Valentía Intelectual

doble-moneda-cuc-pesos-cubanosPor Darío Alejandro Escobar 

Hace poco, durante un debate de la Revista Temas, fui testigo de un hecho que me impresionó mucho por su alto contenido pedagógico e intelectual.

Sucede que en medio de la discusión, cuando que el público tiene la oportunidad de intervenir para hacer preguntas a los integrantes del panel o simplemente expresar una opinión personal, se levantó un señor canoso y algo entrado en carnes que reconocí enseguida: Carlos Alzugaray Treto.

Es obvio que agucé mi oído, pues conozco de su trayectoria intelectual durante mucho tiempo en centros de investigación y en universidades cubanas y extranjeras.

Es oportuno decir que el debate versaba sobre las implicaciones de la doble moneda en Cuba y había ido desplazándose hacia la gestión empresarial, propiedad privada, el papel del mercado y las tasas de cambio, entre otros conceptos que no puedo recordar.

El hecho es que el profe Alzugaray en su intervención dijo algo así como que el Che es una persona (en presente, según recuerdo) a la que admiro muchísimo, pero Cuba ha pagado muy alto el precio de una de sus sentencias, esta es que “no podemos construir el socialismo con las armas melladas del capitalismo”.*

Esta declaración puede interpretarse en algunos círculos gubernamentales, e intelectuales también, como una herejía mayúscula, motivo de regaño o de castigo por el núcleo del partido u otro nivel institucional, pues cuestionar las palabras  de un mártir de la Revolución es visto, por muchos, como una herejía que no debe permitirse.

Pero la lección del destacado investigador cubano es más que notable para las nuevas generaciones de intelectuales cubanos, porque implica el cuestionamiento a una supuesta verdad establecida -premisa básica de la investigación-, un profundo sentido de la responsabilidad académica y, lo más importante, el razonamiento dialéctico de un intelectual marxista para con su realidad.

Es más,  significa también un homenaje a Ernesto Guevara, hombre que siempre estimuló el debate en pos de llegar a las mejores soluciones.

Eso, para mí, no tiene otro nombre que valentía intelectual.

Ps: Agradezco mucho a la Revista Temas por reunir, hacer visibles (y abordables) a tantos académicos de alto nivel y ponerlos a discutir sobre el pasado, presente y futuro de Cuba.

Yo, por lo menos, soy mejor persona después de cada Jueves de Temas.

*Esta sentencia guevariana es una de las más interesantes y polémicas de sus declaraciones, porque podría funcionar como el perfecto pie forzado para un debate sobre economía política del socialismo.

Un comentario Agrega el tuyo

  1. cepillo dice:

    tranquilo……. tiempo al tiempo……..tomara un poco mas pero veras que llegaremos al punto donde tendras que oir que fuera de tumbar a batista no hicieron mas nada que valiera la pena……. se nos cae el pais a pedazos o eso tampoco se “desea ver” …… y cual es la causa de que este desapareciendo y derrumbandose todo?? eso mismo que dices, a los designios de los dioses cubanos del olimpo caribeno no se les puede contradecir…… ahi estamos 5 decadas despues recogiendo el churre de la javana anegado en basura si no nos morimos en esta contienda…….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .