Posts etiquetados ‘Aguas de la Habana’

La empresa “Aguas de La Habana” continúa desplegando estrategias y aplicando medidas para ahorrar las pocas reservas de agua existente en los embalses de la capital. Recientemete “La Chiringa” difundió un documento donde se relacionaban las afectaciones en una serie de municipos de la ciudad. Aquí la segunda parte de los municipios afectados.

Para descargar el documento PDF con la medidas pinche sobre la imagen.

La Chiringa de Cuba

Ver relacionados: Informan sobre nuevas medidas por sequía en La Habana

 

Informan sobre nuevas medidas por sequía en La Habana

La Casona de Punta Brava, sede del gobierno local

Por Rosa Rodríguez Cubela, especial para “La Chiringa”

Es triste referirse nuevamente a la incapacidad de los dirigentes de “Aguas de la Habana” sobre el tema Punta Brava. Después de una situación crítica donde la sequía cobró todas las culpas, en un período relativamente tranquilo de cinco días no solo pudimos espirar agua, sino disfrutarla en abundancia incluso en las zonas más altas de Punta Brava. Un espacio de tiempo en el que sin cesar, el preciado líquido fluyó con excelente fuerza por nuestras tuberías a tiempo completo. Pero sin embargo ahora, ¿qué ha sucedido?

Llevamos varios días dirigiéndonos al Consejo Popular donde confluimos con más de tres Circunscripciones a las que tampoco les está llegando el agua a ninguna hora. Sin embargo, el ingeniero David, responsable de medir el comportamiento del agua en nuestra zona se empecina en informar a sus superiores a golpe de mentiras que ésta si está llegando a todos. ¿A qué hora revisará David que nadie lo ve? Soy testigo además, de que hoy mismo a las 8:00am se le dijo en plena calle 249 que el agua no había llegado en varias madrugadas, un hecho del que la vicepresidenta del Consejo Popular No-4 está al tanto, porque precisamente ella sí recorre el pueblo y conversa con sus electores, aunque el ingeniero David insista en que la verdad absoluta sobre el tema la tiene él. (más…)

La empresa “Aguas de La Habana” ha comenzado a circular hoy un documento donde se anuncian nuevas medidas debido a  la difícil situación de la sequía en La Habana. “La Chiringa” tuvo acceso a esta información y hoy la pone a disposición de todos los capitalinos.

Puede descargar el documento completo pinchando sobre la imagen.

Dándole la bienvenida en este 2011 a nuestros lectores y seguidores, y esperando que las celebraciones de fin de año hayan sido del disfrute y agrado de todos, “La Chiringa” comienza este 2011 haciendo una breve crónica del fin de año en Punta Brava, ese pequeño terruño que a muchos cautiva y motiva en el deseo de lograr un espacio más justo, alegre y equitativo en estos nuevos tiempos.

“La Chiringa”

Crónicas de fin de año

Fiesta de Disfraces en Punta Brava, 30 de diciembre de 2010

Por Rosa Rodríguez Cubela (Especial para “La Chiringa”)

Las tradiciones son hechos que ocurren en un punto de la historia del hombre y por su constancia, se van haciendo imprescindibles en la vida y comunidad de un pueblo o nación. Enumerarlas sería no acabar nunca. Incluso a veces en un solo lugarcito existen y subsisten contra viento y marea muchísimas tradiciones que por ser parte de la costumbre, las disfrutamos sin darnos cuenta y contribuimos a preservarlas.

Un ejemplo: En Punta Brava existen dos colas para el pan, una de mujeres y una de hombres, y aunque muchas veces una está vacía, a nadie se le ocurre violar ese espacio, se respeta. (Ojo: De esto no puede enterarse Pánfilo). En una ocasión alguien quiso

hacer una sola cola para dejar lugar a la venta liberada y no funcionó, cosa que no aplaudí, porque las tradiciones hay que defenderlas. También recuerdo que Punta Brava tenía un concurso a la camisa más rara, un premio de literatura provincial conocido como “La pluma de la Punta Brava”, “La décima mural”, y otras que han desaparecido inexplicablemente o porque simplemente le echamos la culpa al Período Especial o a un bloqueo norteamericano, que nada tiene que ver con la imaginación de los cubanos. (más…)

¿Agua a la vista?

Anoche, casi aterrorizado tras escuchar a mi madre hablar sobre algunos comentarios que “escuchó accidentalmente” en la Casona de Punta Brava (léase Sede del Gobierno local), salí corriendo hacia casa de Rosa, una amiga escritora y poeta (con premios internacionales y todo…) que sigue muy de cerca, (porque lo sufre hasta la médula) el fenómeno de la desmedida  falta de agua en nuestra Punta Brava querida.

Según la alerta de mi madre, lo que se pretende es realizar un censo en todas las calles de Punta Brava para tener un cálculo aproximado de la cantidad de pipas  que próximamente se deberán enviar a la población, una solución que ni remotamente se acerca con objetividad a terminar con este conflicto local, pero la que todo parece indicar será la nueva onda del año 2011 para nuestro querido Consejo Popular liseño.

Por su parte Rosa, quien sin proponérselo ya recita de memoria estadísticas y planes sobre las estrategias locales de la entidad responsable (“Aguas de La Habana”), así como los “conceptos hídricos” (por decirlo de alguna manera, porque en realidad ni me suena), tras los cuales estos compañeros se parapetan en explicaciones que solo ellos entienden, accedió amablemente a mi petición de realizar el siguiente trabajo (su segundo para La Chiringa sobre este tema), que pone sobre la mesa algunos de los escenarios y fenómenos que se viven día tras día y madrugada tras madrugada tras la incesante  “búsqueda y captura” del tan preciado insípido y trasnparente oro de estos tiempos.

Sin demorar ni un segundo más la lectura de tan aterrizado análisis sobre la situación, alerto que próximamente volveremos con mucho más sobre el tema.

Carlos Alberto Pérez Benítez, desde Punta Brava City

Por fin, ¿dónde está la fuente…?

Por Rosa Rodríguez Cubela, especial para “La Chiringa”

Parece ser que lo que pende sobre  nosotros, no es la espada de Damocles, y sí un tema  al que ya hemos recurrido: El agua.

Punta Brava, consejo Popular No 4, ha tenido el atrevimiento de cogerse para él solo la sequía de Ciudad de la Habana, compartida con Santiago de las Vegas, para no ser absolutos. En otro escrito habíamos comentado cómo una parte del pueblo recibía agua mientras otra no. Pero esto ha ido creciendo y por extensión ya nos encontramos ante una sábana abierta, un abanico, un panorama (que no es el Hotel de Playa),  una estepa desértica donde el agua, que antes nos quitaba el sueño para recogerla en el inapropiado horario de madrugada, pasó a ser el sueño irrealizable de la mayoría puntabravense.

El tema  del agua sigue siendo candente, aunque la palabra no sea la más acogedora, ni la que más  nos regale los oídos, candente es el adjetivo preciso. Habíamos hablado ya en esta “Chiringa” sobre las Pipas de agua, cosa que para este lugarcito donde casi nunca ha faltado ese preciado tesoro, se nos hace casi imposible estar preparados para tales eventos de sequía. (más…)

Una escena que se repite a diario en muchos barrios de la capital

Por Rosa Rodríguez Cubela, especial para “La Chiringa”

Afrontamos un período de sequía relativamente largo, en Ciudad de La Habana no llueve mucho y no llovió en el período húmedo como lo llaman los ingenieros hidráulicos. Esta etapa   pasó sin penas ni glorias y los torrenciales aguaceros que cayeron fueron insuficientes. En la fuente  de abastecimiento de agua de Ariguanabo han colapsado pozos, que solo extraían aire, se está bombeando 200 mil litros menos por segundo y… ¿qué hacemos? ¡Prepararnos para la sequía!

El agua como el  aire, son imprescindibles, si queremos seguir en pie sobre  el planeta azul y digo más, sobre cualquier planeta. Quienes buscan vida fuera del globo Terráqueo,  plantean siempre la búsqueda del agua como elemento fundamental, del agua venimos, y si por lo menos no volvemos a ella, no concebimos nunca nada sin su presencia.

Frecuentemente en la tv , te alertan sobre el ahorro del preciado líquido. No solo gota a gota es que ahorramos, si se acabaran lo salideros, que inundan las calles, por donde se  va más de esos 200 mil litros por segundo, también pudiéramos estar mejor. (más…)