Disidente en La Habana, comunista en Miami

Disentir en La Habana es el puro arte de caminar sobre el filo de una navaja, pero defender al proyecto socialista de Cuba en Miami es, sin dudas, la otra mitad de esa amarga naranja. Lograr ambas cosas constituye para muchos la fórmula de futuro para nuestra nación.

Por Carlos Alberto Pérez en El Toque

Llegar a Miami fue una mezcla de sentimientos encontrados. La historia de esa ciudad, la versión histérica que de ella han dado los medios cubanos y el anhelado reencuentro con familiares y amigos fueron preludios difíciles pero no imposibles de enfrentar.

Carlos Alberto Pérez
Carlos Alberto Pérez a la salida del restautant Versailles

Se imponía para mí asumir el escenario, sin miedos, pero sobre todo sin prejuicios de ninguna de las partes. El pretexto inicial fue asistir como panelista al evento ¨Cuba 2.0: What´s next?¨, organizado por A.S.C.E*, asociación que este año decidió incluir entre sus análisis la visión de varios especialistas sobre el impacto de Internet en el futuro de la economía cubana.

Sin embargo, lo más novedoso en el plano personal fue poder medir con pulso propio la temperatura de lo que piensan sobre Cuba las nuevas generaciones residentes en Miami, algo que pudiera estar cambiando el hostil panorama histórico entre el norte y el sur.

Si bien debo admitir que el evento tuvo multiplicidad de discursos, muy refrescante fue escuchar la epístola fresca, conciliadora y de mente abierta de algunos jóvenes allí presentes, algo que jamás imaginé experimentar en similar contexto. De hecho, mayor fue mi sorpresa cuando al terminar mi presentación lejos de ser abucheado por mi ¨discurso comunista¨, algunos tuvieron hasta la deferencia de aplaudir e incluso felicitarme personalmente. Fue ahí cuando entendí que ni siquiera en Miami existen los imposibles.

Precisamente desafiando imposibles una invitación atípica me hizo esa misma semana un polémico lector de mi blog, proponiéndome un encuentro personal para debatir ciertos temas en los que habíamos estado discutiendo estos últimos años. No me preocupó la dureza de su perfil ni sus fuertes oposiciones a mis artículos, así que accedí complaciendo mi propio anhelo de llevar el debate con mis lectores desde la red hacia un espacio más personalizado.

Lo que nunca imaginé es que el dialogo tendría lugar en el muy conocido restaurante Versailles (meca del anticastrismo en Miami) ni que fuera allí, en la mismísima boca del lobo, donde defendería con tranquilidad mis argumentos de joven revolucionario.

Mi “adversario” nunca bajó la guardia, sin embargo demostró ser lo suficientemente receptivo como para establecer un diálogo respetuoso y propositivo entre ambas partes.

Finalmente me confió convencido de sus palabras: “Esto que hemos hecho tu y yo aquí es lo que nunca van a lograr las viejas generaciones; ni los que cortan el bacaláo en Cuba, ni los viejos extremistas que ves discutiendo allá afuera”, dijo mirando hacia la puerta del ¨restaurant cubano más famoso del mundo¨.

Siempre ha existido una enorme brecha de intolerancia y dolor entre las orillas que separan Cuba y la Florida. Pero es oportuno reconocer que los jóvenes de hoy analizamos el contexto actual con un prisma diferente.

En el periplo miamense la totalidad de mis encuestados sobre la política de acercamiento entre Cuba y EE.UU. dijo sentirse en favor del cambio, y más que eso, muchos aseguraron querer aprovechar al máximo la coyuntura para tender puentes, ya sea tanto en el marco económico como social.

