Posts etiquetados ‘stonewall’

Por Yasmín S. Portales Machado, en Negra Cubana tenía que ser

Preámbulo: Constitución de la República de Cuba

Artículo 42: La discriminación por motivo de raza, color de la piel, sexo, origen nacional, creencias religiosas y cualquier otra lesiva a la dignidad humana está proscrita y es sancionada por la ley.

Artículo 53: Se reconoce a los ciudadanos libertad de palabra y prensa conforme a los fines de la sociedad socialista.

Artículo 54: Los derechos de reunión, manifestación y asociación son ejercidos por los trabajadores manuales e intelectuales, los campesinos, las mujeres, los estudiantes y demás sectores del pueblo trabajador (…) gozan de la más amplia libertad de palabra y opinión, basadas en el derecho irrestricto a la iniciativa y a la crítica.

Comunicado

El 28 de junio de 1969, un grupo de gays, lesbianas, travestis y transexuales de diferentes grupos étnicos y orígenes se rebelaron contra una redada policial en el bar Stonewall Inn (New York) y, con el apoyo de la vecindad, pusieron en fuga a quienes pretendían castigarles por ser quienes eran, por amar a quienes amaban. Ese evento marca el inicio de Movimiento de Liberación Homosexual contemporáneo.

Cuarenta y tres años después, rendimos homenaje a ese gesto de valor. Al besarnos celebramos lo hermoso y legítimo de nuestros sentimientos de amistad, aprecio o atracción. Al besarnos, expresamos compromiso, respeto, admiración, agradecimiento, alegría, amor. Besarse es sano y simple.

En Proyecto Arcoiris creemos que es justo sentir Orgullo de ser Gays, porque todavía hoy, en Cuba, es difícil salir a la calle cada día y vivir como personas no heterosexuales. Sentimos orgullo legítimo por negarnos a mentir a nuestras familias, comunidades, colectivos de trabajo, amistades; sentimos orgullo también por aquellas personas heterosexuales que nos apoyan contra la homofobia cotidiana.

Somos parte de la nación. Queremos para Cuba libertad y autodeterminación, queremos toda la riqueza que podamos producir honestamente, y queremos la prohibición legal de todas las formas de discriminación por sexo, edad, origen étnico o geográfico, religión, orientación sexual o identidad de género.

Somos parte de la Comunidad LGBTI mundial. Junto a millones de voces exigimos el reconocimiento legal a nuestras familias y la despatologización de la transexualidad, exigimos el fin de los crímenes de odio, el acoso escolar y la discriminación laboral, exigimos el cierre de toda institución que pretenda curarnos y el castigo legal a todas las personas que desde templos, aulas, escenarios, foros políticos o laboratorios seudocientíficos inciten al odio, justifiquen la discriminación, o promuevan el castigo al ejercicio de la sexualidad libre y responsable por hombres y mujeres.

Por eso estamos aquí, ocupando el espacio público que la Revolución de 1959 conquistó para todas las personas de la nación sin distinciones, porque la Revolución será feminista, o no será, será antirracista, o no será, será abierta a las críticas de toda la ciudadanía, o no será, será antihomofóbica, o no será. Será, en fin, una lucha absoluta contra todas las discriminaciones, o no será verdaderamente socialista y las vidas de quienes murieron por implantar la dignidad plena del hombre y la mujer en esta tierra carecerán de sentido.

Es 28 de junio: nuestros besos serán homenaje a quienes murieron y mueren por el odio a lo diferente. Nuestros besos son el voto porque un día el 17 de mayo y el 28 de junio ya no signifiquen nada.

Gracias por venir.

Texto leido en la Besada por la Diversidad y la Igualdad, a las 5:10 p.m., junto a la Sala Polivalente Ramón Fonst de La Habana.

Por Yasmín S. Portales Machado, en Negra Cubana tenía que ser

Preámbulo: Constitución de la República de Cuba
Artículo 42: La discriminación por motivo de raza, color de la piel, sexo, origen nacional, creencias religiosas y cualquier otra lesiva a la dignidad humana está proscrita y es sancionada por la ley.

Artículo 53: Se reconoce a los ciudadanos libertad de palabra y prensa conforme a los fines de la sociedad socialista.

Artículo 54: Los derechos de reunión, manifestación y asociación son ejercidos por los trabajadores manuales e intelectuales, los campesinos, las mujeres, los estudiantes y demás sectores del pueblo trabajador (…) gozan de la más amplia libertad de palabra y opinión, basadas en el derecho irrestricto a la iniciativa y a la crítica.
Comunicado El 28 de junio de 1969, un grupo de gays, lesbianas, travestis y transexuales de diferentes grupos étnicos y orígenes se rebelaron contra una redada policial en el bar Stonewall Inn (New York) y, con el apoyo de la vecindad, pusieron en fuga a quienes pretendían castigarles por ser quienes eran, por amar a quienes amaban. Ese evento marca el inicio de Movimiento de Liberación Homosexual contemporáneo.
Cuarenta y tres años después, rendimos homenaje a ese gesto de valor. Al besarnos celebramos lo hermoso y legítimo de nuestros sentimientos de amistad, aprecio o atracción. Al besarnos, expresamos compromiso, respeto, admiración, agradecimiento, alegría, amor. Besarse es sano y simple.
En Proyecto Arcoiris creemos que es justo sentir Orgullo de ser Gays, porque todavía hoy, en Cuba, es difícil salir a la calle cada día y vivir como personas no heterosexuales. Sentimos orgullo legítimo por negarnos a mentir a nuestras familias, comunidades, colectivos de trabajo, amistades; sentimos orgullo también por aquellas personas heterosexuales que nos apoyan contra la homofobia cotidiana. Somos parte de la nación. Queremos para Cuba (más…)

Por: Alberto Roque Guerra
El 28 de junio de 1969 ha sido considerado mundialmente como un día histórico en la lucha por el reconocimiento de los derechos de lesbianas, gays, bisexuales y transgéneros.
El bar Stonewall Inn., ubicado en la calle Christopher del Greenwich Village de la Ciudad de Nueva York, fue el epicentro de una de una enconada protesta de jóvenes homosexuales y transgéneros contra la represión policial. Una mirada a este hecho desde nuestros días nos permite apreciar su justo significado en el largo proceso de estas luchas en el mundo, que comenzaron con acciones individuales a finales del siglo XIX y continúan vigentes en la actualidad.
El lugar de los hechos y su tradición de resistencia
Greenwich Village se caracterizó desde su fundación por ser un barrio bohemio y rebelde. En tiempos de dominación holandesa, cuando Nueva York era Nuevo Ámsterdam, los primeros habitantes de la villa se enfrentaron violentamente a las autoridades, en contra de la transformación del trazado de sus calles que permitiera el tráfico de carruajes que invadían poco a poco la ciudad.
Hacia la segunda mitad de los años 60, la calle Christopher llegó a ser un sitio tan frecuentado por personas gay que muchos creían que Gay Street, nombre de una calle ubicada en ese barrio, obedecía a este motivo. Sin embargo, el origen del nombre provenía de 1834, cuando Sydney Howard Gay lideró con éxito una protesta contra la instalación de la infraestructura para trenes elevados en la ciudad.
Stonewall era un negocio de la mafia neoyorkina. El espacio devino casa del té durante la Ley seca y la afluencia de artistas, intelectuales y hombres gays le hizo ganar notoriedad, hasta convertirse en el restaurante Bonnie´s StoneWall Inn en los años 40.
Homofobia a la American way.
En 1967 Stonewall Inn. devino bar gay, década en que se produjeron dinámicos cambios sociales y políticos en los Estados Unidos. Los sesenta significaron el renacer del movimiento de las mujeres, la revolución sexual y la expansión del movimiento por los derechos civiles y contra la guerra de Vietnam.
En ese contexto las personas gays, lesbianas y transgéneros eran víctimas de una profunda discriminación y una cruel persecución policial. Las leyes que penalizaban la homosexualidad y las prácticas de terapias reparativas por la medicina eran la norma.
David Carter (2004) en su libro “Stonewall, las protestas que encendieron la revolución gay” manifiesta que, en 1961 las leyes que penalizaban la homosexualidad en Estados Unidos eran más duras que las aplicadas en Cuba, Rusia o Alemania del Este, países usualmente criticados por el gobierno estadounidense por sus “métodos despóticos” (1) (más…)