Posts etiquetados ‘la Utopía’

vicenteenlautopia La magia estaba convocada. A la par de las puertas —a las 5 en punto—, se abrió la caja de Pandora de   videos y el pandemonio de fantasmas poéticos comenzó a desatar la Utopía interactuando con el público que entraba. Llegó, como primera, nada menos que Belkis Vega, gran cineasta y mi profe del ISA —al verla, automáticamente me asaltaron las imágenes, (visuales y sonoras), de su obra “Del sueño a la poesía” donde Fabelo canta con el pincel mientras Silvio lo dibuja con su guitarra—; Belkis, llegó acompañada una norteamericana y otra brasilera, y en la pantalla, como homenaje a esas amigas, surgieron Ana Carolina con Seu Jorge, y luego Tom Jobim en uno de esos momentos únicos de la música universal, pues canta “La chica de Ipanema” compartiendo el piano con Gonzalito Rubalcava, mientras otros “monstruos” jazzean el tema con ellos, como Herbie Hancock, Oscar Castro-Neves, Paulo Jobim, Ron Carter, Harvey Mason, Alex Acuña y Shirley Horn y Gal Costa en las voces. Si la amiga norteamericana no estuviese aun complacida con semejante video, viajamos hasta el 28 de agosto de 1963 para ser testigos de la Marcha sobre Washington por el Trabajo y la Libertad y vimos a Martin Luther King pronunciando su eterno discurso  “I have a dream”, “Yo tengo un sueño”, terminando sus palabras, el locutor —ante la multitud enardecida— anunció: “Ahora quiero presentar a un joven cantante de New York, Bob Dylan”. Dirigió hacia

(más…)

El acertijo es sencillo, Ray cumple 40 años (28 de junio) y yo 50 (4 de julio) en el medio está nuestra Utopía este sábado 2 de julio, hemos decidido por tanto tener un encuentro a guitarra este sábado que tiene un motivo extra para un brindis especial: cumple 2 años el programa televisivo “Entre manos” en el que —sumando coincidencias— los dos participamos, él como trovador conductor, yo como guionista. Ya hablamos con el director del programa Juan Carlos Travieso y el colectivo celebrará del programa celebrará allí.

De Ray Fernández debo decir que es un trovador “arrabalero” con canciones de espíritu popular, textos fuertes, y gran energía interpretativa. Temas como “La yuca”, “Matarife”, “El gerente”, “Paciencia”, son ya conocidos en amplios sectores de la población, especialmente ente los jóvenes que acuden a su peña Yuca con mojo, en el mismo Piano Bar Tun tun los jueves. Así que los amigos ya saben, estamos de cumpleaños (pretexto para encontrarnos).

En flash back, el palo de agua que cayó el pasado sábado no impidió nuestra descarga, Raúl Marchena nos entregó con su explosividad consustancial, algunas de sus canciones antológicas, “El suicida”, el tango “Nada”, y ese himno que es ya “La casa” a las que se fue sumando, al calor de las canciones, la flauta de Irina González, multiinstrumentista Mejunjera de pura cepa, y la guitarra de Yassel Lopez . Y claro que terminando Marchena ya estaban Irina y Yassel en escena, o lo que es lo mismo el dúo Aire y Madera. Ya habían estado en La Utopía estrenándose como dúo, ahora vuelven con su trabajo mucho más depurado, con su repertorio bien amarrado logrando la admiración de los privilegiados (lamentablemente pocos entre la lluvia y puede que falta de promoción) que vivimos esa intensa descarga. Era la despedida de Aire y madera por un tiempo pues parten unos meses para la Argentina, de donde nos llegan buenas nuevas: Roly Berrio está arrasando allá. (más…)

Una canción suya es conocida en gran parte del mundo “Oxígeno”, y esto se debe a que agrupaciones de salsa —allende los mares—, han hecho su versión de esta pieza. A tal punto es famosa la canción que cuando le digo a alguien que Benito es su autor muchos me miran incrédulos y exclaman: ¿la que canta Willy Chirino? Claro que sí, la misma, y deberían ser muchísimas otras, de Benito de la Fuente y de cientos de creadores cubanos las que gozaran de popularidad universal; esto ocurría en los años 40 y 50 con naturalidad pues la música cubana era difundida en los Estados Unidos (que tiene la llave del gran mercado musical) y por ende en hispanoamérica. Luego, con la Revolución nos viraron los cañones, hicieron que América entera nos diera la espalda y se acabó la rumba, nos quedamos para ellos con aquellos peliculones de mamboleras y ese sabroso meneo (que daría envidia a la más batidoresca reguetonera actual). A la más pinta le tiro a Tongolele para arriba ¿Has visto un fragmento de película donde sale el gran Benny (Moré) con ella? Hasta ahí llegó el meneo. Pero bueno, el caso es que salvo la Nueva trova que, encabezada Silvio y Pablo, rompió el cerco que nos tiraron los grandes circuitos comerciales de la música, poco de la producción nacional se divulgó más allá de nuestras fronteras. Lo de Silvio y Pablo fue de manera clandestina, los casetes circulaban entre los jóvenes de izquierda que desafiaban las dictaduras militares en el continente, como alimento espiritual e ideológico, pues veían en ellos la voz de los herejes cubanos. Este tema merece retoque en otro momento pues suele traer subvaloraciones de la música nuestra; especialmente para los que reciben el bombardeo de música enlatada que ponen de moda los grandes circuitos, que son quienes dictan lo que nos gusta, regularmente música para ovejitas (que somos todos los mortales, aun los que logramos escaparnos en alguna medida del sacacerebros mediático. (más…)

Diseño: Guillen García Ureta

Uno de los proyectos más interesantes de la trova cubana, estrenándose en nueva versión, Aire y madera, y una de las bandas más importantes de la música argentina en los últimos tiempos, Arbolito, prometen un todo un acontecimiento cultural (si es que cada edición no lo es) en la Caverna de los trovadictos este sábado 30 de abril. Debo, de entrada, agradecer, con respecto a la agrupación argentina, al periodista Michel Hernández del periódico Granma, quien hizo las coordinaciones, a Joel Súarez y el Centro Martin Luther King, que los acoge y está amarrando sus presentaciones y al Centro Pablo de la Torriente que nos ha brindado como siempre información y apoyo, tanto para Arbolito como para Aire y Madera.
Hace unos días un amigo bromeó “Fide, si me guío por tus notas todos los que pasan por la Utopía, son unos bárbaros” y es cierto, todos los que invitamos a nuestro encuentro son auténticos creadores de la canción de autor; podrán tener más o menos capacidad de convocatoria, acorde a las peculiaridades de sus propuestas, pero todos son cantautores con una poética, o sea, canción arte, y como tal merecen todos el máximo respeto (claro que hablo para los que tienen dos dedos estéticos de frente, que son los que en su inmensa mayoría acuden al Cabaret de las ideas). Sucede que, en tiempos de tanta ideotización mediática, muchos de nuestros invitados son como topos, underground y poco conocidos. No obstante, no suelen ser mis notas cantos de cisnes, doy mis apreciaciones, incluso con cierto detallismo; siempre desde el amor y el respeto por la diversidad imprescindible en la poesía cantada (o no). Todo esto lo traigo a colación de que, por ejemplo, no he escuchado a ninguno de nuestros dos invitados de este sábado, sin embargo puedo dar fe de que serán dos hechos artísticos del más alto vuelo musical y de resonancia cultural. A ver, Aire y madera; sí, los escuché mucho, pero en el dúo compuesto por Yassel López y Lucimila Rodríguez, ahora se mantiene en la guitarra y voz segunda Yassel pero la otra integrante es Irina González. ¿Qué dije en mi nota? Tengo expectativas. Y ahora pudiera ampliar, Lucimila es una cantora joven pero de mucha energía y de condiciones extraordinarias. Irina no es una cantora de esa misma explosividad interpretativa, pero sí es muy buena trovadora (a pesar, o sin pesar, de su juventud) y una multiinstrumentista realmente espectacular que ha acompañado a muchos trovadores en conciertos y descargas. Conociéndola a ella y a Yassel —que no solo compone y toca una guitarra de “padre y señor mío” sino que tiene un complejo y peculiar concepto de la canción—, no se puede esperar un churro de este dúo. Además, (más…)

Realmente un trío de ases de la trova cubana actual en la Utopía, en un sábado de rompecabezas pues a la misma hora en el Centro Pablo de la Torriente estará nada menos que Roly Berrio, haciendo su concierto “A Guitarra limpia”. Dolorosa y feliz coincidencia, por una parte hay que perderse uno de los dos sucesos, con creadores de elevada poética, que vienen de otras provincias —por lo cual no es algo que se tiene a mano en todo momento—, pero qué bueno que en nuestra ciudad se estén dando estos dolores, que los amantes de la canción auténtica tengan opciones, incluso que se vean en el aprieto de optar por una de dos excelentes variantes para pasar un pedazo de vida con música “útil y fina” diría Martí. Creo que si en estos momentos gozamos de una amplitud y diversidad de espacios en los que la trova tiene protagonismo se lo debemos, en buena medida, al Centro Pablo, al trabajo de Víctor Casaus y María Santucho desde aquellos años noventa en que los trovadores no tenían dónde cantar y ellos abrieron este importante refugio, que sostuvo contra viento y marea la bandera trovadoresca. El concierto “Sólo salen” con el trovador Roly Berrío. (ya he escrito que, para mí, Roly es uno de los más grandes trovadores, no solo del presente). Sábado 23 de abril. 6 pm. en el centro Pablo de la Torriente.

