La reconquista de Holanda por los cubanos

Foto: Pablo Eppelin. A la izquierda, Carlos Alberto Pérez durante el curso de storytelling
Foto: Pablo Eppelin. A la izquierda, Carlos Alberto Pérez durante el curso de storytelling

Tras una década de erradas políticas e incomprensiones, el regreso de Cuba a la educación superior holandesa representa un positivo avance en el contexto de las nuevas relaciones con la Unión Europea, dejando atrás el oscuro capítulo de esta historia y abriendo a la vez importantes puertas al conocimiento científico e intercambio cultural entre ambas naciones.

Por Carlos Alberto Pérez en El Toque

Muy lejos de imaginar estuve en aquel encuentro con el canciller holandés, que el más atrevido de mis reclamos ese día se haría realidad solo pocos meses después. Cuba, sancionada por la Unión Europea debido a diferentes presiones políticas, fue eliminada del sistema de becas NUFFIC y justo en ese trance se perdió durante toda una década el intercambio académico entre Holanda y la isla caribeña.

Para cambiar esta realidad las negociaciones fueron intensas y, tras la visita a La Habana de Frans Timmermans, entonces ministro de Relaciones Exteriores holandés, finalmente se allanó el camino para quienes opten por cursos cortos especializados, maestrías o incluso doctorados en el país europeo.

Aprendiendo la técnica de mapeo dentro del storytelling
Foto: Pablo Eppelin. Aprendiendo la técnica de mapeo dentro del storytelling

En mi caso particular, ser el primero en regresar tras una década de ausencia concentra demasiada atención en este histórico primer paso. Sin embargo, entiendo como reto personal honrar el logro de esta nueva oportunidad, pero sobre todo, contribuir y sentar bases a este nuevo camino de intercambio educativo entre ambas naciones.

Para Turan Ali, Director del RNTC (instituto para la formación de periodistas, productores, profesionales de la comunicación online e impresa, formadores y coordinadores en los medios de comunicación) en la ciudad de Hilversum, que la institución reciba de vuelta a los cubanos “es un hecho muy significativo, sobre todo por la posibilidad de crear importantes lazos con los medios cubanos y aportarles novedosas técnicas para que sus historias logren tener un mayor impacto”.

El directivo, también especialista en Storytelling, destacó que “históricamente los comunicadores cubanos han sido muy creativos, competentes y comprometidos; particularmente con las historias que  muestran y el impacto de éstas a nivel de comunidad.”

Un entrenamiento oportuno
Si algo ya ha comenzado a dar sus primeros frutos es precisamente la apertura a Cuba del RNTC, reconocida institución de capacitación periodística que las próximas 6 semanas me estará acogiendo como uno de sus estudiantes internacionales, y que desde ya se prepara para próximamente recibir a otros dos colegas cubanos en cursos similares.

Como ventajas la presente edición del curso “Multimedia Journalism” ofrece la adquisición de habilidades en escritura, investigación, radio, televisión y producción multimedia, creación de contenidos en blogs y redes sociales, fundamentos de la fotografía, edición de videos para TV y web 2.0, entre muchas otras, lo que asegura un excelente programa de preparación periodística durante los próximos dos meses.

Asistentes al curso organizado por RNTC
Foto: Pablo Eppelin. Asistentes al curso de capacitación periodística organizado por RNTC

Por otra parte, bien vale la pena destacar el compromiso como requisito indispensable del apoyo institucional para estas becas, pues en el proceso de aplicación se exige el total apoyo de la institución antes, durante y después de la culminación de estudios, pues al regresar al país de procedencia se debe poner en práctica un plan de acción previamente acordado con la institución beneficiada y, naturalmente, éste debe responder a mejorar aspectos según los conocimientos adquiridos por el becario, algo de lo que sin duda podrían sacar mucho provecho los medios de comunicación en la isla.

Pero, ¿es Cuba la única beneficiada con este nuevo acuerdo?
Según Norbert Braakhuis, embajador de Holanda en Cuba, no solo los cubanos podemos ir a estudiar a Holanda, sino “que en los últimos meses también estudiantes holandeses han visitado La Habana en funciones exploratorias de prácticas de medicina, algo que gradualmente se irá incrementando en la medida que avance en general este proceso”.

Pero aún hay más, el diplomático también aseguró que no solo los holandeses tienen esa posibilidad, sino que las islas caribeñas del reinado de Holanda también se incorporarán de manera progresiva a este intercambio académico entre ambas naciones, algo que amplía mucho más el espectro de este tipo de colaboraciones.

Quiere decir esto que el mapa de colaboración académica parece extenderse cada vez con mayor fuerza, siendo este el mejor momento para que tanto cubanos como holandeses salgan a tomar la iniciativa. Cierto es que como toda nueva era los resultados podrían tardarse un tanto en echarse a ver, pero lo más importante es que finalmente el escenario ya está planteado, y que tiene toda a favor para convertirse es una exitosa experiencia.

3 Comentarios Agrega el tuyo

  1. infame dice:

    que curioso, el resto del mundo tiene “erradas politicas” es cuba la que esta en lo cierto, con los mismos gobernantes no elegidos por nadie desde hace 5 decadas, parece un chiste de mal gusto.

    1. loquehayqueleer dice:

      Y luego los que estan en lo correcto estan locos por ir a pasar cursitos impartidos por los que estan errados.

      Le ronca!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.