Posts etiquetados ‘periodismo’

La verdad que ni tengo ganas ahora mismo de burlarme de la Nota Informativa, para empezar porque lamentablemente hay fallecidos. Según la información, aparente redactada por alguien del Ministerio de Salud Pública, ya hay tres pacientes muertos. No importa si son más o menos, hay muertos y eso ya es grave.

Lo que no entiendo es por qué no se dice claramente que es cólera. Los lectores tenemos que inferir que Vibrión Cholerae se trata de una bacteria que provoca el cólera en seres humanos. Además, se menciona así, como quien no quiere la cosa. Da la impresión que es como para decirte “nosotros sí dijimos que era cólera, lo que tampoco lo dejamos muy claro”.

A veces me pregunto (a veces no, todos los días) qué Periodismo estudiaron quienes redactan estas Notas Informativas y quienes deciden publicarla tal cual. No sé, pero eso de Nota Informativa puede confundirse con desviaciones del tránsito por las reparaciones de la autopista en Guantánamo (vamos, que juro que el ejemplo no tiene nada que ver con que casualmente esa sea la noticia justo a la derecho de la Nota Informativa en el Granma).

Por suerte el sistema de salud cubano no tiene nada que ver con el Periodismo. Todo parece indicar que ellos sí son organizados, sí tienen un plan de acción ante determinados fenómenos y sí los dirigen personas que dan la impresión de haberse graduado de medicina. Así, ya se están tomando medidas sanitarias y no dudo de que la epidemia se controle rápido y sin muchos daños humanos. O eso espero. Mientras, nosotros seguimos tratando de desentrañar “las joyas informativas” que publican nuestro medios.

Tomado de Ladrarle a la Luna

X Encuentro Iberoamericano de Género y Comunicación

Por un periodismo más incluyente y democrático

Como expresión de la urgente necesidad de hacer un periodismo más incluyente y democrático, que promueva nuevos paradigmas de equidad, calificó Isabel Moya, directora de la Editorial de la Mujer, el X Encuentro Iberoamericano de Género y Comunicación, a celebrarse en La Habana del 23 al 25 de este mes.

Agenda Mediática y Género: las paradojas de la hegemonía, será el tema central del encuentro, que sesiona cada dos años. En esta ocasión apuesta por el debate entre periodistas, profesores e investigadores sobre el poder hegemónico patriarcal dominante y las problemáticas que los medios enfrentan al dialogar sobre estos asuntos desde una perspectiva de género.

Siga leyendo en Granma Digital

Nota-1: Le deseo éxitos a los participantes de este Encuentro. Ojalá se cumpla todo lo que en esta nota se evoca.

Nota-2: Todavía no me queda claro que significa para Granma “un periodismo más incluyente y democrático”, pues en este periódico desde hace décadas no se ve ni lo uno ni lo otro, pero bueno, si ellos lo dicen…

Nota-3 Un consejo sano a los participantes de este Encuentro. Revisen bien la Declaración Final y no firmen cualquier cosa que les lea cualquiera, pues últimamente ese tema está siendo bien delicado y no queremos ningún fallo cuando de “un periodismo más incluyente y democrático”, se trate.

enaulamagnaconjuliogarciaLlegué a su despacho una mañana junto a mi tutora y un sinfín de problemas pendientes de solución. En solo seis meses me graduaría, y algunas incomprensiones me habían colocado al borde del abismo con tal de impedir que realizara mi Tesis de Licenciatura. No pedimos cita previa ni hubo protocolos de por medio, solamente tocamos la puerta de su despacho y al percatarse de que algo andaba mal, echó a un lado los papeles que revisaba y con un ademán muy familiar nos hizo pasar. <Pasen y siéntense por favor. A ver, ¿cuál es el motivo de esos rostros tan preocupados?>, nos dijo sereno sin que aún hubiéramos dicho ni media palabra. Estaba convencido de que todo iba a salir bien.

Aquella actitud fue suficiente para descargar todas las presiones que hasta allí me habían llevado. “El Decano”, como cariñosamente le llamábamos al Doctor Julio García Luis los cientos de estudiantes que tuvimos el privilegio de conocerlo, o al menos de compartir 10 minutos de su preciado tiempo, escuchó atentamente cada detalle de mi exposición y la posterior defensa de mi causa por mi tutora. Minutos más tarde, convencido de que en la vida antes que nada hay que ser justos y transparentes, poniendo en la balanza hechos y argumentos, me otorgó de su puño y letra la necesitada licencia para enrumbar mi nuevo camino.