La Caverna de los Trovadictos tendrá a otros dos trovadores de esa vanguardia trovuntivítica Alain Garrido y Leo García. Realmente hace rato esperábamos poder tenerlos con nosotros, pues no son de los que más pasean por el exterior (exterior de Santa Clara). El tercero de los invitados es Norge Batista, del que ya he hablado en notas anteriores. En los tres casos, alto lirismo, con poéticas peculiares y muy son creradores muy seguidos en sus terruños, especialmente por el público joven. Doy algunas señas de ellos:

Alain Garrido: Proyecto Nacional de la Asociación Hermanos Saíz en el año 2000.   Miembro de la UNEAC. La discografía de Alain Garrido está compuesta por los CD en vivo “De lo sublime” (2007) y el A guitarra limpia Sensible (2010). Es anfitrión desde el 2007 de la peña “En la UNEAC está la Trova” en Santa Clara, el primer sábado del mes y tiene también un espacio de descarga en el Museo de Artes Decorativas de Santa Clara el tercer lunes de cada mes. (más…)

Lo que viene: Norge Batista y de la Argentina cantores de la familia Carabajal

A pesar de las ansias por reseñar lo ocurrido el sábado retuve esta nota esperando un par de confirmaciones que ya tengo. El próximo 16 de abril tendremos en La Utopía a Norge Batista, conocido como el Caballero de la trova; doblemente especial el encuentro con Norge, por su notable obra y porque no suele venir con frecuencia en La Habana.

Si esto fuera poco, nos confirmaron también ayer, en el Centro Pablo, tras su concierto “Borrando fronteras” algunos de los miembros de la familia Carabajal. Casi una leyenda esta amplia familia de músicos emblemáticos en la Argentina como cultores y recreadores de la música folklórica especialmente de la chacarera.   Confirmados ya Demi y Homero Carabajal con Martina Ulrich, (nos queda Peteco que no tiene la certeza de poder estar en la capital ese día). Así que será un encuentro  especial para el que tenemos también una gran carta debajo de la manga, digamos que casi tallado, un as de trova. En próxima nota ampliaré. (más…)

Poster cortesía de Guillen, el Taburete

Ya está anunciado, lo vengo soltando gota a gota hace un par de notas, con cierta sutileza para evitar mucho ruido; no obstante han llovido correos y “el teléfono persiste en coleccionar…” no absurdos como la canción de Silvio, sino amigos que me piden un asiento reservado, de manera que no tengo el método, a todos les doy la contraseña: “lleguen temprano”.

A Trovarroco lo conocí hace ya unos cuantos años en Pinar del Río, Kiko Tendencia nos había invitado a un evento de la Asociación Hermanos Saíz y coincidimos en el Hotel, exactamente —¡mira tú!— en el bar, un barcito al lado del restaurante, empezamos a descargar y fuimos, amablemente expulsados del local so pena de estar molestando a los clientes; clientes que no existían, en el bar no había otra persona que no fuera el “servidor de tragos” Maikel Elizarde, Raschid, Cesar Bacaró (o sea) Trovarroco y yo, descargábamos con guitarra y tres y aquel hombre ni para atrás ni para alante, teníamos que cesar la actividad. Luego nos reencontramos en Guadalajara, en una Feria del Libro, en la que no me explico aún cómo, me pidieron conducir una peña allí en el recinto ferial. Allí los Trovarroco se desataron de una manera que todos quedamos boquiabiertos, sintetizando se robaron el show de una manera espectacular; realmente estamos hablando de unos instrumentistas extraclase, además con un gusto exquisito para citar, para elegir el repertorio, para ese acto de creación incesante en el que el jazz, la trova tradicional, la llamada música clásica se fusionan con un virtuosismo ejecutivo que fluye dentro de la mayor naturalidad, sin alardes. Ah, y aquellos encuentros que comento fueron mucho antes de toda la labor que han hecho con Silvio Rodríguez, y ya se sabe lo que implica trabajar con el Ayatola Rodríguez, por la autenticidad y el rigor con que hace un disco, un concierto, cualquier obra.