Podría destacar por ejemplo, que varios empresarios me aseguraron no tener reparos en qué sistema impera o quién dirige en Cuba, siempre y cuando se abran nuevas oportunidades de negocio e inversión extranjera en la isla. Un colega fundó una organización para que hijos de exiliados políticos viajen y conozcan de primera mano este bello país, sin resentimientos ni rencores. Y una mirada más simple pero no menos realista es la de un amigo de mi infancia, quien dijo no preocuparse por la política siempre y cuando le permitan visitar a los suyos y su madre siga viajando a la comunidad de Hialeah los próximos 5 años.¿Es errada la proyección de futuro que asumen estas nuevas generaciones?Para algunos es muy tarde para pensar en reconciliaciones de ningún tipo; pero por suerte para la gran mayoría el espíritu de normalización supera las más impensables barreras. Nos toca entonces a la juventud allanar ese camino, y sin ingenuidades o rencores comenzar a construir mano con mano y piedra por piedra, el imaginario puente que por años hemos soñado entre Miami y La Habana.

*Association for Study of the Cuban Economy (ASCE)

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js // < ![CDATA[
// < ![CDATA[
// < ![CDATA[
// < ![CDATA[
//

17 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Mercedes dice:

    Es incomparable.
    En Cuba ser disidente le ha costado la carcel, penurias y hasta la muerte a muchos para que vengas a comparar.

    1. elCipayon dice:

      es ahi donde este muchacho se queda corto (y se entiende el por que), pero a pesar de estar en miami y verlo, vivirlo sin que nadie se lo cuente todavia sigue escribiendo como si tuviera un compromiso que es mas fuerte que el mismo.

    2. …Mercedes… Te propongo algo, y claro, es supuestamente, porque ni en juego lo haria: Acompaname a la Embajada de Iran, esta en Washington, DC, y hablemos con el embajador para que nos financie el derrocamiento de la Administracion del Presidente Barack Obama… Mercedes, si esto lo hacemos, que nos pasaria aqui en EE.UU?… Entonces, que se le debe hacer a estos MERCENARIOS cubanos en la Isla que descaradamente reciben orientaciones de la Embajada de EE.UU de como destruir la Revolucion cubana?… Gracias por leerme…

      1. elCipayon dice:

        proponer eso a Mercedes es una soberana tonteria, el sistema de eeuu tiene implementado los mecanismos cada 4 anos para que usted saque al presidente de su puesto si asi lo desea, e incluso va mucho mas lejos el presidente solo puede estar en la posicion 8 annos maximo. logra usted ver la diferencia con el otro sistema que usted trata de poner al mismo nivel donde el presidente lleva 5 decadas sentado en la poltrona y jamas y nunca se han celebrado elecciones con otras alternativas al poder o la tergiversacion todavia lo tiene cegato?

      2. Mercedes dice:

        El sabe que el ejemplo no aplica… Aun asi escribiendo como escribe el coco le da para saber que no es lo mismo.
        Claro que le da la inteligencia, para eso y para mucho mas. No por gusto sigue escribiendo desde Miami y no se va cuidar la Revolucion en la Habana como le pide al chiringuero que haga.

  2. elCipayon dice:

    “……Esto que hemos hecho tu y yo aquí es lo que nunca van a lograr las viejas generaciones; ni los que cortan el bacaláo en Cuba, ni los viejos extremistas que ves discutiendo allá afuera….”

    por supuesto porque cuando hay fusilados y muertos de por medio, no hay reconciliacion, pero como tu y el amigo que fuiste a ver duermen con la conciencia tranquila entonces pueden hacer el esfuerzo de entenderse.
    aprenda como periodista a entender por que las cosas pueden o no ser.

  3. elCipayon dice:

    Marcos Jesus, este joven que usted desea poner como “fruto” de la revolucion NO LO ES, por mucho que usted lo pinte asi, Cuba tiene como usted dice muchos jovenes buenos y con mucho valor personal, pero eso no es fruto de un sistema, sino de la crianza y la formacion qeu recibieron de su familia, porque sino entonces todos esos bandoleros, marimberos, estafadores que pululan en miami TAMBIEN son el fruto de esa revolucion, pues en ella se formaron para despues ir a eeuu a hacer de las suyas, o es que usted solo quiere atribuirle al sistema imperante en la isla la parte linda de la historia? y lo feo? no le pertenece tambien? entonces como tantas otras veces le han dicho aqui dejese de tergiversaciones. ese proceso que usted cree es una revolucion tambien lleva mucho daño que ha traido sobre la vida de los cubanos.

