Archivos de la categoría ‘emigración’

Cuba, emigración, nostalgia, cubanos, habana, cubana

Foto: El Gorrión

Por Diosnara Ortega González, en “La Joven Cuba “ (Joven madre. Socióloga. Msc. Psicología Social y Comunitaria. Investigadora ICIC Juan Marinello. Cuentapropista.)

“Yo no me fui, yo me alejé un poquito,

desde más lejos se oye más bonito”.

Habana Abierta

Nota: Para entender mejor este artículo sugerimos la lectura de Carta a un joven que se va escrita por el Rafael Hernández, director de la revista Temas, especialmente para La joven Cuba.

Querido Rafael:

Cada una de sus palabras parecen un espejo donde escucho rebotar tantas voces y la mía propia. Comparto sus preguntas y certezas y es entonces cuando me siento tan feliz, pocas veces veo permearse las barreras generacionales por ideas y sentimientos más importantes que los discursos preestablecidos. A usted le correspondería hablar como un cuadro, un típico militante del partido, a mí simplemente no hablar.

Soy de la generación de los ochenta, y tiene razón, no me acuerdo de la caída del Muro, y la Crisis de Octubre no significa nada para mí. Pero recuerdo ir a comprar jabolina a una casa clandestina con mi mamá, las largas noches durmiendo en el piso de la sala con la puerta abierta en busca de refrescar aquellos interminables apagones, los intentos de salida del país de mis tíos, los que al fin lo lograron “por el bombo”.

Así pudiera apuntar tantos eventos comunes a mi generación y también a la suya, solo que en momentos distintos de la vida. Cuando ya usted tenía un concepto formado de la “lucha” yo aprendía otro muy distinto que me valdría hasta el día de hoy para saber cómo se vive en Cuba. He visto irse a la mitad de mi familia, amigos que van a estudiar o trabajar “afuera” y no regresan. Pero de tantos irse ya es como algo esperado aunque no por ello menos doloroso. A diferencia de usted, más que aquel que se va, me preocupa y entristece aquellos que no salimos físicamente del país, pero que ya no estamos.

Muchos han abandonado a Cuba desde dentro: jóvenes, viejos, funcionarios, amas de casa, campesinos, obreros. Algunos caemos como en corto circuito, por momentos nos conectamos con lo que pasa, cuando nos duele mucho, hacemos algo, decimos algo, y otras tantas nos volvemos indiferentes y es como si no estuviéramos, como si también nos hubiéramos ido. Existe también una diáspora y un exilio dentro de Cuba, que se siente aunque no se ve. Nosotros mismos las hemos construido. (más…)

Carta a un joven que se va

Publicado: 21 junio, 2012 en Cuba, emigración
Etiquetas:, , , ,

Cuba

Por Rafael Hernández en La Joven Cuba

Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza. Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina; persiste en ello, pues haciendo esto, te salvarás a ti mismo y a los que te oyeren.

San Pablo, Epístola 1ª a Timoteo, cap. 4, vers. 12, 16.