En la Utopía no se presentarán exactamente como Trovarroco, sino como Maikel y su Cuarteto. Aunque figuran en el piquete Maikel y Bacaró no está Rachid y el formato es más amplio incluye cantante y coros*. (más…)

La Utopía, el cabaret de las ideas. (Cartel Guillen García Ureta, El Taburete)

Todo parece indicar que al fin tendremos con nosotros a Arielito; un anterior encuentro no se pudo dar —digo ahora que para bien, pues lo disfrutaremos a tiempo suelto.

Ariel Barreiro, relojero de Cienfuegos. Como emanando del oficio, escudriña con su mirada cada pieza de una mujer, de su entorno, del universo; retoca y ajusta con espíritu dador cada mínimo hallazgo, los anima con la voz, que no necesita más que sencillez, y entonces —estremecido-estremeciendo— surge el ángel que sobrevuela por entre los acordes de su guitarra. Cuando nos damos cuenta, miramos el otrora desecho reloj de nuestras almas y está en punto, ya es la hora exacta de poetizar.

Quien guste de artificios o música con aspavientos no es este su día —ni creo que tenga muchas oportunidades en la Caverna de los trovadictos—, más bien lo que quiero expresar es el reverso: quien guste del arte de trovar en su expresión más auténtica no debe perderse esta oportunidad pues Ariel lleva la canción hasta su médula expresiva y no es de los que frecuenta la capital. (más…)

El trovador Diego Gutiérrez nos elevó a la "Luna de Valencia"

El tresero Jorge Iván, me dijo hace unos días que en nuestra Caverna de los trovadictos  se toca muy rico, porque hay una atmósfera rara, sabrosa, un no sé qué —de ahí que él no se pierda una. Ciertamente, pasa “algo” que tiene que ver —supongo—, con que la propuesta cultural incide en la actitud del público y crea esa interacción tan especial.
Los semióticos lo abordarían en términos de relación emisor-receptor, con sus significados y significantes, en vínculo con el referente formándose un triángulo que…Bueno, lo que creo realmente es que la primera tanda de videos, por la que pasan grandes de la canción de autor universal, va cargando el ambiente. Quien está allí se va
impregnando inevitablemente de esa espesura poética;   no se puede uno desprender de la energía que emana una hora con…digamos Chico Buarque, Mercedes Sosa, Silvio Rodríguez, Los Trivalistas, Jonh Lennon, Gerardo
Alfonso, Lila Downs, Kelvis Ochoa, Malpaís, Janis Joplin, CharlyGarcía, Carlos Varela, Mercedes Sosa, León Gieco, Joaquin Sabina, William Vivanco, Joan Manuel Serrat… aun cuando sea en video y no en
vivo, lo especial de esa propuesta (musicales prácticamente inéditos, gracias al mal favor que nos hacen los medios masivos entontecedores universales —y sus corresponsales voluntarios en el patio) provoca un (más…)

Adelantarnos a celebrar un San Valentín siempre anhelado fue nuestro objetivo este sábado de trova, amor, reencuentros y amistad en el cabaret “La Utopía del Diablo Tun Tún”. Allá concurrí como pionerito cumplidor a la cita de Yamila Cohen y sus invitados, los que después de varias décadas de graduados de la vocacional Lenin se reunieron a destapar memorias en el rincón de las ideas y la buena trova de esta capital.
Desde nuestra llegada al lugar la acogida fue sorprendente. El anfitrión, el más utópico de los peludos trovadores que he conocido, Fidelito, nos saludó y abrazó con inmenso fervor como si de toda la vida nos conociera. Reconozco que quizás la influencia de algunos “amigos comunes” nos hizo ser aún más familiares, pero definitivamente su jovialidad y carisma me dijo mucho más mientras avanzó la noche.
Con una tanda a pantalla gigante de verdaderas joyas del vídeo trovadoresco dio comienzo la cita en una guarida de ambientación artísticamente fabulosa. Llegando los amigos de la Lenin también hicieron su entrada algunos blogueros y tuiteros cubanos invitados al encuentro, los que a ritmo de guitarra y verbo encendido disfrutamos del talento del Fide y las nuevas generaciones de trovadores convocadas para la noche. Me refiero, entre otros, a los talentosos Raúl Marchena, miembro de la “La Trovuntivitis” del Mejunje de Santa Clara, a Yosvani Bernal quien llegó junto al profe del ISA , el tresero Jorge Iván, y al joven trovador pinareño Yordi Toledo, quien se presentaba por primera vez en un escenario tan utópico omo el Tun Tún leninista. (más…)