El juego prohibido

Tomado de OnCuba En Cuba aprendemos, desde niños, que el deporte nacional es el béisbol. Los nacidos, como yo, en los 70, crecimos con los éxitos de la pelota cubana. Campeones mundiales, panamericanos, centroamericanos, intercontinentales, olímpicos, mejores peloteros amateurs del planeta. También adobamos nuestro orgullo con algunas dudas, como esas que aparecían ante nuestro exceso…

Tu voto: