Archivos de la categoría ‘Internet’

Cable submarino Internet CubaSi los americanos creen que Internet será el agujero final en el casco de la nave comunista cubana ¿por qué lo bloquean cada vez más a la Isla? Si los cubanos creen que en cambio es la vía para romper el bloqueo mediático ¿por qué no acaban de poner a punto en famoso cable? Internet parece ser la colina que todos están dispuestos a conquistar. La posición de dominio. El anillo de Frodo.
Los que atacan al gobierno cubano insisten en culparlos de las limitaciones para el acceso a la Red en Cuba. Las opiniones oficiales condicionan el uso de Internet a una razón científica, tecnológica, mediática o de cualquier otro interés profesional porque en las circunstancias de acceso satelital, con muy bajo ancho de banda y pobres prestaciones a las que están obligados por el bloqueo, no se puede pensar en Internet como un lujo.
Es verdad que para muchos funcionarios cubanos es mejor que no le hablen de Internet debido a las miles de regulaciones que tiene. Violar cualquiera de ellas le puede costar el puesto. Así y todo, en las instituciones donde hay full Internet las personas lo usan para comunicarse con la familia que vive en el exterior, bajar capítulos de las novelas de turno, o enterarse de los chismes del Herald de Miami. En Cuba hay situaciones que son difíciles de entender, en una Universidad castigan a toda una facultad por acceder a Facebook y en otra organizan un evento de redes sociales y blogueros, todas las universidades en Cuba son del estado y se rigen por las regulaciones de un mismo Ministerio.
Del otro lado se muestran iguales o peores presagios de existir Internet abierto para Cuba. Lo primero es que las regulaciones legales del bloqueo de EEUU al gobierno socialista son tan complejas, que no es posible hablar de pagos y servicios, desde o hacia Cuba, de las miles de prestaciones que ofrecen en la Red. Como principal demostración del interés político y de ataque en el uso de Internet, (más…)

Entre encrucijadas de la telaraña mundial disfruto mucho, además de bloguear, de la interacción constantemente en las redes sociales. Twitter y Facebook son mis preferidas, pues además de interactuar con amigos y colegas, éstas resultan ser dos excelentes vías que he encontrado para la necesaria información constante, la que en mi caso personal es casi tan necesaria como el mismísimo oxígeno que respiro.

Por eso leyendo algunos de los Post de este lunes, me he identificado de inmediato con el colega Arnoldo Fernández, al que al parecer junto a otros que también siguen levantado sus voces, les está sucediendo desde hace alrededor de una semana lo que a mí hace ya alrededor de 5 meses.

Y por eso protesto tanto, porque duele aún más cuando los cubanos tenemos que sufrir innecesaria y simultáneamente dos enormes bloqueos a cada día; el bien conocido como injusto bloqueo norteamericano, y el tan reconocido por todos como bloqueo interno o bloqueo de mentes.

De ahí que me sume a esta denuncia del blog Caracol de Agua, ya que desde hace mucho tiempo “La Chiringa de Cuba” se tiene que estar actualizando vía correo electrónico y editándose posteriormente, en aras de lograr la estética requerida, gracias a amigos de confianza que me han ofrecido su desinteresada ayuda con tal de que no se pierda el vuelo de esta chiringa.

Creo al respecto, que no es con una Internet de Lunes a viernes, de 8 de la mañana a 5 de la tarde, y por demás lenta, agonizante, o con mil restricciones hechas a “sitios conflictivos” como mejor podemos librar esta batalla. Los periodistas, comunicadores, y blogueros cubanos necesitamos estar informados, necesitamos de una plataforma rápida y confiable de información y producción de contenidos en la red nacional que responda a los intereses de los revolucionarios cubanos, pues la dependencia tecnológica de los norteamericanos está siendo quizás, la mejor de las armas que alguien está utilizando para acallar nuestra voz.

¡Reflexionemos sobre esto!

Carlos Alberto Pérez

“La Chiringa de Cuba”

Infierno en la telaraña desde Cuba

Mapa de la Isla de Cuba

Por Arnoldo Fernández Verdecia, en Caracol de Agua

Hace más de una semana que acceder a Internet desde Cuba es casi imposible: no sé si echarle la culpa al Bloqueo, al satélite, o al dichoso cable Venezuela-Santiago. Lo cierto es que actualizar mi blog, o editar el sitio para el que laboro es una odisea peor que la vivida por el héroe griego.

Buscar respuestas y exigir soluciones no sabes dónde encontrarlas. Resulta homérico editar un post, actualizar algún portal, o sencillamente entrar a las redes sociales y tener una presencia digna para reflejar la verdad de Cuba.

¿Qué hacer entonces? Uno ama el trabajo que hace. Sueña un mejor posicionamiento del portal para el que labora, quiere una mejor imagen de su blog en la red de redes, pero todo conspira para anularlo y dejarlo en el silencio.

Alguien me dijo, échale la culpa al río. Asombrado pensé: ¿Cuál río? No es un problema de medio ambiente, ni de tiempo de máquina, es que nos estamos quedando al margen de la telaraña y no sabemos si es mejor seguir soñando o retornar a la Edad de Piedra.

Por Manuel Díaz Mons

En saludo al Aniversario 25 de los Joven Club de Computación y Electrónica, se realizó en todo el país un sensacional evento denominado Festival de Conocimientos que por sus características tecnológicas animó a más de cien mil cubanos (según cifras del noticiero nacional) a asistir de forma masiva a todos los Joven Club del país. Entre los objetivos de este festival se encontraban dar a conocer la versión portable de la Enciclopedia Cubana EcuRed, además de realizar charlas sobre la web 2.0 y en especial conversar sobre Twitter y Facebook, las tan famosas e imprescindibles redes sociales. En entrevistas realizadas por periodistas del NTV a participantes del evento se podía constatar la aceptación del público a las nuevas tecnologías, los que no disponían de conectividad en casa agradecían el poderse llevar la versión portable de EcuRed mientras que otros, admirados de las bondades de la red de redes, preguntaban y hasta afirmaban la desconexión física del país culpando una vez más al imperialismo de la falta de Internet en Cuba. Llegado a este punto queda una pregunta en el aire ¿Por qué Cuba no tiene acceso a Internet?

Los cubanos tenemos por característica, pues así nos han enseñado, a vivir de los recuerdos. En casa nunca ha faltado la abuelita que te dice “yo recuerdo la época de Batista…” o la mamá que te cuenta sus memorias de la dulce vida en los 80, y como está establecido; la maestra que te recuerda día a día que gracias a… tenemos esto, aquello y que por tanto pensar distinto a… sería traicionar la Revolución. Por estos motivos no les va a ser difícil recordar algo que sucedió apenas unos años atrás, y fue la llegada a Cuba del cable submarino de fibra óptica ALBA 1 procedente de Venezuela que, y cito las palabras del ex ministro de Informática y las Comunicaciones Medardo Díaz:

TeleSUR 09/02/2011- Este cable robustece nuestra soberanía en el campo de las telecomunicaciones y abre una brecha al bloqueo genocida mantenido por los sucesivos gobiernos de los Estados Unidos contra el pueblo de Cuba….se prevé que el sistema esté listo a partir del 1ro de julio…el cable submarino quedará al servicio de nuestros pueblos como herramienta para fortalecer su desarrollo, integración y soberanía…”

Luego de toda la cobertura nacional e internacional que se le diera a la llegada liberadora y antiimperialista del cable ALBA-1 los cubanos seguimos sin el ya proclamado por la ONU derecho humano, y entonces vuelve a quedar una pregunta en el aire ¿Por qué Cuba no tiene acceso a internet? Hace ya un buen tiempo se viene escuchado un rumor en las calles de La Habana, un supuesto fraude en la compra de los equipos necesarios para el buen funcionamiento del cable en Cuba es el motivo por el cual los cubanos seguimos desconectados, y algunos hasta afirman que de muy buena tinta les dijeron que hay presos cubanos y venezolanos. Esto yo lo dudo, de hecho me atrevería a pensar que son rumores infundados por alguien que no confía en la capacidad de los cubanos para saber diferenciar lo real de lo ficticio. Para apoyar mi teoría quiero citar las palabras del ministro de Ciencia y Tecnología de Venezuela, Jorge Arreaza, a un medio de prensa extranjero:

EFE- “Está absolutamente operativo, dependerá del Gobierno de Cuba para qué lo utiliza, por supuesto, este es un asunto soberano de ellos, pero sí sabemos que está en plena operación el cable submarino”

Y entonces no queda otra cosa que preguntarnos ¿Por qué diablos Cuba no tiene acceso a Internet si el cable funciona perfectamente?

* Nota: Según me explicó hace algunos días un amigo de un amigo, que tiene un amigo cuyo amigo es alguien muy cercano a la cúspide del MIC, el cable de fibra óptica sí está operativo desde hace varios meses, sin embargo, lo que ha trabado el paraguas una vez más ha sido el burocratismo; que se ha encargado detener el impulso inicial “porque hasta hoy las condiciones de infraestructura aún no han podido ser culminadas”. Pero resulta ser, según ese “amigo”, que todo el conflicto tiene que ver con el acabado y puesta en marcha que se le está dando a un centro de monitoreo que se está creando en un edificio situado en la 5ta avenida y calle 160, en el municipio capitalino de Playa, lugar que supuestamente será el Puesto de Mando General de la Internet en Cuba. A mí no me crean, ya les digo, si hay algo de incierto en estas declaraciones la responsabilidad será mi amigo, por tener tanto amigos. Pero si fuera cierto el rumor que hasta aquí ha llegado, entonces, ¿quién asume la culpa de la falta de Internet en Cuba?

Carlos Alberto Pérez
“La Chiringa de Cuba”

Las memorias USB puente de información entre los cubanos

Las memorias USB funcionan como puente de información entre los cubanos

Por: Jorge Morales y Harold Cárdenas

Hace pocos años, con la autorización para importar y comprar equipos de DVD, empezaron a florecer con ellos los puertos USB, el resultado positivo fue la consecuente y gradual descentralización de la información. Empezaron a proliferar las memorias USB y en muy poco tiempo, se comercializaban en el mercado negro por un precio muchísimo menor que en la red de tiendas estatales.

Con la consiguiente rebajas de precio (en el mercado negro, ni hablar de las cadenas de tiendas) y aumento de tamaño debido a la miniaturización se han hecho muy populares entre los cubanos de una manera extrema, lo mismo una camarera que un vendedor en un puesto de fritas, tienen su memoria USB. Lo más interesante es que una gran mayoría de los que la tienen no poseen computadoras como en otros lares, eso no impide que las memorias USB de los cubanos estén siempre cargadas con “lo último”.

Con el muy reducido uso de internet en Cuba, los cubanos hemos buscados la manera de saltarnos barreras (algunas sin sentido) y estamos usando las memorias USB de la manera mas social posible, simplemente compartiendo. Existe un mercado de información (totalmente subterráneo) desde hace varios años donde un gran porciento de los cubanos se mantiene informado lejos de los canales oficiales.

Este mercado de información se les llama los “cargues”, un cargue es de unos 60 gigabytes a 120 gigabytes que dependiendo de la “mano” que te toque puede tener un precio por cada uno de 1 cuc o 2 cuc, estos se reciben una vez por semana. Entre familiares, amigos y compañeros de trabajo se hacen poninas colectivas mensuales para obtener siempre “el cargue”, un nuevo tipo de cooperativas. (más…)

Por Carlos Alberto Pérez

La “teorización” o encasillamiento de absolutamente todo lo que acontece en Cuba no debería sorprendernos a estas alturas, pues desde hace mucho tiempo cada fenómeno que surge en esta isla, ya sea genuino o artificialmente concebido, adquiere automáticamente en determinados sectores su nombre con su respectivo apellido.

La blogosfera cubana no tardó mucho en asumir este riesgo, hecho que responde a que la misma sea vista por muchos desde dos ángulos particularmente anquilosados, es decir; blogosfera oficialista” y blogosfera “independiente”.

Reconocer ambos términos sería como bajar la cabeza y asumir un dictado que sabemos manipulador por naturaleza, pero sin embargo; de ingenuos también sería desconocer que tales adjetivos forman parte de un discurso estratégicamente pensado por quienes no cesan en el intento de lograr una y otra vez, el desenfoque de ese lente mediático con que la comunidad internacional nos mira, el mismo por el que casi siempre apresuradamente se nos juzga.

Personalmente creo que nada debe ser desechado cuando de un análisis verdaderamente serio, crítico, y objetivo se trata. De ahí que me resulten inevitablemente repugnantes ciertos calificativos que tanto de un lado como de otro, nos pasamos la vida colgándonos como dardos venenosos en un interminable juego que “debería dejar claro” quiénes somos los buenos o malos de esta larga película. (más…)

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Publicado en La Joven Cuba

El reconocido bloguero cubano Yohandry Fontana ha publicado hoy una información sobre la situación actual del cable de fibra óptica contratado hace ya más de un año con Venezuela, donde con una simple lectura el más tonto de los lectores se puede percatar de que la pelota sigue acá en nuestra cancha, y que ese hermano país está libre de responsabilidades en cuanto a Internet libre para todos los cubanos se trata.

Según refiere una información de la AVN, en el día de ayer el ministro del Poder Popular para la Ciencia, Tecnología e Innovación de Venezuela, Jorge Arreaza, “reiteró que el cable submarino de fibra óptica que enlaza a Venezuela con la República de Cuba está operativo”, lo que nos hace indignarnos aún más ya que supuestamente desde julio del pasado año ya deberíamos haber comenzado a explotar este servicio.

Lo peor de todo es la falta de transparencia de las autoridades cubanas, pues en la calle se escuchan rumores de todos tipos, que si corrupción institucional, que si mala inversión, que si desvío de millones a cuentas fantasmas, o destituciones en los más altos niveles, pero lo cierto es que los cubanos seguimos desinformados sobre lo que realmente está sucediendo, y tanto silencio preocupa, pues a su vez hace cómplice a las autoridades pertinentes de lo mal hecho.

Es preciso aclarar que muchos cubanos que hoy tenemos un limitado acceso a las redes, no cejaremos en el intento de exigir a quien corresponda la debida trasparencia que se debe tener en estos casos, pues TAMBIÉN SE HACE NECESARIO RECORDAR QUE ES EL DINERO DEL PUEBLO EL QUE ESTÁ EN JUEGO, Y UN PAÍS QUE TANTO SE VANAGLORIA COMO LO HACE CUBA, NO PUEDE DARSE EL LUJO DE JUGAR ASÍ CON SUS CIUDADANOS.

Seguro estoy que, de haber sucedido lo peor, una vez más sabremos entender y asumir las consecuencias, a fin de cuentas ya estamos acostumbrados a eso, pero lo que sí NECESITAMOS ES SABER QUÉ ES LO QUE REALMENTE SUCEDE por boca de las autoridades cubanas, y no por un ministro venezolano que no representa el decir y sentir de este pueblo. !VERGUENZA NOS DEBERÍA DAR!

En twitter ya se creó el hashtag www.twitter.com/#exijoinformación, una nueva tribuna para el debate y la reflexión sobre el tema.

Esperamos atentos a que Cuba reflexione sobre lo que realmente debe y tiene que reflexionar…

Carlos Alberto Pérez
“La Chiringa de Cuba”

Por Alex War, especial para “La Chiringa de Cuba”

Hace poco en este mismo blog conocí que Etecsa iba a darnos finalmente el privilegio de poder acceder a Internet por solo 6 CUC la hora. Para aquellos que no están familiarizados con la maravilla de CUC y CUP les explico de la manera más sencilla: un cubano común recibe como salario MENSUAL cerca de 10 y hasta 15 CUC si tiene mucha suerte. Y lo mejor no es eso, lo mejor es que 1 CUC sería el equivalente a un dólar y como tal son los precios en las tiendas, pero esa historia es otra.

Al punto que quiero llegar es, simplemente, que una hora de Internet me cuesta la mitad de mi salario y, si soy muy honrado e intento vivir de mi trabajo, moriré de hambre a los pocos días…¡pero tuve una hora de Internet!

Lo más gracioso es que, últimamente, cada vez son menos páginas las que se pueden abrir. Parece que en la carrera por dejar que la red de redes irrumpa en los hogares cubanos, y a la vez por evitar que veamos o escuchemos “terribles patrañas del Imperio” hay una ola de censura internáutica que, de seguro, es culpa del bloqueo.

En esta oportunidad me quiero referir a un caso especial.

Hace un tiempo descubrí una red social para cubanos, Zunzuneo. Lo hice leyendo un blog sobre redes sociales, y ésta hace que lleguen a celulares cubanos actualizaciones de diversas personas.

Yo, por ejemplo, sigo a los primeros de la lista de los que más seguido actualizan y nunca me ha llegado ningún SMS sobre disidencia ni nada parecido. Parece que a ETECSA no le conviene que exista una red social que deje enviar mensajes gratis entre celulares y, ahora, cuando intentas abrir la página, CACHÁN, aparece la portada de la revista Zunzún. Tengo que reconocer que se les fue la mano.

Lo más gracioso es que si intentas acceder mediante un proxy, la página está en perfecto estado, y hasta puedes enviar mensajes, épico, ¿no? ¿Por qué nos limitan? Hasta ahora Zunzuneo era para mí una de las fuentes de información más amigables, hasta chistes recibía. Lo mismo sabía de la liga de fútbol española, que sobre noticias científicas. Parece que era más fácil bloquearlo que dejar a la gente enterarse de cosas fuera de los medios oficiales.

Y Revolico, ¿qué me dicen? Ni he intentado abrirlo más porque siempre me redirigía a Google. Otra genialidad: en lugar del clásico cartel Acceso Denegado ¡ups! La página se redirige solita al buscador más famoso del mundo.

El problema con revolico y Zunzuneo es que el gobierno no ha sabido crear canales que cubran esas necesidades, y aunque Cubacel tiene un servicio que permite saber el horóscopo y otras boberías que en Zunzuneo eran gratuita, me cobra 0.16 CUC y me envía el SMS incompleto, para tener que solicitar el final y gastar 0.16 centavos de cuc más. Vaya, que en la gracia de 8888 Capricornio, por ejemplo, puedes gastar el equivalente a libra y media de arroz.

Y si Revolico es, por ejemplo, un antro de la perdición, creemos los canales pertinentes y dispongamos de herramientas legales que nos permitan tener los tan necesarios anuncios clasificados.

El daño se está haciendo desde dentro. Y nos duele.

Foto EFE Por Manuel Mons, especial para “La Chiringa de Cuba”

Si a un político cubano le preguntáramos ¿Por qué en pleno siglo XXI en Cuba el acceso a Internet es tan reducido?, podría apostar que la respuesta sería de la siguiente manera:

“Hasta la fecha, en Cuba la población solo puede acceder a Internet a través de organismos públicos y empresas extranjeras, ya que las limitaciones del bloqueo que nos impone el gobierno de los Estados Unidos de América desde hace 50 años, ha obligado a la nación a comunicarse por la Red solo vía satelital y a una escasa velocidad de 379 Mb/s de entrada y a 209 Mb/s de salida…”

Nada, que sería más de lo mismo, pero, ¿Qué pasaría si la pregunta fuera otra? ¿Que pasó con el cable submarino? Esa si sería una respuesta que me gustaría escuchar, pues hasta la fecha el gobierno se ha encargado de hacer un total silencio con respecto al tema. El pasado 9 de febrero se cumplió el primer aniversario de la llegada a Cuba del cable submarino Sistema Internacional de Telecomunicaciones ALBA-1, y así lo reportaron medios de prensa de todo el mundo.

CABLE DE PL- Habana, 9 oct. – El cable submarino de fibra óptica entre Cuba, Venezuela y Jamaica estará operativo en julio de 2011, aseguró el viceministro cubano de la Informática y las Comunicaciones Alberto Rodríguez.

CABLE DE AFP- LA HABANA (AFP) – Un cable de fibra óptica llegará desde Venezuela hasta Cuba para multiplicar su capacidad en Internet, pero por ahora el acceso de los cubanos a la red seguirá limitado.

CABLE DE AFP- LA HABANA — Un bloguero oficialista cubano habitualmente bien informado, afirmó este jueves que el cable submarino de fibra óptica tendido entre Cuba y Venezuela para Internet “no tiene problema” y “está en contratación”.

(más…)

stop-ley-sopa Las grandes potencias de la red como Google, Facebook, Twitter o LinkedIn amenazan con cerrar sus servicios el próximo día 23 para protestar contra la ley antipiratería que debatirá el Congreso de Estados Unidos al regreso de sus vacaciones.

El proyecto Stop Online Piracy Act (Sopa), cuya fecha límite de aprobación es el día 24 de enero, permitiría al Departamento de Justicia estadounidense investigar, perseguir y desconectar a cualquier particular o empresa que pudiese ser acusada de subir material con derechos de autor dentro y fuera del país.

Agrupadas en la plataforma Netcoalition.com, Google, Yahoo!, Facebook, Foursquare, Twitter, Wikipedia, Amazon, Mozilla, AOL, eBay, PayPal, IAC, LinkedIn, OpenDNS y Zynga se han unido para intentar paralizar la iniciativa legislativa, mientras que decenas de empresas de comunicación de menor escala han manifestado su apoyo.

Desde 1998, la ley que perseguía la piratería en Estados Unidos era la denominada Digital Millenium Copyright Act, que obligaba a retirar el material ilegal a las páginas web que hacían uso del mismo, pero no tenía competencia

(más…)