  4. …Mercedes… Te propongo algo, y claro, es supuestamente, porque ni en juego lo haria: Acompaname a la Embajada de Iran, esta en Washington, DC, y hablemos con el embajador para que nos financie el derrocamiento de la Administracion del Presidente Barack Obama… Mercedes, si esto lo hacemos, que nos pasaria aqui en EE.UU?… Entonces, que se le debe hacer a estos MERCENARIOS cubanos en la Isla que descaradamente reciben orientaciones de la Embajada de EE.UU de como destruir la Revolucion cubana?… Gracias por leerme…

    1. loquehayqueleer dice:

      Puedes hacer eso o puedes esperar a noviembre del 2016.

      Que otra opcion les queda a los cubanos?

      De nada, absolutamente nada.

      1. elCipayon dice:

        este dice que vive en el exilio pero parece que no ve nada de lo que le rodea, todavia no se ha enterado que el presidente hay que elegirlo cada 4 annos y ademas no puede estar sentado en el trono eternamente como sucede 90 millas al sur, y todavia hay que aguantarle la muela de “defiendan la revolucion”

    2. loquehayqueleer dice:

      Ah y a los mercenarios, sencillo, reunir las pruebas y denunciarlos ante la ley. Si no lo hacen es o porque no tienen pruebas o porque las leyes en cuba se aplican a conveniencia de…. alguien.

      Cual sera?

  5. loquehayqueleer dice:

    Disidente? Tu estas hablando en serio?

    Tu con lo unico que disientes es con los precios de etecsa.

    El dia que te entren a pedradas en tu propia casa o te arrastren en un parque para “protegerte del pueblo enardecido” , entonces tendras moral para usar ese adjetivo.

    Mientras tanto, solo eres otro mas que entre muela y muela se hace pasar por “revolucionario”. A lo mejor hasta te lo crees de verdad, quien sabe, pero ambos adjetivos te quedan demasiado grandes.

    A que no invitas a un verdadero disidente en Cuba y tienes la misma conversacion que tuviste en la “meca del anticastrismo”. Eh?!

    Y no te hablo de un evento organizado porque no quisiera que tuvieras un “accidente” a lo Paya y entonces tu mujer se vuelva provocadora por pedir explicaciones.

    1. elCipayon dice:

      asi mismo, hay que ver como vienen a miami y enseguida comienzan con el cuento de que “se sienten acosados” y ahi lo ves tirandose fotos en el versailles y todo, tan tranquilo y campante, todavia hay que aguantarle al otro la trova de que ese lugar es la cuna de la intransigencia, cuando van alli y almuerzan y todo como si nada y hasta puede que hayan dicho que son comunistas, sin pasarles nada.
      van a comparar eso con los mitines de repudio y hasta la pintada con chapapote en el frente de las casa que les ha dado “el pueblo enardecido”

  6. loquehayqueleer dice:

    Por cierto, yo tambien DENUNCIO al chiringuero por no liberar a marquitos de las cadenas que lo tienen atado a un lugar donde evidentemente vive secuestrado.

    1. elCipayon dice:

      pobre marquitos, con lo facil que es ir a cualquier agencia de los agentes de la seguridad en miami y sacar un pasaje para cuba y defender la revolucion como el pide, que lastima que con tan altos principios rovolucionarios el valor no le alcance para poner sus acciones donde estan sus palabras. no en balde le han llamado el companero “habla de mas”

  7. jorgealejandro1 dice:

    Carlos Alberto:

    Suave, mi hermano, que, si tu eres disidente, yo soy la Madre Teresa. Eso no te lo crees ni tu, y mas aun cuando en este mismo espacio tu me has dicho con todas las letras que apoyas a la dictadura. Vamos a dejarnos de cuentos.

  8. llabrada dice:

    Te quedan laaaaarga ambas cosas, mejor dedicate a vivir tu vida y seguir escribiendo vivencias y chismes.

    Saludos, Luis

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.