Archivos de la categoría ‘prensa’

La verdad que ni tengo ganas ahora mismo de burlarme de la Nota Informativa, para empezar porque lamentablemente hay fallecidos. Según la información, aparente redactada por alguien del Ministerio de Salud Pública, ya hay tres pacientes muertos. No importa si son más o menos, hay muertos y eso ya es grave.

Lo que no entiendo es por qué no se dice claramente que es cólera. Los lectores tenemos que inferir que Vibrión Cholerae se trata de una bacteria que provoca el cólera en seres humanos. Además, se menciona así, como quien no quiere la cosa. Da la impresión que es como para decirte “nosotros sí dijimos que era cólera, lo que tampoco lo dejamos muy claro”.

A veces me pregunto (a veces no, todos los días) qué Periodismo estudiaron quienes redactan estas Notas Informativas y quienes deciden publicarla tal cual. No sé, pero eso de Nota Informativa puede confundirse con desviaciones del tránsito por las reparaciones de la autopista en Guantánamo (vamos, que juro que el ejemplo no tiene nada que ver con que casualmente esa sea la noticia justo a la derecho de la Nota Informativa en el Granma).

Por suerte el sistema de salud cubano no tiene nada que ver con el Periodismo. Todo parece indicar que ellos sí son organizados, sí tienen un plan de acción ante determinados fenómenos y sí los dirigen personas que dan la impresión de haberse graduado de medicina. Así, ya se están tomando medidas sanitarias y no dudo de que la epidemia se controle rápido y sin muchos daños humanos. O eso espero. Mientras, nosotros seguimos tratando de desentrañar “las joyas informativas” que publican nuestro medios.

Tomado de Ladrarle a la Luna

X Encuentro Iberoamericano de Género y Comunicación

Por un periodismo más incluyente y democrático

Como expresión de la urgente necesidad de hacer un periodismo más incluyente y democrático, que promueva nuevos paradigmas de equidad, calificó Isabel Moya, directora de la Editorial de la Mujer, el X Encuentro Iberoamericano de Género y Comunicación, a celebrarse en La Habana del 23 al 25 de este mes.

Agenda Mediática y Género: las paradojas de la hegemonía, será el tema central del encuentro, que sesiona cada dos años. En esta ocasión apuesta por el debate entre periodistas, profesores e investigadores sobre el poder hegemónico patriarcal dominante y las problemáticas que los medios enfrentan al dialogar sobre estos asuntos desde una perspectiva de género.

Siga leyendo en Granma Digital

Nota-1: Le deseo éxitos a los participantes de este Encuentro. Ojalá se cumpla todo lo que en esta nota se evoca.

Nota-2: Todavía no me queda claro que significa para Granma “un periodismo más incluyente y democrático”, pues en este periódico desde hace décadas no se ve ni lo uno ni lo otro, pero bueno, si ellos lo dicen…

Nota-3 Un consejo sano a los participantes de este Encuentro. Revisen bien la Declaración Final y no firmen cualquier cosa que les lea cualquiera, pues últimamente ese tema está siendo bien delicado y no queremos ningún fallo cuando de “un periodismo más incluyente y democrático”, se trate.

clip_image002 Por Marcos Jesús Concepción Albala*

En cualquier parte del mundo cuando a una persona se le pregunta ¿que son los medios de comunicación?, te responden sin pensarlo ‘el cuarto poder’… Para bien o para mal los medios de comunicación te mantienen informado o desinformado, y supuestamente, a todos los niveles influyen…

En Cuba, conociendo incluso el nivel intelectual y político de nuestra población, existe un sector que carece de cierta información local, es decir, no es producto de la inexistencia de la prensa, todo lo contrario, pero demostrado esta o que no les interesa, o quizás consideren que carezcan de ciertas motivaciones que los haga inclinarse a la información… Sé que el tema a tratar es bien escabroso, es como me dice un buen amigo y compatriota, ‘te estas metiendo en camisa de 11 varas’…

¡Ah!… Pues no, tengo posiblemente el mejor ‘sastre’ para mi ‘camisa de 11 varas’ sobre el tema que trataré aquí, porque aprovecharé algunas interesantes notas de la exhortación a la prensa que hizo en su discurso el General de Ejercito Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, en la clausura de la Primera Conferencia Nacional del Partido, en el Palacio de Convenciones, el 29 de enero de 2012, “Año 54 de la Revolución”, para explicar a través mi punto de vista, y comparándola, incluso, con una siniestra época que me toco vivir cuando niño…

Por favor, antes de continuar con mi Crónica, invito a leer las siguientes notas sobre mi referencia… (más…)

cari Por Alexei Padilla, especial para “La Chiringa de Cuba”

Hace unos días en la guagua que tomo cada tarde para regresar a casa, un joven le pregunto a otro si quería un diario Granma para leerlo por el camino. El muchacho, de unos 20 años, le contestó: “para qué, si en el periódico todo es maravilla mientras las cosas están cada vez más en candela.”

Cuando en junio de 1961, Fidel Castro se dirigió a los intelectuales y artistas cubanos, la frase “Dentro de la Revolución todo. Contra la Revolución nada”, ha sido el leimotiv de innumerables actos de censura, injusticias y justificaciones de hechos y actuaciones del todo ilógicas y contraproducentes.

La errónea interpretación de las palabras del líder de la Revolución, unido a la importación de paradigmas procedentes de la gélida Europa del Este, entre otros factores, ha tenido un efecto devastador en la prensa cubana que se enfrenta a un “explote” de falta de credibilidad, sobre todo en los sectores más jóvenes.

Para los que estudiamos Comunicación no resulta difícil percibir en nuestros barrios, trabajos y lugares de socialización, el pobre impacto que la prensa cubana tiene en la juventud. Yo por ejemplo, fui un fiel lector de magazines como Zunzún, Pionero y una que otra desfasada revista Sputnik o Misha.

(más…)

Prensa cubana: caldosa de bits

Publicado: 1 marzo, 2012 en Cuba, prensa

maquina-de-escribir-580x426 Por Yohandry Fontana

Una convocatoria circula por los buzones de correo electrónico donde el remitente alerta: “como usted puede ser, sin permiso de nadie, un medio en la red, ayúdenos a divulgar nuestro evento”.

Se trata de un reconocimiento implícito a las grandísimas posibilidades comunicativas de las que es portadora la Red de Redes y que, lamentablemente, no todos en nuestra Isla valoramos por igual.

Mientras se reciben exhortaciones como la que encabeza estas líneas, y mientras hay quienes dedican toda su potencial profesional a elaborar y difundir mensajes en la red; existen medios de prensa cubanos digitales que prácticamente se limitan a reproducir el contenido de la edición impresa, y solo actualizan una o dos veces al día.

Puede estar aconteciendo el más grande terremoto, puede haber fallecido una destacadísima personalidad, haberse estrellado un avión… que ellos ya actualizaron, y habrá que esperar al siguiente día.

(más…)

enaulamagnaconjuliogarciaLlegué a su despacho una mañana junto a mi tutora y un sinfín de problemas pendientes de solución. En solo seis meses me graduaría, y algunas incomprensiones me habían colocado al borde del abismo con tal de impedir que realizara mi Tesis de Licenciatura. No pedimos cita previa ni hubo protocolos de por medio, solamente tocamos la puerta de su despacho y al percatarse de que algo andaba mal, echó a un lado los papeles que revisaba y con un ademán muy familiar nos hizo pasar. <Pasen y siéntense por favor. A ver, ¿cuál es el motivo de esos rostros tan preocupados?>, nos dijo sereno sin que aún hubiéramos dicho ni media palabra. Estaba convencido de que todo iba a salir bien.

Aquella actitud fue suficiente para descargar todas las presiones que hasta allí me habían llevado. “El Decano”, como cariñosamente le llamábamos al Doctor Julio García Luis los cientos de estudiantes que tuvimos el privilegio de conocerlo, o al menos de compartir 10 minutos de su preciado tiempo, escuchó atentamente cada detalle de mi exposición y la posterior defensa de mi causa por mi tutora. Minutos más tarde, convencido de que en la vida antes que nada hay que ser justos y transparentes, poniendo en la balanza hechos y argumentos, me otorgó de su puño y letra la necesitada licencia para enrumbar mi nuevo camino.

Resulta que aunque hasta ese momento nunca nos habíamos conocido personalmente, en los últimos cinco años sí habíamos colaborado mucho virtualmente, así que nadie mejor que él, en cargo y oficio, para tomar la más justa de las decisiones por dura y contradictoria que pudiera parecer. El sabía que no se estaba equivocando.

Aquel día salí más que feliz de la Facultad de Comunicación de la Universidad de la Habana. No solo porque había resuelto mi gran problema, sino porque me había llevado la enorme satisfacción de que un hombre como aquel se integrara en mi conflicto como si fuese mi propio padre. Antes de despedirnos me estrechó la mano, me pidió le saludara un viejo amigo común, y para mi sorpresa, hasta se animó a proponerme el tema y posible título de mi trabajo de Diploma.

De mucho me sirvieron aquellos consejos. Por ello, poco después cuando nos volvimos a encontrar en el Aula Magna de la Universidad de la Habana, no pude evitar acudir emocionado a su encuentro, abrazarlo, y agradecerle aquel inmenso gesto de confianza que un día depositó en un desorientado estudiante. Indiscutiblemente su acertada decisión había dado curso a mi nueva vida de profesional que recién comenzaba.

Maestro de maestros, sin lugar a dudas, hoy no solo se ha perdido físicamente a un inigualable catedrático del periodismo en Cuba, sino a un humilde caballero que confiaba por encima de todas las cosas, en el espíritu revolucionario y creador del hombre nuevo.

A sus familiares, colegas y amigos; mi humildad y más sentidas condolencias.

Carlos Alberto Pérez
"La Chiringa de Cuba"

Prensa Cubana: La identidad perdida

Publicado: 9 diciembre, 2011 en prensa

prensacubana Por: Jorge Gómez Barata
Publicación Original en Cubano1er.Plano 
– ¿Para dónde miraba la prensa cubana cuando la mitad de las tierras estaban ociosas mientras se importaba el 80 por ciento de los alimentos? Preguntó un circunstante.
– ¡Para donde mismo miraban el resto de las instituciones políticas, estatales y sociales y sus líderes respectivos! Le respondieron.
El hecho de que después de 50 años de práctica revolucionaria el Partido, el movimiento sindical, los parlamentos y todos los mecanismos que integran el sistema político cubano fallaran al no poder impedir que tales cosas ocurrieran es uno de los dilemas que el presidente Raúl Castro confronta para impulsar las reformas mediante las cuales se trata de perfeccionar el socialismo cubano.
Entre los problemas a resolver está el de cómo lograr que el Partido sea una vanguardia política y no otro aparato de dirección; parte a la vez contraparte del mecanismo de toma de decisiones y ente capaz de ejercer la dirección del Estado y la sociedad sin suplantarlos.
En fecha tan temprana como marzo de 1962, cuando en las Organizaciones Revolucionarias Integradas, embrión del Partido que surgía se introdujeron deformaciones sectarias, prácticas antidemocráticas y métodos de "ordeno y mando" que lo alejaban de sus funciones como vanguardia política; sin la menor vacilación, Fidel Castro compareció ante la prensa para denunciar aquella situación que representaba un obstáculo y un peligro para el avance de la Revolución. Fue la por primera vez que escuché a Fidel citar a Lenin cuando recordó que: "La seriedad de un partido revolucionario se mide por la actitud ante sus propios errores".

(más…)

Sobre la prensa en Cuba

Publicado: 26 octubre, 2011 en prensa

la-prensa-cubana Por: Guillermo Rodríguez Rivera,  en el blog: Segunda cita

Los amigos de Espacio laical(*) me han distinguido llamándome, otra vez, para tomar parte en un dossier de esos que pueden contribuir a aclarar algunas cosas que hace mucha falta aclarar. Quieren mi opinión para que se incluya en lo que, sin duda, será un debate sobre la prensa en general y, específicamente, sobre la prensa en Cuba.

Quisiera empezar por decir que alguna vez, allá en mi ya lejana adolescencia, acaricié el propósito de ser periodista. Nunca llegué a matricular en la Escuela de Periodismo que existía en Santiago de Cuba, la ciudad donde nací y crecí. Y cuando, casi al triunfo de la Revolución mi familia decidió mudarse a La Habana –donde ya vivían mis hermanos médicos– , tampoco quise estudiarlo porque, leyendo las crónicas del mayor de los periodistas que ha dado Cuba, José Martí, y que nunca había estudiado periodismo, comprendí que el periodismo no era un saber sino una habilidad, un oficio que hay que desarrollar desde una formación humanística. Hacer una crónica o un reportaje (más aún un artículo de opinión) se aprende a hacer leyendo a los maestros y, ante todo, escribiendo. Claro, si uno tiene la capacidad para hacerlo.

(más…)