Seguro no recuerdas la caída del muro de Berlín, pues quizás naciste en ese mismo año o cuando más terminabas la primaria. Para ti y tus amigos, la muerte del Che es un acontecimiento tan remoto como lo era la Revolución rusa para los que nos fuimos a alfabetizar en 1961. Tan remoto como el siglo pasado. Aunque celebraste el nacimiento del nuevo milenio, te sientes más del siglo XXI que del XX. Si alguien te dijera que eres un cubano de transición, lo mirarías con extrañeza. (Te comento que esa frase despedía cierto resplandor en los años 60; ahora no tanto). En cambio, si alguien te preguntara si eres un ciudadano del Periodo especial, quizás te encogerías de hombros o le harías un comentario mordaz, pero en el fondo estarías más de acuerdo. La mayor parte de tu infancia y adolescencia han coincidido con ese Periodo especial, que a diferencia de los viejos, a ti no te ha tocado vivir como malos tiempos o incluso derrumbe de ilusiones, sino como único horizonte de vida. En estos 22 años, que vienen siendo como una generación y media, según los expertos, no has recolectado epopeyas como Playa Girón o la Crisis de Octubre, ni siquiera la guerra de Angola. Sientes que la mayor diferencia con los viejos, sin embargo, no ha sido la falta de aquellas gestas, sino de aquellos sueños. Esa épica revolucionaria se aleja más de ti mientras más la televisión vacía sus imágenes repetidas en la pantalla, las has visto tantas veces que no te dicen nada. Pero no es tanto eso lo que te falta, sino los proyectos que otros antes de ti pudieron hacerse. Cuando llegaste, todo estaba hecho, armado, por los que habían demolido lo viejo (lo que para ellos era “el pasado”), construido y reglamentado el orden nuevo. Tú, que no llegaste a tiempo para aquellas edificaciones, piensas que aquel país inventado por otros (para ti, “el pasado”) ya no existe, y solo sobrevive un orden viejo, más bien irremediable. Lo peor, sin embargo, no es haber nacido en un orden preestablecido, porque eso le pasa a todo el mundo, sino tus inciertas posibilidades de cambiarlo. En todo caso, no quieres invertir tu vida intentándolo, porque no tienes otra que esta; y aspiras a conseguir un techo propio, un empleo que te guste y te permita lo que puedas con tu capacidad y esfuerzo, sin penurias de transporte y luz, y planear para irte de vacaciones a alguna parte una vez al año, aunque tengas que quitarte de otras cosas. Piensas que la única manera de asegurarte esa vida es saltar por encima de este horizonte y buscar otros.

No sé cuándo lo decidiste -y quizás una parte de ti todavía duda. Puede ser que se te haya ocurrido la primera vez cuando supiste que un amigo tuyo ya no estaba aquí; cuando (más…)

Cuba

Foto: Iván Soca

Por Anónimo en Yahoo Respuestas, inspirado en el texto original del Yoyo

Y añoras un poquito de chusmería y oír a uno gritando: ¡la galleta, caballero’, la galleta! ¿Creerías que cuando me pongo a pensar en mi Cuba rompo a llorar?
Hay otra etapa caracterizada por la morriña. Esa empieza cuando conoces a tú único amigo en el exilio: el gorrión. Tarda pero llega seguro. Además, te das cuenta de que todo lo que brilla no es oro y que esta sociedad, la de la primera potencia mundial, está plagada de defectos e injusticias.
Y luego llega un 31 de diciembre y el gorrión se posa en tu hombro: “¿y qué coño hago yo aquí?” te preguntas. Los recuerdos te acorralan y te sacan lagrimones. Y si te toca vivir en un estado con nieve, más te acuerdas del calorcito y las playas de tu país.
Allá sólo querías oír música en inglés y lo del patio era pura ******, pero aquí descubres o empiezas a valorar a Lecuona, a Matamoros, a Cuní… Tu libro de cabecera se llama “¿Dónde está mi Habana?” Empiezas a coleccionar CDs de Bola, la Bourke, Moraima, y hasta de María Teresa Vera… y te vas a los conciertos de otroras glorias de Cuba, como Martha Pérez, Luisa María Güell, Meme Solís, Zenaida Manfugás, René Barrios, todas momias en la actualidad pero que te evocan tu dulce juventud en la islita caribeña que tanto amas. En Cuba detestaba todos los dicharachos criollos y me inclinaba hacia la cultura europea, pero aquí me acuerdo de todo el refraneo popular cubano, que tanto me diferencian del resto de las culturas hispanas en este país. Porque ahora uno quiere ser diferente. Es más, quieres hacerle saber a todos que eres cubano, no latinoamericano ni hispano, sino CUBANO.

(más…)

¿Un puente de La Habana a Miami? ¿Se hizo realidad el sueño de tantos? ¿Quedaba tan cerca que no nos dimos cuenta? ¿Una realidad converida en espejismo? ¿El final del conflicto? ¿El inicio del fin?

Yo, por si acaso, salgo echando para allá ahora mismo. Eso lo tengo que vivir en carne propia.

Carlos Alberto Pérez
“La Chiringa de Cuba”

Foto: Roberto Suarez

Por Jesús Arboleya Cervera

LA HABANA – Actualmente se discute bastante respecto al posible aporte de los cubanoamericanos al futuro de Cuba. Algunos han llegado a calificarlos como los “salvadores” de la nación y otros han descartado absolutamente su importancia, incluso su conveniencia para el país. Como casi seguro la evaluación más justa no está en estos extremos, vale la pena analizar el potencial real de estos aportes y los requisitos para su materialización.

Hasta ahora, en la comunidad cubanoamericana existen tres posiciones políticas al respeto: la extrema derecha, que condiciona cualquier tipo de aporte al cambio del “régimen” cubano; los conocidos como moderados que conciben estos aportes como una forma de promover una “transición gradual y pacífica” hacia el capitalismo en Cuba y, finalmente, aquellos que defienden el restablecimiento de vínculos sin condiciones, considerados de izquierda, aunque sus posiciones ideológicas son muy variadas. (Ubicarlos a la izquierda del espectro político bien puede ser una maniobra para descalificarlos y aislarlos).

Como la primera y tercera opciones están muy claras, vamos a concentrarnos en el análisis de las propuestas de los moderados, considerada una “novedad” propiciadora de un “diálogo” con la sociedad cubana, que hoy día está en el centro de los debates. (más…)

La foto del día: !La huida!

Publicado: 29 marzo, 2012 en Cuba, emigración
Etiquetas:,

lahuidaFoto: Amor López

La libertad de movimiento es un derecho inherente a los ciudadanos de cualquier naciónLa libertad de movimiento es un derecho inherente a los ciudadanos de cualquier nación Jorge Luis Baños – IPS

Por Redacción IPS Cuba, vía Cubano1erPlano

La derogación del permiso de salida para viajar fuera del país es uno de los temas migratorios más discutidos en la red y en la sociedad cubana actual.

Iris Alonso Cruz contó su historia alguna vez a quienes de cerca la veían esperar por un deseo casi imposible. Su esposo emigró hacia Estados Unidos desde hacía más de cinco años. Luego del divorcio necesario para que él pudiera viajar, ella comenzó a buscar vías para salir del país. Se casó con alguien que había ganado la lotería especial de visas que otorga el gobierno estadounidense, pero no resultó. Finalmente, contrajo matrimonio con un ciudadano panameño y, desde ese país, viajó a reunirse con su pareja.

Con historias parecidas viven en Cuba miles de personas que deben solicitar permiso de salida para visitar otro país. Familias divididas, historias de amor truncas, infantes que crecen sin sus familiares, contratos de trabajo o viajes de placer limitados conforman el panorama migratorio actual de la nación caribeña.

(más…)

clip_image002…“La injusticia en cualquier parte es una amenaza a la justicia en todas partes”. Dr. Martin Luther King Jr., en una carta escrita desde una cárcel de Birmingham en 1963.

Por Marcos Jesús Concepción Albala*

Con fecha 22 de Febrero leí en el Blog “La Chiringa de Cuba” un artículo que me llamó extremadamente la atención… Este Blog está dirigido desde La Habana, Cuba, por el compañero y amigo Carlos Alberto Pérez Benítez… El título del Artículo dice: ‘Es hora de que permitan regresar a los balseros’… Su autor, Álvaro. F. Fernández… ¡Vaya que titulo!…

Luego de disfrutar su lectura, me puse a meditar, y me viene a la mente un caso que me toca de muy cerca, porque se trata de un buen amigo… Amigo de mi familia y muy amigo mio… En comentarios del Blog “La Chiringa de Cuba” dejé constancia de mi opinión y de mi aprobación…

Casi todos los cubanos conocemos en la diáspora algún caso de compatriotas y compatriotas que le tienen negada la entrada a Cuba, algo muy raro porque ningún país en el Planeta Tierra le prohíbe la entrada a un nacional…

Los invito a leerme… Necesito conozcan parte de la historia de mi amigo…

Mi amigo en su última visita a Cuba vio nacer a su nieta… hoy su nieta tiene 14 años, es decir, lleva 14 años sin verla porque no le han permitido entrar de nuevo al país y sin explicaciones – SIN EXPLICACIONES – desde que nació su nietecita, y por ende, a su propia hija…

