Posts etiquetados ‘foros de discusión’

Foto: Tomada de Facebook El pasado 26 de enero, en la publicación del artículo ¿Llegó la solución para el Marabú en Cuba?, un comentarista que se hace llamar Robert intentó confrontar públicamente sobre la base de infundadas acusaciones, retos y ofensas personales al editor de este blog. Evidentemente la intolerancia de aquellos que no soportan opiniones diferentes a las suyas, rayan en ridículas y rabiosas posiciones que multiplican por cero cualquier argumento que pueda tener algún criterio propio.

Sin caracterizarme este tipo de Post de respuesta a los foristas de este blog, excepcionalmente me detuve este fin de semana a analizar y responderle al señor Robert sus inquisidores cuestionamientos.

La verdad, que nunca suele ser absoluta, quedará en la perenne sospecha del beneficio de la duda.

Carlos Alberto Pérez
"La Chiringa de Cuba"

Al señor Robert

Señor Robert:

Primero que nada agradecerle por sus comentarios y puntos de vista, muy personales, pero bien valientes y necesarios para un blog como este. No sabe lo tanto que este tipo de criterios me hacen falta, nos hacen falta a todos los cubanos.

En segundo lugar me gustaría dejarle claro ciertas cosas antes de iniciar el debate. El que haya accedido a responderle públicamente este comentario responde a tres razones fundamentales: la primera es que nunca me ha caracterizado darle la espalda al debate, mucho menos cuando creo que este puede ser fructífero, la segunda es que sencillamente, nada tengo que ocultar, y la tercera, que será esta la primera y única vez que me detendré a dejarle claro algunas cosas que usted se ha encargado de situar, a conveniencia propia, en un ciertos lugares donde realmente no van, ya que se ha tomado el trabajo de juzgar y tomar parte en este asunto cuando en realidad no conoce de lo que habla, un hecho que desplaza sus intolerantes y rabiosos argumentos a largos kilómetros de donde reside eso que podríamos llamar verdad, aunque particularmente yo preferiría adscribirme al termino objetividad, que me parece más sano para ambos y sobre todo, mucho menos arrogante.

Le comento esto porque no creo muy acertado que digamos, acudir por decisión propia a un espacio con la intención de ofender, agredir, tratar de descolocar, o intentar manipular al contrario de la manera que por lo visto, UD regularmente acostumbra a hacer. Pero como la democracia participativa está hecha para que todos de una forma u otra tengan voz y voto, créame que acojo con regocijo su jerga insultante y algunos de sus argumentos que seguramente y para sorpresa suya, suscribo con puntos y letras de inicio a fin. Ahh pero eso sí, deberá usted aprender que los insultos nunca ganarán a los argumentos, y que la intolerancia a la opinión del contrario, si bien es el

(más…)