La calle se pregunta ¿Y las repuestas?

Publicado: 8 junio, 2012 en Cuba, Economía, reformas económicas
Etiquetas:, , , , ,

Foto: Tomada de “Cuba en Fotos”

Por Elsa Claro
LA HABANA – Un semestre decisivo acaba de comenzar este junio. En medio de una dinámica obvia que describe un arco que va desde el vendedor ambulante de casi todo lo imaginable, o el comprador callejero de “cualquier pedacito de oro” hasta los restaurantes privados de poca o elevada categoría, se registran emprendimientos estatales de envergadura y son cruciales, pero en perspectiva. Demoran, quiero decir.
El aumento a una cifra por encima de los 370 mil personas en régimen de trabajo autónomo, y el anuncio de que las actividades privadas llegarán a ser la mitad de todas las acciones económicas de la Isla, indican una evolución, pero no satisface a quienes esperan cambios “al por mayor”.
Cierto que el goteo de novedades no cesa: la autorización para la compra-venta de autos y casas, que se libere la herencia o traspaso de un número telefónico, que aflojen amaras aquellos que entorpecen la entrega de tierras en usufructo (millón y medio de Há, entregadas a unos 163 mil agricultores hasta ahora); el otorgamiento de créditos a campesinos, microempresarios o a familias para construir o reparar sus casas, entre otros etcéteras.
Pero una buena cantidad de los millones de cubanos que discutieron con apasionamiento creativo el programa económico que se instrumenta, creen llegada la hora de darle un empujoncito y, sobre todo, se quiere saber algo de cuanto la prensa omite.
Los esfuerzos por abordar temas sensibles, complejos o comprometedores se evidencian en diferentes reportajes de los medios difusivos, antes pobres en hacer críticas y en la actualidad tocando casi siempre lo muy evidente, sin abordar asuntos susceptibles que circulan entre enfadados correos electrónicos o en tertulias no siempre amistosas. ¿Cuándo acabarán de crearse las anunciadas cooperativas urbanas? ¿Llega o se va la autonomía para el sector empresarial? ¿Qué pasó con el cable submarino venezolano? ¿Para cuando –más o menos- se elevarán los salarios o bajarán los precios de los alimentos? La sentencia de que mientras no exista suficiente aumento de la productividad no puede hacerse, es difícil de aceptar por gente joven y calificada… que perdemos.
Se aflojó la rigurosa centralización económica y poco a poco se atisba el arribo, amplitud y consolidación de una economía mixta, en sectores productivos y de servicios, pero ¿es excesiva la precaución que ralentiza el proceso?
Cuando se aprecia que la anulación o mudanza de algunas leyes no tienen en cuenta la madeja de prohibiciones anteriores que convierten el propósito liberalizador en operativo solo a medias, sin
transformar, como sería necesario; mientras haya oposición de funcionarios a introducirlas, es de suponer que haya reservas tanto en el gobierno que las promulga, como en el ciudadano corriente que la espera.
A no dudarlo se avanzó mucho en la detección y castigo de los corruptos, pero como fue admitido en el último Consejo de Ministros ampliado: “Entre las deficiencias sobresalen la excesiva cantidad de acciones de control, en muchos casos carentes de integralidad y profundidad en el análisis, y planes de medidas formales que generalmente no tienen un adecuado seguimiento”.
“En la década de 1990 la meta era hacer algunos ajustes al modelo para salir a flote (….) Esta vez se están haciendo cambios en el modelo”, opinó Phil Peters, del Lexington Institute en Virginia, EE.UU., para quien el objetivo del gobierno presidido por Raúl Castro, “es más profundo, su alcance es mucho mayor y el objetivo más ambicioso”.
–La culpa la tiene Fidel, -dice un anónimo contertulio-. Nos acostumbró a conversar con el pueblo sobre lo que se iba a hacer, lo que no se podía o lo que salió mal. Y no critico el estilo reservado de Raúl, pero ¿por qué la prensa no acaba de asumir su responsabilidad divulgativa o es que también en esa esfera hay negligentes o peor, adversarios al cambio?
–A mi lo que me preocupa es que los jóvenes no tienen la paciencia de nosotros. Están creídos de que el tiempo se les va y toman decisiones muchas veces erróneas. –Opina despacio, muy despacio, y casi cabizbajo un ocasional interlocutor.
–Ahora debería hacerse otra discusión masiva de los Lineamientos. Qué se hizo, qué no, ponerle plazo, fecha precisa a lo que se va a hacer y si no se cumple, pues a exigir responsabilidades. –Afirma una mujer treintipicona, muy decidida y a quien no le falta razón. Así se lo dicen, pero ella no se queda satisfecha.
Hay apuros que matan. También silencios que entorpecen o asfixian.

Tomado de: Progreso Semanal

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s