Mi amigo desconoce el por qué no se le permite la entrada al país siendo cubano, nacido y criado en Cuba… Incluso, mi amigo ha solicitado a las autoridades cubanas se le permita entrar al país y que se le juzgue si ha cometido algún error… Mi amigo esta dispuesto a someterse a la justicia de la nación cubana, porque mi amigo me dice que él esta SEGURO que no ha violado ninguna ley en el territorio nacional cubano, y por encima de su situación personal, confía en las leyes del país…

Mi amigo tiene un hijo en Miami que recientemente contrajo matrimonio con una compatriota en La Habana, incluso, y vale la pena señalarlo, con una nieta de un Comandante de la

(más…)

“La injusticia en cualquier parte es una amenaza a la justicia en todas partes”.Dr. Martin Luther King Jr., en una carta escrita desde una cárcel de Birmingham en 1963.

balseros-cubanos Por Álvaro F. Fernández

Las autoridades cubanas están cometiendo una gran injusticia. Hay un grupo de cubanos a los que no se les permite visitar la isla. Algunos sencillamente quieren visitar a un familiar a quien no han visto en más de una década; otros para abrazar a la madre moribunda, quizás por última vez; o es tan solo una persona que hace demasiado tiempo que está ausente y quisiera sentir suelo cubano bajo sus pies…

Me refiero a los que han sido llamados “balseros” que se marcharon del país de manera ilegal y no han podido regresar –algunos para visitar a una esposa, un hijo o hijos.

Tengo que ver en estos momentos con el caso de un hombre que se marchó en una balsa en 2005. Llamémosle Rudy. Él tiene 42 años. Nunca ha estado en problemas –ni aquí en EE.UU., donde reside ahora, ni durante sus más de treinta años viviendo en la isla.

Se lanzó al mar en 2005 porque deseaba una vida mejor para su familia. Rudy tiene una esposa y dos hijas –las tres aun en Cuba. Su madre también está allá (él es hijo único). La última vez que vio a su hija más pequeña ella tenía dos años. Él sabía que en EE.UU. podría trabajar y enviar dinero a su familia. Aquí vive solo. Rudy nunca me lo ha dicho, pero no tengo dudas de que las lágrimas de tristeza y el corazón que se le encoge son parte de su vida diaria.

Y está también el caso de un amigo, a quien llamaré Héctor. Él no es balsero. Pero en 1991 Héctor era miembro del equipo cubano de softball y desertó. Se quedó en Panamá –creo que me dijo que fue allí. Ahora vive en Miami.

(más…)

Desde hace algunos días se viene suscitando en un blog de la red, un polémico debate entre dos cubanos que con argumentos, créditos y descréditos, han expuesto desde sus dos orillas lo que según sus puntos de vista es mejor o peor para Cuba.

A solicitud de una de las partes, y por lo interesante de algunas de sus respuestas, propongo a consideración y debate en “La Chiringa de Cuba” la última respuesta de Lucas Ricardo a Abad.

Ustedes, como siempre, tienen la última palabra.

Carlos Alberto Pérez
“La Chiringa de Cuba”

Nota: Para ver todo el debate pinche AQUÍ

“Espejuelos de palo”

Foto tomada del Blog "Destino Cuba" Y dijo Máximo Gómez (que no era cubano): los de aquí, o no llegamos, o nos pasamos. Lo que en mi barrio significa: “bueno es lo bueno, pero no lo demasiado”.

Fui claro en mi correo anterior. Dime cómo a 5mil millas de Cuba te valoras más apto de juzgar cómo ocurren las cosas que como las vivo yo todos los días. Tienes la oportunidad de no convertirte en repetidor del poder mediático que busca descalificar el proceso social y político cubano solo porque ha elegido no plegarse a sus intereses. Y con esto no digo que la prensa cubana sea infalible, por el contrario, tiene mucho por corregir y mejorar y soy de los primeros en criticarla. Ahora bien, mis críticas al sistema no dan frutos en este diálogo personal que sostengo contigo y que has insistido en hacer público, pese al poco caso que le han hecho “tus lectores”.

Nadie es culpable hasta que se pruebe lo contrario. Cualquier emigrado debe poder regresar a Cuba, excepto los que han cometido delitos contra la seguridad de mi país y que han sido probados. Ambos sabemos a qué personajes me refiero, huelga extenderse.

(más…)