por Carlos Alberto Pérez

La “teorización” o encasillamiento de absolutamente todo lo que acontece en Cuba no debería sorprendernos a estas alturas, pues desde hace mucho tiempo cada fenómeno que surge en esta isla, ya sea genuino o artificialmente concebido, adquiere automáticamente en determinados sectores su nombre con su respectivo apellido.

La blogosfera cubana no tardó mucho en asumir este riesgo, hecho que responde a que la misma sea vista por muchos desde dos ángulos particularmente anquilosados, es decir; blogosfera oficialista” y blogosfera “independiente”.

Reconocer ambos términos sería como bajar la cabeza y asumir un dictado que sabemos manipulador por naturaleza, pero sin embargo; de ingenuos también sería desconocer que tales adjetivos forman parte de un discurso estratégicamente pensado por quienes no cesan en el intento de lograr una y otra vez, el desenfoque de ese lente mediático con que la comunidad internacional nos mira, el mismo por el que casi siempre apresuradamente se nos juzga.

Personalmente creo que nada debe ser desechado cuando de un análisis verdaderamente serio, crítico, y objetivo se trata. De ahí que me resulten inevitablemente repugnantes ciertos calificativos que tanto de un lado como de otro, nos pasamos la vida colgándonos como dardos venenosos en un interminable juego que “debería dejar claro” quiénes somos los buenos o malos de esta larga película.

En cuanto a mí respecta, y habiendo sido diana en varias ocasiones de este irreverente fenómeno, hoy he decidido dejar formalmente claro el asunto suscribiendo los criterios de un calificado especialista, el cual espero despeje tanto para los lectores de este blog como para muchos otros, a qué realmente responde ser un bloguero oficialista o independiente en Cuba.

Según plantea el investigador y periodista cubano Enrique Ubieta en su más reciente libro Cuba: ¿revolución o reforma?, “una de las estrategias predilectas de los defensores del capitalismo, que son contrarrevolucionarios en tanto pelean por desestructurar el sistema económico social y de valores que estableció la Revolución, es la anulación de la individualidad del contendiente. Ellos pelean contra el Estado socialista- al que denominan gobierno o régimen, porque la estrategia incluye el no reconocimiento del sistema social nuevo-, y venden la idea de que cada defensor del sistema es un “progubernamental”, lo que en el capitalismo significa ser oficialista, un reproductor pagado, un vocero, cuyas opiniones son impersonales”. Es la manera que encuentransegún elautor, “para evadir los argumentos y para sugerir que el Estado –gobierno, régimen, dictadura- es defendido no por individualidades independientes, auténticas, sino por simuladores obligados o interesados”.
(Ubieta, 2012: 64)

Pero sin embargo, en cuanto al desconocimiento y manipulación que existe con el término “oficialista”, ese inseparable apellido que tanto disfrutan colocar a todo el que de una forma u otra defiende nuestro proyecto socialista, el destacado especialista aclara:

“Oficialistas son los que apoyan –por convicción o interés- al poder global, que no solo atenaza el proyecto revolucionario e intenta subvertirlo por cualquier medio, sino que interfiere en la construcción de sus valores mediante los medios trasnacionales, el cine y la televisión, ect.”

Pero como en Cuba la antítesis del término “oficialista” ha devenido estratégica y convenientemente en la expresión “independiente”, acepción utilizada para catalogar a aquellos a los que sí conviene promover y catapultar a los medios de comunicación, especialmente a la gran mayoría de la prensa extranjera acreditada en la isla, cuando de “independiente” se habla el maestro Ubieta acota:

“Si se trata de Cuba, es un apelativo que no se asocia a las fuentes y a los montos del pago. De dos personas que emitan un criterio, no importa cuán flexible sea, cuán indefinido, únicamente será “independiente” el que se oponga sin ambagues a la Revolución. El otro será calificado como “cobarde” o como “oficialista”. No importa si el “independiente” mantiene nexos de abastecimiento material e ideológico con sedes diplomáticas de estados empeñados en subvertir el sistema social del país. No importa si la cuenta bancaria alcanza el millón de dólares, en pagos blanqueados mediante premios y derechos de autor de libros fabricados. Si una persona abre un blog personal en el ciberespacio y no habla de temas políticos-porque su interés es la filatelia-, es oficialista también. Pero si abre un blog personal con servicios de traducción a dieciocho idiomas (semejante despliegue de versiones no lo tiene ni el presidente de los Estados Unidos) –el el caso de Yoani Sánchez-, para escribir contra la Revolución, es independiente. (Ubieta, 2012: 65)

Entonces seguidamente en su libro, el autor nos lleva a la reflexión cuando analiza:

Cuba es el único lugar en el mundo donde estas personas ganan más dinero y obtienen mayores prebendas, que los llamados “oficialistas”. Los independientes usan celulares de conexión satelital, portan cámaras de video de alta tecnología, pagan altos precios en moneda dura en hoteles de lujo en La Habana para usar Internet, visten con ropa de “marca”, y son muy amigos de funcionarios de embajadas extranjeras que “casualmente” no son muy amigas del gobierno cubano, en especial de la Oficina de Intereses de los Estados Unidos. Ser “independiente” en Cuba es formular un pensamiento propio, atreverse con la verdad: es decir “cosas prohibidas”, asumir una militancia contrarrevolucionaria. En términos económicos o de cualquier prebenda material, es poco ventajoso ser en Cuba “oficialista”, según la denominación de las agencias occidentales.”(Ubieta, 2012: 65)

¿Interesante análisis verdad?

Por eso duermo tranquilo, con la consciencia y la seguridad de ser genuinamente original. De saberme un resultado de mí mismo y no un producto inventado con etiquetas ni directrices prefabricadas. Y lo disfruto, porque sé que a pesar de todo contribuyo, y a la vez molesto. Porque incluso siendo hiriente, señalo con amor y transparencia hacia el centro de mi diana. Pero lo disfruto doblemente toda vez que públicos y medios como Penúltimos Días, El Nuevo Herald, o Diario de Cuba se muestran rabiosos e intolerantes ante realidades como la mía. A esa realidad que a pesar de reconocer imperfecta, es la de muchos jóvenes que como yo, hemos decidido representar y defender en la red de redes no como “independientes u oficialistas, sino como genuinos blogueros cubanos, pero por cuenta propia.

comentarios
  1. luis castro dice:

    bueno son llamados oficialistas porque estan defendiendo a el regimen para el cual trabajan y que les da acceso a el internet quien les va a creer eso el regimen llam,a enemigo a el que piensa diferente y ustedes trabajan para el regimen y tienen acceso a el internet que esta vedado para el 90 % de la poblacion este es su puesto de trabajo no se como no le da verguenza criticar a clos independientes si ustedes son peor

  2. Correcto… Carlos Alberto, en serio, defiendo tu posicion y la de otros muy buenos companeros y companeras de la Isla y de aca… Esa es la idea, la postura, en esta nuevas etapa que esta viviendo el pais… Avancen, que mucho mas tienen por defender… Te escribe alguien que se equivoco completo… No olvides esto: Cuando los planteamientos, enfoques, etc, son estupidos, para responder se tiene uno que convertir tambien en estupido, y estoy seguro que no lo eres… Gracias por leerme, Marcos Jesus…

  3. jorgearce dice:

    Bueno, en fin, qué les molesta de los opositores que cuentan con técnica para promover la información independiente no regulada por el gobierno ?. Qué daño hacen si alteran la realidad ?. Quiénes son realmente los perjudicados si estos “mercenarios” _como les llaman algunos de verde olivo_, promueven mentiras, mentiras, mentiras sobre la situación en la isla ?. No creo que sean los cubanos o el gobierno, no creo; la respuesta a mi pregunta es obvia, no ?.
    De modo que no comprendo con qué quieren rascarse, con un poste de la cerca o con el alambre.
    Tengan en cuenta una cosa, chicos y chicas _aunque hay una visible ausencia de mujeres en este trajín_, que en un sociedad transparente, democrática todos tienen el derecho de expresar lo que deseen, a cualquier hora, en todos los soportes de difusión. Se entera uno de cosas espeluznantes, felices, tristes, frustrantes, esperanzadoras, terribles, problemáticas…y sin embargo, esas sociedades no se derrumban ni sus instituciones tampoco. La gente al otro día ni siquiera recuerda en qué lugar fue que hubo un crimen o un bautizo de un hijo de una figura relevante. Todo sigue su curso. Las instituciones del estado siguen ahí sin que se desmoronen porque el “Negro Pelao” le declaró a la TV tal que el hijo del presidente era drogadicto y encueruzo o que había drogas escondidas en un hospiral.
    Cuál es el verdadero interés en cerrarle la boca a los opositores si su actividad no derrocará al gobierno ?. Cuál es ?. No ganarían más en todas partes permitiéndoles hacer su periodismo pagado como mercenarios, según acusan, que gastar recursos políticos y materiales persiguiéndoles, juzgándoles y encerrándoles ?.
    Debe haber una respuesta razonable a esa persecución. Y el hecho de que hayan “escrito” un tipo jurídico en un código que rece que promover el conocimiento entre la población cubana de la Declaración Universal de los Derechos Humanos es “Propaganda Enemiga”, no es la respuesta para perseguirles, es otra y ustedes, chicos, la saben.
    Yo también.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s