Resulta que aunque hasta ese momento nunca nos habíamos conocido personalmente, en los últimos cinco años sí habíamos colaborado mucho virtualmente, así que nadie mejor que él, en cargo y oficio, para tomar la más justa de las decisiones por dura y contradictoria que pudiera parecer. El sabía que no se estaba equivocando.

Aquel día salí más que feliz de la Facultad de Comunicación de la Universidad de la Habana. No solo porque había resuelto mi gran problema, sino porque me había llevado la enorme satisfacción de que un hombre como aquel se integrara en mi conflicto como si fuese mi propio padre. Antes de despedirnos me estrechó la mano, me pidió le saludara un viejo amigo común, y para mi sorpresa, hasta se animó a proponerme el tema y posible título de mi trabajo de Diploma.

De mucho me sirvieron aquellos consejos. Por ello, poco después cuando nos volvimos a encontrar en el Aula Magna de la Universidad de la Habana, no pude evitar acudir emocionado a su encuentro, abrazarlo, y agradecerle aquel inmenso gesto de confianza que un día depositó en un desorientado estudiante. Indiscutiblemente su acertada decisión había dado curso a mi nueva vida de profesional que recién comenzaba.

Maestro de maestros, sin lugar a dudas, hoy no solo se ha perdido físicamente a un inigualable catedrático del periodismo en Cuba, sino a un humilde caballero que confiaba por encima de todas las cosas, en el espíritu revolucionario y creador del hombre nuevo.

A sus familiares, colegas y amigos; mi humildad y más sentidas condolencias.

Carlos Alberto Pérez
"La Chiringa de Cuba"

Tengo un amigo que se me confiesa fanático número 1 de “La Chiringa de Cuba”, y yo me rio. Contradictoriamente y para mi sorpresa, también dice ser mi mayor detractor, y rio más…El argumento de sus reproches está en las pocas veces que me siento a escribir ante un teclado, pues según él, en estos nueve meses de incansable vuelo hubiese podido dar mucho más de mí, y en parte tiene razón, pero lo cierto es que aunque parezca mentira detesto escribir, máxime si detrás se esconde algún tipo de compromiso. Así me sucedió una vez y ya nunca más, pues la vida como así de irónica que suele ser, me tuvo castigado por casi 5 años colocándome, entre la amplia gama de perfiles con la que cuenta mi carrera, en la que menos cómodo siempre me he sentido, el periodismo.

Paradójicamente el 3 de noviembre de 2010 decidí lanzar a la red mi chiringa digital, y aunque no siempre tenga tiempo, ganas, o la añorada musa para redactar un post, me convencí de la importancia de tener mi propio espacio para la reflexión y opinión, así que después de algunas semanas de reflexión, no lo le di más vueltas al asunto.

A mi amigo, quien rápidamente entendió mis razones cuando le expuse mis motivos le dije más o menos así: “Solo trato de comunicar lo que creo y siento, y para ello me valgo de diversas fórmulas que no siempre tienen por qué tener mi impronta escrita, aunque sí lleven mi sello particular. De hecho, creo que lo que más vale de mi blog es eso, que no expongo ni impongo egoístamente mis teorías y puntos de vista sobre la Cuba de hoy, sino que ofrezco mi espacio a ese cubano de a pie que necesita ser escuchado exponiendo sus criterios y diversas formas de pensar, aún cuando en ocasiones discrepo con muchas de ellas”. Pero hay más, “he pasado mis últimos años haciendo un periodismo aburrido, dirigido y encasillado, y es precisamente eso lo que me ha conducido a convertirme en jefe de mí mismo, en un censurador sin censuras, y en ese comunicador que por mucho que tiene por decir, se da el gusto de elegir cuando y sobre qué objetivo dará su próxima estocada”. Y créanme, soy feliz… De igual forma soy de los que opina que existen muchas formas para comunicar, y que un blog no tiene que estar estrictamente sujeto a tediosas verborreas diarias, de ahí que utilice con tanta frecuencia la fotografía en diferentes secciones para lograr mi objetivo. (más…)